Leche de avena

jueves, 15 de enero de 2015



Leche de avena

Posiblemente, hacer leche vegetal en casa es una de las cosas más sencillas que existen, cuando nos hacemos vegetarianos, veganos, o simplemente porque tenemos alguna intolerancia o alergia a la lactosa, por ejemplo. Por eso, desde que hace más de 10 años tomé la decisión de no tomar más leche de vaca, porque me sentaba fatal, tenía unas digestiones pesadísimas y me quedaba siempre un regusto en el paladar muy desagradable, me embarqué en la tarea de probar a hacer leches en casa, pues de las envasadas, la única que me gusta es la leche de soja sin azúcares, ni aromatizantes añadidos. El resto de leches, como la que os quiero mostrar hoy, las intento hacer en casa.

Esta receta llevaba mucho tiempo queriéndola publicar en el blog, pero hasta hoy no ve la luz... tanto es así que hasta las fotos las edité el año pasado...

Es cierto que no os voy a enseñar nada nuevo, pues con sólo teclear "leche de avena" en Google podéis encontrar multitud de blogs y todo tipo de páginas webs donde nos hablan de este magnífico alimento. Pero, sí me gustaría, antes de dejaros la receta, hacer un pequeño resumen de lo que dice María del Mar Gómez en su libro Todas las leches vegetales sobre esta deliciosa bebida vegetal.




Rincón de Salud 22

La avena es un cereal muy nutritivo que contiene una importante proporción de proteínas y grasas insaturadas tan necesarias y beneficiosas para la salud. Además, destaca su elevado aporte de vitamina B, indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso.Y esta vitamina sumada al efecto del alcaloide de la avena - la avenina - tiene un efecto sedante pare el sistema nervioso. De este modo, su consumo continuado aporta algo de tranquilidad a nuestro organismo.

Como la leche de arroz (que pronto os pondré la receta) es muy adecuada para personas que gastan mucha energía (ya sea por estrés o afición al deporte, por ejemplo), pues proporciona hidratos de carbono de absorción lenta. Por tanto, no olvidemos tomarla en época en las que tengamos una gran exigencia física o mental.


La avena es, por otro lado, un aconsejable tentempié, ya que sacia el hambre y no aporta muchas calorías. Esto se debe a que el almidón que contiene se transforma en mairodextrina, glucosa y maltosa. Así, el organismo dispone de azúcares de absorción lenta, que estimulan la tiroides y proporcionan sensación de saciedad.


La leche de avena es una de las bebidas vegetales más ricas en fibra. Como ya sabemos, la fibra no solo es importante para regular el tránsito intestinal, sino que juega un relevante papel en el buen funcionamiento del sistema cardiovascular. Ayuda, también, a recuperar y mejorar la flora intestinal (fundamental para el buen funcionamiento de los procesos digestivos) gracias a que contiene beta-glucano, un tipo de fibra muy beneficiosa para el organismo. Así que la leche de avena te la recomiendo si tienes retención de líquidos o sufres de estreñimiento.


Ingredientes:

- 1 1. de agua filtrada o mineral.
- 30 gr. de copos de avena biológica.
- 1 cucharada sopera de aceite de girasol (primera prensada en frío y bio).
- 1 o 2 cucharadas soperas rasas de azúcar integral de caña u otro endulzante de tu preferencia, por ejemplo: sirope de ágave, miel, dátiles... (lo de endulzarla es optativo, a mí personalmente me gusta más sin ningún tipo de añadido dulce... pero esto va a gustos).
- Una pizca de sal marina.
- Esencia de vainilla (opcional).




Preparación:


  • Poner los copos de avena en un bol e hidratar con una taza de agua hirviendo durante unos 15 minutos.
  • Echar la avena hidrata en el vaso de la batidora junto con los demás ingredientes, además del resto del agua fría o natural y moler bien durante unos 2 o 3 minutos, dependiendo de la potencia y velocidad de vuestra batidora o procesadora.
  • Colar el compuesto sobre un lienzo o gasa limpios (que solo sea para este uso... lo usaréis solo cuando hagamos leches vegetales... como hago yo).
  • Agarrar las cuatro puntas y estrujar con cuidado hasta que salga todo el líquido. El residuo que queda en la gasa lo podemos usar como sustituto del huevo en recetas dulces, por ejemplo.

Leche de avena.

Ya tenemos lista nuestra leche, os aconsejo que la guardéis en una botella de vidrio bien tapada y que no la dejéis más de 2 o 3 días... pues al ser totalmente natural no dura mucho.




Tomadla a la mañana, a la tarde o a la noche... fría o caliente, con fruta, cereales, con infusiones o con granola, como os presento a continuación. Además, os puede servir perfectamente para hacer bechamel u otras preparaciones de cocina que necesiten leche, eso sí, si no la endulzáis... 

13 comentarios:

  1. Me alegro mucho que nos enseñes a fabricarla en casa. Te voy a hacer caso y la pondré en práctica pronto, pues tengo unos copos de avena en la despensa que me piden ya que los use. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alicia. Es una leche con muchas propiedades y muy beneficiosa para nuestra salud, si tienes hijos te aconsejo que se la des habitualmente con cacao, cereales, galletas, pues le aprotará mucha energía.

      Eliminar
  2. No la probé nunca :) pero seguro que es estupenda... yo la avena con la leche y poco más. Tomo nota! Un besito!!!

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nikichan, te animo a probarla es muy versátil en la cocina y mucho más digestiva que la leche de vaca.

      Eliminar

  3. Reconozco que no soy muy de leche y tendría que animarme con las vegetales pero de momento perezosa perezosa
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel, gracias por tu comentario. Las leches vegetales preparadas en casa son fáciles, más saludables y mas económicas que las compradas en el súper. Anímate a probarlas, además son mas digestivas que la de vaca. Un saludo.

      Eliminar
  4. Nunca la he probado y parece fácil de hacer. Sí he probado la soja y me gusta, mis hijas la toman chocolateada. un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elisa, te animo a prepararle es muy fácil, económica y mucho más digerible que la de vaca. Un besito.

      Eliminar
  5. La leche, con lo que le eches, buenísima!!!

    ResponderEliminar
  6. Las leches vegetales estupendas!!
    Por quë utilizas los copos y no es grano¿
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mijú, uso los copos porque me parece mucho más rápido y practico, pues con los granos de avena enteros hay que remojarlos y después hervirlos... En fin mas trabajo... Gracias por pasar por mi blog. Estuve visitando el tuyo y me gustó mucho!

      Eliminar
    2. No te conteste, ay, mis jet lag, me pierden un montón ;-))
      En macrobiótica se dice: si pones un grano de… (avena) en agua germina, pero si pones un copo se deshace, que nutrientes puede ofrecerte ¿¿¿¿
      De aqui el grano es la vida porque es donde están las enzimas.
      A mi con esto me convencieron para utilizar en las leches vegetales granos y no copos, todo lo vivo ;-)))
      Un saludito

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...