Seitán a la vinagreta.-

jueves, 15 de septiembre de 2016





Por un momento he sentido la tentación de llamar a este plato "lengua a la vinagreta"... pues así es como lo llama mi amiga Sandra que me enseñó a prepararlo... pero después he pensado que era una osadía muy grande; pues publicar un plato de carne y de origen argentino... haciéndolo además vegano, por una española.. tiene tela, ¿a qué si?

Más de uno pensará que soy una atrevida, pero qué más da... lo importante es que estamos comiendo rico, saludable y económico; sin añadir que no hemos tenido que sacarle la lengua a nadie, ¿no es cierto?

En fin, ya sabéis que soy así: me encanta hacer platos en los que la protagonista es la carne y sustituirla por otro ingrediente, en este caso seitán de garbanzos, con proteínas de buena calidad y poca grasa... por eso, hoy os quiero mostrar mi versión de la tan aclamada y festejada "lengua a la vinagreta" argentina. 

Este es un plato que podremos poner tanto como entrante o aperitivo o, por qué no, como plato principal. Además, no requiere de mucho esfuerzo  y, al ser frío, está delicioso acompañado de mil opciones.

También podemos usar estos finos y jugosos filetitos para hacernos un bocadillo o sándwich y disfrutarlo en la oficina o de picnic.. os doy muchas opciones para que podáis elegir la que más os guste.




Quiero agradecer antes de ir con la receta a Vanesa y Sebastián, nuestros nuevos amigos argentinos que nos regalaron la vajilla que veis en las fotos... Gracias chicos, por la linda amistad que estamos construyendo juntos.




Ingredientes:
Para el seitán de garbanzos
- Harina de gluten de trigo.
- 300 gr de garbanzos cocidos.
- 300 gr de verduras cocidas con 1 taza de agua: 1 zanahoria, 1/2 pimiento rojo, 1/2 pimiento verde, 1 cebolla pequeña y un diente de ajo.
- Sal, laurel y agua para hervir el seitán.

Para la vinagreta
- 3 dientes de ajo.
- 100 ml de zumo de limón recién exprimido.
- 200 ml de aceite de girasol.
- 1 lata de pimientos morrones asados (escurridos).
- Perejil fresco picado y sal.

Preparación:
Seitán de garbanzos
  • En primer lugar tenemos que hervir las verduras que usaremos para hacer la masa del seitán. Para ello, en una ollita pequeña ponemos el pimiento, la zanahoria, la cebolla y el ajo y una taza de agua con una pizca de sal. Hervimos hasta que estén tiernas las verduras. Dejamos enfriar por completo dentro del agua de cocción.
  • A continuación, trituramos las verduras con el agua de cocción y los garbanzos cocidos, bien escurridos. Hacemos una especie de crema de verduras y garbanzos.
  • Ponemos esta crema en un bol y poco a poco le vamos añadiendo el gluten de trigo hasta formar una masa blanda y que se despegue de las paredes del bol. Lo amasamos un poco más fuera del bol, sobre la encimera y hacemso tres bolas alargadas, con forma de lengua, que pondremos a hervir en agua salada con dos hojas de laurel durante 40 minutos. 
  • Una vez hervido el saitán lo sacamos con cuidado de que no se rompa de la olla y lo dejamos enfriar por completo.
Vinagreta 
  • Mientas cuece el seitán vamos a hacer la vinagreta picamos muy finos los ajos y el perejil y, a continuación, picamos también bien finito el pimiento morrón en conserva.
  • A esta mezcla le añadimos 1 y 1/2 cucharaditas de sal y lo mezclamos con el zumo de limón y el aceite. 
Lengua a la vinagreta
  • Cortamos el seitán en lonchas muy finitas y los dejamos macerar en un recipiente hermético de un día para otro o varias horas con la vinagreta, metido en el frigorífico.
  • Una vez macerado y frío, ya lo podemos servir en nuestros aperitivos o comidas familiares. 

Si queréis ver el paso a paso de cómo preparar este exquisito plato os dejo el link del vídeo de mi amiga y chef vegana, Sandra Patrone.


Nos vemos el lunes que viene..., sí, de nuevo quiero retomar mi ritmo de dos recetas semanales...  un fuerte abrazo.

 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







30 comentarios:

  1. Me gustaría probar tu seitán, por la forma en que has explicado su elaboración apetece hacerlo y esa vinagreta le da frescura y sabor. Muy bueno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato muy veraniego y queda exquisito como entrante, además de ligero. Besos guapa!

      Eliminar
  2. Yo también me apuntaría a probarlo, como Lola.;)
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola guapísima !!!
    Una alegría ir volviendo a los blogs de las amigas y empezar con la rutina, que también es buena, para qué negarlo.
    Te confieso que mi experiencia con el seitán no es muy buena, cuando lo probé no me gustó nada pero, al ver el tuyo . . . tengo que darle una nueva oportunidad.
    Tengo de todo en casa, porque el gluten lo utilizo hace años para ajustar la fuerza de la harina que me hace falta en ese momento, así que pienso copierte la receta en pocos días. Ya te contaré porque me ha encantado de verdad. He visto el video de tu amiga Sandra y voy a cotillearle unos cuantos videos más.
    La vajilla es divina de verdad, me alegro que hayáis encontrado unos nuevos amigos, esa familia que vamos eligiendo por el camino de la vida.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría leerte de nuevo Nuria, es un placer ver que te ha gustado mi receta y quieres hacerla en tu cocina. Te la recomiendo, a nosotros nos encanta. Besos linda y seguimos viéndonos.

      Eliminar
  4. Aunque en casa no somos vegetarianos hay cosas que no comemos como la casquería y similares.

    Sinceramente esta versión de la receta tradicional argentina es más de mi gusto que la original.

    Por cierto la vajilla es preciosa

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo jamás he comido casquería y menos lengua... incluso cuando no era vegetariana. Me alegro que te guste mi versión. Besos linda.

      Eliminar
  5. Hola ya estoy de nuevo por aqui despues de unos dias de desconexion por las fiestas.
    No me ves pero llevo un rato haciendote la olaaaaaaaaa madre del amor hermoso no sabia que se pudiera hacer seitan de garbanzos y me has tentado tanto que estoy deseando hacerlo.
    Tu lengua vegana a la vnagreta se ve divnisima y seguro que estaria de rexupete de buena gana me llevaba unas lonchas para la cena uummmm.
    Por cierto no sabia que Concha era tu hermana ambas teneis pasion por la cocina ,vaya recetas mas buenas compartis las dos.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chus querida, si algún día te animas prepara este seitán es muy sabroso y riquísimo, ya verás. Gracias por venir.

      Eliminar
  6. Hola, nunca he probado el seitán, no puedo opinar, pero viendo como lo presentas apetece mucho probarlo. De momento ya empiezo a guardar recetas que la lista de pendientes es larga, pero todo llegará. me alegro de que tengas buenos amigos, eso es importante. La vajilla me ha encantado!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la hagas te va a gusta mucho, ya verás, Elisa y a tus hijas también. Besos guapa.

      Eliminar
  7. Igual consigues que le dé otra oportunidad al seitán. La verdad que lo probé hace bastante tiempo y no pude con él. Me pasó igual con el tofu, le encuentro sabor raro y la textura no me apasiona.
    Menos mal que no le pusiste de nombre "lengua" al plato porque entonces sí que salgo corriendo... jaajaajajaja
    Venga, si encuentro seitán en el súper igual hasta lo meto en el carrito ;)
    besos guapa!

    p.d.: la vajilla muy bonita!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aisha, sabes... a mi el principio de hacer vegetariana no me gustaba para nada el seitán, pues no me recordaba a la carne ni en pintura... jajajaª! Ni la textura, ni el sabor, ni el olor... en fin. No es que quisiera comerlo por pensar que me auto-engañaba y estaba comiendo "carne", no... sino que con el seitán tienes la oportunidad de preparar multitud de platos estupendo. Te confieso algo, no como seitán a todas horas o todas las semanas, en absoluto, pues tampoco es saludable saturarse de esta proteína. Lo como más bien esporádicamente y ha coincidido que tenía dos recetas con este producto preparadas de hace tiempo y las he publicado muy seguidas.

      Yo también hubiera salido corriendo si veo una lengua de vaca en el plato... si algún día te atreves a preparar este plato, creo que te va a gustar, pues la vinagreta es muy suave y refrescante y da un toque riquísimo a la materia prima principal, además el seitán hecho con garbanzos y verduras tiene una textura y un sabor muy agradable y distinto al seitán común.

      Espero haberte convencido... jajaja...!

      Eliminar
  8. Me ha llamado mucho la atención la receta que has preparado, no sólo porque tiene una pinta estupenda, sino por la combinación de ingredientes, pues nunca he probado el seitán, pero creo que me voy a llevar la receta para prepararlo y no quedarme con las ganas de probarlo ;) bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia!! Cuánto tiempo... Creo que si preparas la receta te gustará mucho, un beso linda y gracias por venir.

      Eliminar
  9. Que bueno Pilar.
    Y genial!!! los platos sin sufrimiento animal aunque el nombre se asemeje, siempre, siempre sin hacer daño ni a nosotras mismas ;-)))))) por ser saludables y sostenibles.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mijú, me alegro que te guste... yo tampoco quiero comerle la lengua de nadie... jajaja!

      Eliminar
  10. Un producto hasta ahora desconocido para mi Pilar,pero después de como lo has hecho me apetece probarlo.....
    Y la vajilla me parece sencillamente Preciosaaaa¡¡¡¡
    feliz finde y besitos amiga¡¡

    ResponderEliminar
  11. Ya sabes que aunque soy omnívora, hay cosas por las que no paso, preferiría mil veces comer tu seitán antes que meterme ni un trocito por pequeñito que sea de lengua en la boca, ja, ja, ja... ¡Que horror!, con todos mis respetos para quienes la amen.
    Una vajilla monísima a la pie seguro sabeas sacar muy buen partido.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que comerse la lengua de otro, a parte de que suena fatal... no me apetece nada, jajaja! Besos guapa.

      Eliminar
  12. Pilar, muchas veces la gente cree que, al hacernos vegetarianos, pasamos por un período de abstinencia que hace nuestras vidas casi imposibles en un derrotero que nos lleva a extrañar en cuerpo y alma la carne y, por ello, buscamos desesperadamente sustituto más o menos creíbles para engañar a nuestros paladar y cerebro, intentando un poco de paz… Jajaja :D La verdad es que nunca he extrañado la carne en ninguna de sus formas; por ello mismo, aunque preparo seitán en casa lo hago más pensando en mi familia (pese a que algunos de ellos no son vegetarianos) que en mí misma. Será por eso, y porque le escapo bastante al gluten, que todavía no he publicado en el blog mis versiones de seitán… Sin embargo, creo que esta propuesta que nos traés es bien interesante para quien está buscando un estupendo reemplazo para la carne; además, al prepararlo “a la vinagreta” le das un estilo muy similar al del plato clásico; pero, con todos los beneficios para la salud y la conciencia de quien lo consume ;)
    Un beso y que tengas una excelente semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvina, yo tampoco he intentado buscar alternativas a la carne desde que me hice vegetariana... pero sí cocino seitán, muy esporádicamente, y me parece bueno mostrar estas recetas a las personas que aún están en la transición de llegar a ser 100 % vegetarianas. En general, son recetas simples, gustosas y en cierto modo saludables, aunque soy consciente de que el gluten no es tan bueno como algunos lo pintan... pero hay tanto gluten en todo lo que consumimos a diario... que consumirlo de vez en cuando, si nos gusta este tipo de comida, tampoco está tan mal. Te animo a probar la receta para tu familia, seguro que les gusta. Besos y que pases buenísima semana.

      Eliminar
  13. Me encanta tu pagina, te sigo. Buen trabajo ;)

    ResponderEliminar
  14. Con el nombre de seitán si me he atrevido a leer la receta e incluso me atrevería a probar, pero si llegas a poner lo de lengua, directamente ni lo leo, es una cosa que siempre me ha dado mucho repelus y eso que yo me comía el hígado y cosas así cuando me las preparaba mi abuela claro. Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa lo mismo... nunca me ha gustado la casquería y ese tipo de productos de origen animal... menos mal que después he aprendido a hacer estas recetas alternativas, llenas de buenos ingredientes, muy saludables y riquísimas!!!! Besos May y gracias por venir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...