Mediterráneamente... coca.-

jueves, 29 de septiembre de 2016






Literalmente la coca no es más que un pan plano con algo encima y horneado hasta que se dore la masa...

La coca es quizás la comida catalana y mallorquina (aunque también podría decirse que se hace en todo la cuenca mediterránea de la Península Ibérica) más universal y las hay tanto dulces como saladas. Yo, personalmente, prefiero las saladas, aunque en las fechas festivas y onomásticas de santos las más popular son las cocas dulces que se venden en cada pastelería, panadería o bares acompañadas de una infusión, un  café, o un refresco. Dentro de poco os enseñaré una dulce en la que aún estoy trabajando... a ver qué sale.

Esta receta la he elaborado con ingredientes de mi huerta: acelgas de tallos de colores, pimiento verde y rojo (de los dos o tres que pudimos rescatar de la sequía veraniega), ajos y cebollas. La masa la hice con harina blanca cosa inusual últimamente en mí, pero cuando fui a la despensa me di cuenta que no tenia ni un gramo de harina integral, por lo que la próxima vez ya la haré integral,  pues es una harina que tiene más fibra y más sabor que la blanca común.

Adoro las cocas, pero sobretodo lo que más adoro es el topping o relleno que le ponemos encima... hay mil y una posibilidades y todas son originales y sabrosas. Las podéis hacer de verduras como es la mío o incluir algún ingrediente de origen animal, pero ya sabéis que en mi dieta éstos últimos están fuera.




Esta es una coca muy sabrosa y el toque de zumo de limón que lleva por encima de las acelgas le otorga el carácter y la personalidad que un producto tan sencillo como estas hojas verdes de tallos coloreados se merecen. La idea de añadir zumo de limón la "copié" literalmente de la chef Samanta Vallejo-Nájera, pero no se lo digáis a nadie... que es un secreto, ¿eh?

En fin, si os animáis a preparar esta coca, creo que es una forma divertida y vistosa de llevar verduras a la mesa de manera saludable, aromática y crujiente... vamos pues a trabajar que se tarda un ratito en hacerla pero, sin duda, merece mucho la pena. 




Ingredientes:
Para la masa
- 100 ml de aceite de oliva virgen extra.
- 200 ml de agua caliente.
- 1 cucharadita de sal y otra de levadura Royal.
- La harina que admita la masa (unos 400 gr aproximadamente).

Para el topping
- Un manojo de acelgas con tallos de colores.
- 1/2 pimiento rojo.
- 1 pimiento verde tipo italiano.
- 1 tomate.
- 1 cebolla pequeña.
- 2 dientes de ajo..
- Un manojito de perejil fresco.
- Sal, aceite y zumo de limón recién exprimido.

Preparación:
  • Hacemos la masa mezclando en un bol el aceite, el agua caliente, la sal y la levadura Royal. A esta mezcla le añadimos harina hasta formar una masa blanda y elástica, ojo de no pasarnos con la harina para que no nos quede una masa seca, es una masa muy manejable. Tapamos la masa y la dejamos reposar mientras calentamos el horno y cortamos las verduritas.
  • Ahora lo que tenemos que hacer es lavar, escurrir y cortar todas las verduras a trozos pequeños y aliñarlas con sal, zumo de medio limón y un buen chorro de aceite de oliva. 
  • Una vez nuestro horno esté caliente a 180º C, extendemos la masa sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal, usamos para ello las manos o un rodillo, como prefiráis, yo lo hago con las manos pues me gusta que quede un poco rústica. 
  • Distribuimos el relleno o topping por encima y la llevamos al horno de 35 a 40 minutos. Hasta que la masa se vea dorada y crujiente. 















 photo firma_zps424f3bc9.png







19 comentarios:

  1. Que delicia de Coca has preparado, tiene un aspecto fabuloso y has utilizado una combinación de ingredientes perfecta! bss

    ResponderEliminar
  2. Vaya pinta tiene esta coca, ya sabes que yo las he disfrutado este verano contigo, y que por cierto las haces increíblemente ricas y parce tan fácil, viéndote cocinar disfruto como nadie, me encanta verte amasar, con esa tranquilidad y dulzura que transmiten a la masa una textura exquisita, yo no podré jamás hacerlo tan bien como tú, menos mal que eres mi hermana, y tengo la suerte de poder verte hacerlo en muchas ocasiones.
    Por cierto que esas acelgas de colores serían una locura de sabor, y un espectáculo para la vista, imagino lo bien que olería en tu cocina.
    Un millón de besitos mi "arma".

    ResponderEliminar
  3. ¡Buenos días Pilar! Llego a tu cocina atraída por el irresistible aroma de esta coca. Ya sé que a través de la pantalla aún no se puede oler, pero la veo ¡y no es difícil imaginar el olor ni el sabor que tiene!

    Lástima lo del huerto este verano ¡ha sido demasiado calor y muy poca lluvia en invierno y primavera para tener frutos! Crucemos los dedos para tener un tiempo más lluvioso en 2016-2017 y que el próximo verano disfrutemos de verduras y frutas ecológicas abundantes.

    Me guardo la receta de tu coca, y confesaré que también yo las prefiero saladas ¡de hecho siempre me tira más lo salado que lo dulce! Pero no se lo digas a nadie ;)

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Yo solo conozco las acelgas verdes, nunca las he visto de colores y son muy vistosas en cualquier preparación que las pongas. Sobre una masa casera me parece el colmo de la perfección, me imagino una coca super rica y sana a rabiar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Pilar!! No había visto antes las acelgas con tallos de colores, ¡¡qué bonitas son!! Es un placer para la vista, te lo garantizo.
    Por la zona de Valencia son también muy típicas las cocas, aunque la masa creo que es un poco más molluda, pero bueno, ya sabes, en cada casa tienen su fórmula. Y las que más se hacen aquí son las dulces, je, je, te puedes imaginar que son mis favoritas, pero he probado algunas saladas riquísimas también, no te creas que sólo vivo de dulces, ja, ja.
    Con esta coca, tan festiva, dan ganas de ponerme a preparar una fiesta, así que estás invitada, ¡¡pero tráete esta rica coca, ehhhhhhh!! (yo pondré el dulce, je, je). Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Te guardo el secreto, pero sólo si me guardas un trocito vale. Se ve espectacularmente buena!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón, la vertiente Mediterránea la come y mucho, y si se puede aprovechar la verdura del huerto mejor que mejor, adoro las noches de verano con un trozo de coca y un racimo de uva, o una merienda de otoño o invierno como entrante o piscolabis de una fiesta, sea como sea, un trozo de coca es una maravilla. Un besito

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima !!!
    Si te digo la verdad, las cocas las descubrí hace poco años gracias a los blogs de cocina. Eso si, me parecen tan deliciosas que desde entonces he recuperado el tiempo perdido y ahora me pongo las botas a base de bien.
    Una preparación muy mediterránea y que tú le has dado una vuelta con tus verduras que madre mía, qué riquísima tenía que estar.
    Para mí, el único peligro que tiene es que como no las hagas para una reunión, me la como sola y sin remordimientos jaja
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  9. Qué pinta más buena tiene esa coca! A ver si puedo probarla este fin de semana :)
    besos guapa

    ResponderEliminar
  10. Se ve deliciosa, tan cargadita de verduras, me encanta!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Tocaya, me encanta!!! No sabes lo que me gustan las cocas... y así con todas esas verduritas me parece irresistible. Ah, y las hamburguesas de quinoa te las copio, que ricas también!!! Besitos

    ResponderEliminar
  12. Yo soy fan de todo tipo de cocas, pero las saladas y sobre todo de verduras son las que más me gustan. Buenísima pinta!!
    Un besote

    ResponderEliminar
  13. Hola guapa..te acabo de conocer,Quieres que nos sigamos por GFC?.me encantaría.
    Te espero.
    Besos;))

    ResponderEliminar
  14. Uummmmmmmmmmm como me gustan las cocas ,en casa siempre triunfan y es ver las fotos de esta tuya y dar ganas de darle unas dentelladas al monitor que pintaza tiene ,te ha quedado de relujo y seguro que sabia mejor con las verduras de vuestro huerto.
    Tomo nota en cuanto empiece ha encender el horno te la copieteo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  15. De esa manera quien no se rinde a comer verduras,si tienen que estar muy sabrosas con la masa de pan, el aspecto que tiene es estupendo,la boca ya se me empieza a hacer agua.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Buenas noches preciosa, desde luego las cocas se pueden hacer de infinidad de ingredientes y esta que tu has preparado es muy original y a la par muy sana, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
  17. Hola Pilar! Tu hermana me ha dicho que hiciste un pan de pera increíble y me parece que todavía no lo has publicado... A mi también me gustan más las cocas saladas, de otro modo ya se me convierten en tartas con otro tipo de base, pero la masa básica de aceite, harina y agua siempre queda crujiente y deliciosa para estas cocas de verduras (y ademas la masa como tu dices es casi de improvisar) y solucionan cualquier cena de forma increíble, le pongas lo que le pongas. Esto del toque de limón también me ha gustado, ese puntito ácido le queda genial a las verduras para encontrar en cada mordisco, deliciosa!
    Un beso guapa, me encantan que haya más blogs de recetas sin carne!!

    ResponderEliminar
  18. Pilar querida, creo que las cocas (que en mi país podrían ser las tartas abiertas; es decir, aquellas que sólo contienen masa en la base y que, en muchas ocasiones, preparamos en formato rectangular, bien rústicas y sencillas), y en especial las saladas, son un acierto perfecto para dar buen uso de los vegetales que tenemos en casa (y si son de nuestra huerta… ¡mucho mejor!) porque ya encantan con sus colores y seducen, por completo, con sus sabores. Creo que esta coca mediterránea ha de estar muy sabrosa y que, además, es de lo más nutritiva ;)
    Un beso y gran semana para vos.

    ResponderEliminar
  19. Hola!! me encanta la coca y lo que lleva... las acelgas de colores son fantásticas, super buenas y llamativas, dan un coolor genial a los platos, quiero un trozo!!! besos y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...