Tarta de galletas... y FELIZ 7º CUMPLEBLOG!!

jueves, 27 de febrero de 2020



¡¡Esta semana La Olla Vegetariana está de cumpleblog!! Ya van 7 años que comparto con vosotros mis recetas y hace unas semanas, mi amiga Lola, en su blog Con Sabor a Huerto, publicaba una tarta de galletas parecida a la que hoy os enseño, para celebrar el cumpleaños de su marido... y, qué queréis que os diga, fue un amor a primera vista, porque al ver sus fotos y leer su entrada, me vinieron a la memoria infinidad de recuerdos de mi infancia, y de momentos vividos comiendo esta misma tarta, o una parecida, da igual, y fue tan bonito que supe enseguida que tenía que prepararla para publicarla en el blog, aunque como comprobaréis no es el estilo de recetas que suelo publicar... con leche de vaca, con chocolate, con azúcar, con galletas industriales... pero un día es un día y fue tanto el antojo que tuve que hacerla, así que al final la adapté un poquito por aquí y un poquito por allá y quedó un postre riquísimo con el que me apeteció muchísimo celebrar mi cumpleblog y aquí está.

Para hacerla seguí un vídeo que encontré en YouTube que me gustó mucho y si lo seguís al pie de la letra, como mi receta, os aseguro que os quedará perfecta. Eso sí, lo bueno es hacerla y dejarla reposar bien tapada en el frigorífico, de un día para otro, y por último, antes de llevarla a la  mesa, decorarla con el coco o con cualquier otra cosa que se os ocurra.

Bueno... ya van 7 años amigos, 7 años compartiendo recetas, 7 años compartiendo mi estilo particular de en la cocina (pues cada uno tiene el suyo), 7 años compartiendo historias vividas en mi día a día, 7 años con penas y alegrías, 7 años con más o menos ganas... con rachas de una creatividad imparable y con rachas de menos... y 7 años en los que, lo mejor que me llevo, son todas vuestras muestras de cariño, aprecio y sinceridad compartida a través de los preciosos comentarios y mails que muchos de vosotros y vosotras me dejáis en mis distintos post. ¡Qué bueno! Esa es la parte que más me gusta y la que me impulsa y me motiva para seguir adelante.

¡Guauuu...! Ni por un momento me imaginé cuando empezaba por aquel 24 de febrero de 2013 que esta aventura iba a durar tanto... ¡Y qué dure... más, sí quiero! ¡Lo que me echen! Pues siento que La Olla... ya ha tomado su propia personalidad y me encuentro en un momento, bonito, álgido, imparable y con muchas ganas de seguir compartiendo con vosotros mi cocina... pues, vosotros me demostráis, semana a semana, tan buena acogida, que eso me motiva a seguir compartiendo un pedacito de mi vida, por este medio.

Así que sigamos adelante... pues en próximas recetas tengo muchas más cosas que contar y compartir, ¿me acompañas?



Ingredientes:
- 350 gr galletas rectangulares (dependerá del tamaño de tu molde).
- 200 gr de chocolate negro para postres.
- 100 ml de nata vegetal para montar.
- 2 sobres de preparado para flan (usé de la marca Potax).
- 1 litro de leche de soja + 100 ml para mojar las galletas.
- 3 cucharadas de azúcar.
- Escamas o coco rallado para decorar (opcional).

Preparación:
  • DISOLVER el preparado de flan en un vaso de leche a temperatura ambiente.
  • CALENTAR el resto de la leche en un cazo con las tres cucharadas de azúcar.
  • Cuando rompa a hervir RETIRAR del fuego y AÑADIR la leche con el preparado de flan. REMOVER muy bien hasta integrar por completo.
  • VOLVER a colocar a fuego bajo y REMOVER constantemente hasta que espese.
  • COLOCAR en un molde rectangular una capa de galletas, mojadas en la leche reservada (los 100 ml).
  • VERTER la mitad del flan hasta cubrir por completo las galletas.
  • COLOCAR otra capa de galletas, nuevamente remojadas en la leche.
  • VERTER la otra mitad del flan. ACABAR con una última capa de galletas remojadas.
  • REFRIGERAR como mínimo 1 hora.
  • CALENTAR la nata y cuando empiece a hervir RETIRAR del fuego. AÑADIR el chocolate y REMOVER hasta que esté fundido. 
  • VERTER por encima de la tarta e IGUALAR con una espátula de silicona. 
  • DEJAR enfriar de nuevo hasta que esté cuajado, mejor de un día para otro.
  • DECORAR con las escamas de coco antes de servir (opcional).

Es una tarta muy sencilla, económica y resultona, para nada dulce y te deja un sabor exquisito en el paladar; me ha encantado y me ha recordado, muchos cumpleaños de mi niñez, celebrados en casa de mis amigos o incluso en mi casa... ¡Aquellos maravillosos años!

Nos vemos la semana que viene, hasta entonces, sed felices.

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png



 




Churrasco de la ternerita feliz con chimichurri

jueves, 20 de febrero de 2020



No sé por qué no he preparado esta receta antes... Y ha sido por la insistencia de mi marido, al pedírmela, que me decidí a probar... a ver qué salía, y no pudimos quedar más satisfechos. 

Este churrasco es libre de grasas satiradas, de hormonas, de tóxicos y de crueldad; pues no tuvimos que sacrificar a ninguna ternerita para llevarlo a nuestra mesa, y eso nos encanta. El resultado, a la vista está y si quieres saber cómo sabe y su textura te puedo decir que merece la pena probarlo. Es muy fácil de preparar y queda muy parecido a la carne, digo parecido, no igual, para que nadie se lleve a engaños.

El seitán es un preparado alimenticio a base de gluten de trigo, y la diferencia entre un seitán y otro, básicamente, está en los demás ingredientes que le pongas para enriquecerlo, nutricional y gustativamente hablando. Al ser una fuente de proteínas incompleta, se le suele añadir algún otro ingrediente que le aporte más proteínas, como legumbres (en mi caso lentejas) frutos secos o setas, tanto secas como naturales rehogadas y trituradas. 

Evidentemente, si eres celíaco, no podrás comer esta carne vegetal, pero hoy en día, cada vez hay más opciones para reenplazarla, como el tempeh, el tofu o las hamburguesas veganas de nueva generación... de las hablaremos otro día.

Mi marido se ha enamorado de este churrasco, y no porque eche de menos el comer carne, sino porque sé que echa de menos todo el ritual, que para los argentinos, supone el preparar un asado, y compartir lindos momentos con la familia y amigos, acompañados de unos buenos mates, una buena música folklórica y bebida y comida, para que todo el mundo quede satisfecho... en fin, es que ya son ocho años sin viajar a su tierra, y eso es mucho tiempo.

Ingredientes:
Para el churrasco de la ternerita feliz
- 180 gr de gluten.
- 2 cucharadas de levadura nutricional.
- 2 cucharadas de especias para carne o barbacoa.
- 3 cucharadas de puré de tomate.
- 1 cucharada de ajo en polvo.
- 1 cucharada de cebolla en polvo.
- 1 cucharada de agar agar.
- 1 cucharada de aroma de humo (líquido o en polvo).
- 1 cucharada de salsa de soja o tamari.
- 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.
- 75 gr de lentejas cocidas.
- 30 gr de nueces (también pueden ser almendras, anacardos, cacahuetes o avellanas, por ejemplo).
- 90 gr de agua.
- 1 cucharada de aceite de coco o de oliva.
Para hervir la carne vegetal: 2 litros de agua, 1 hoja de laurel, 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya y 1 cucharada de salsa de soja o tamari.
Para asar o hacer en la barbacoa: untar los churrascos con un poco de salsa de soja oscura.

Para el chimichurri
- 1/2 taza de aceite de oliva.
- 1/4 taza de vinagre de manzana (fermentado con la madre).
- Zumo de un limón.
- Un manojito de perejil fresco picado (sin los tallos duros).
- 1 diente de ajo prensado o machacado.
- 1 cucharada de orégano seco.
- 1 cucharadita de pimentón dulce o picante.
- 1 cucharadita de ají molido (son escamas de pimienta Cayena molida).
- 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.



Preparación:
Del churrasco de la ternerita feliz
  • MEZCLAR todos los ingredientes secos con un tenedor en un bol grande.
  • BATIR las lentejas con las nueces,  el aceite de coco y el agua.
  • AÑADIR el batido a los ingredientes secos.
  • AMASAR durante unos 10 minutos.
  • DIVIDIR la masa en dos trozos.
  • APLASTAR con un rodillo dándole forma de churrasco.
  • HERVIR durante unos 40 o 45 minutos.
  • Una vez hervido, DEJAR enfriar por completo.
  • ASAR los churrascos en una sartén o mejor a la parrilla (barbacoa) untados con 1 cucharadas de salsa de soja oscura.
Nota: a la hora de comer los churrascos, a parte de la salsa chimichurri, le viene fantástico rociarlos con unas gotas de zumo de limón, en el mismo plato; este toque cítrico me vuelve loca... probadlo y ya  me contaréis.

Del chimichurri
  • MEZCLAR todos los ingredientes en un bol y guardar en un bote de cristal, bien tapado, dura bastante tiempo a temperatura natural, pero también lo puedes meter en el frigorífico.
Para acompañar
  • Unas patatas fritas y una ensalada mixta (lechuga y tomate), es lo más típico en Argentina.


Me encantaría que me dijeras en comentarios, si has probado alguna vez el seitán, si te gusta, si lo odias... o si te atreverías a probar mi churrasco de la ternerita feliz... 

Nosotros nos vemos la semana que viene, con otra recetita vegana o vegetariana... ¿qué será?

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Arroz integral salteado con puerro y setas

jueves, 13 de febrero de 2020



Tercer salteado... creo que a este paso, voy a llamar a febrero: el mes de los salteados.

Comí este plato en La Taula Bohemia,  un restaurante cercano a mi trabajo. Uno de esos pocos días que no pude llevar mi tupper a la oficina, como suelo hacer; lo bueno es que tengo un par de opciones, muy cercanas, entre ellas este pequeño y fantástico restaurante que me encanta, donde el trato y la comida son buenísimos, la verdad. Así que si no he podido preparar algún día mi comida... puedo tirar de ellas, si así lo necesito, en alguna ocasión.

Allí estaba preparado con arroz basmati, que me encanta, pero para no repetir, pues os lo preparé hace poco con unos garbanzos que estaban buenísimos, decidí hacerlo con arroz integral y el cambio fue todo un acierto. Para este salteado puedes elegir cualquier tipo de seta, yo por ejemplo he usado unas de las más comunes: champiñón y ostra. Dos variedades que se encuentran fácilmente en cualquier supermercado. Amo las setas, tanto frescas como secas y rehidratadas y, siempre que puedo, las uso en mi cocina pues son un ingrediente muy socorrido, pleno de nutrientes, bajos en calorías y con un aroma y sabor, exquisito, sea la variedad que sea, ¿o me equivoco?

Por otro lado, la elección de puerro, en vez de cebolla o ajo, como estoy más acostumbra, normalmente, me ha sorprendido gratamente y me ha encantado, a la vez, creo que se va a convertir en uno de mis ingredientes preferidos, a partir de ahora... pues solo lo usaba para preparar cremas y caldos, sin darme cuenta el sabor tan suave, original y característico que tiene; lástima que lo haya infravalorado, tanto tiempo. ¿Y a ti te gusta el puerro? ¿Lo sueles usar en tu cocina del día a día... o solo lo tomas prestado para hacer cremas o caldos? Cuéntame, que me interesa saber tu opinión.



Ingredientes:
Para el arroz
- 1 taza de arroz integral.
- 2 1/2 tazas de agua o caldo vegetal.
- 1 pastilla de caldo vegetal ecológico.
- 1/2 cucharadita de sal rosa del Himalaya.
Para el salteado
- 1 puerro entero, mejor si tiene las hojas verdes incluidas.
- 200 gr de champiñones laminados.
- 200 gr de setas ostra.
- Sal rosa del Himalaya.
- Aceite de oliva virgen extra.
- Un toque de pimienta negra recién molida.
- Unas semillas de sésamo blanco y negro para espolvorear.

Preparación:
Del arroz integral
  • REHOGAR el arroz integral en una ollita con un hilo de aceite de oliva y 1/2 cucharadita de sal, hasta que casi comience a dorarse.
  • AÑADIR con cuidado el agua y la pastilla de caldo vegetal. REMOVER y TAPAR y  LLEVAR  a ebullición.
  • HERVIR durante 15 o 20 minutos, hasta que haya absorbido toda el agua y esté tierno.
  • REPOSAR, sin destapar.
  • DESGRANAR con un tenedor, para que quede suelto y ligero.
Del salteado
  • LAVAR y CORTAR el puerro en rodajas  o medias lunas de 1 cm de grosor.
  • LIMPIAR las setas.
  • SALTEAR el puerro, hasta que se vea transparente y AÑADIR las setas.
  • SALTEAR las verduras con sal y pimienta a nuestro gusto.
  • Por último, AÑADIR el arroz y terminar de integrar todo, RECTIFICAR de sal o pimienta y SERVIR enseguida.


Una receta ideal para el día a día, tanto de primer plato, como de segundo con una ensalada fresca de acompañamiento... o ¿por qué no? de guarnición con alguna otra proteína vegetal como filetes de tofu, de seitán, de tempeh o cualquier otra cosita. Deseo que te haya gustado la idea y nos vemos la semana que viene.

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Coliflor morada salteada con ajo, cacahuetes y pasas

jueves, 6 de febrero de 2020



Simple, rápida, sencilla, rica y de temporada. Así, básicamente, quiero desde hace tiempo que sea mi cocina y mis recetas. Como una especie de "platos base" que se puedan combinar entre sí, para formar menús completos, nutritivos y saciantes, sin complicarnos la vida, sin ingredientes raros y con artículos de proximidad, de aquí de mi pueblo, de mi ciudad, de mi comarca... de mi huerto o de mi vecino (si es que tenemos el privilegio de tener huerto) a ser posible.

Este salteado es ideal para comerlo tal cual, como un primero, o como guarnición de cualquier otra preparación o, por qué no... mezclarlo con una pasta hervida o con un arroz basmati, integral, negro o rojo... hay tantos dónde elegir.

Los cacahuetes los puedes sustituir por cualquier otro fruto seco que te guste más o que tengas en casa, como por ejemplo, las almendras o las avellanas. Las pasas las puedes poner o no... depende si te gusta ese toque agridulce. Y, por último, la margarina, que por supuesto es opcional, te recomiendo que la pongas con el aceite pues le da un toque distinto al salteado de cualquier verdura, ya verás...

Por lo demás, como ves, es un plato sencillo, pero versátil y que puedes cambiar, a conveniencia, por lo que tengas en casa. Hasta se me ocurre ponerlo sobre una tosta untada con algún paté vegetal y el salteado por encima... ¡¡Mmm... qué rico!!



Ingredientes:
- 1 coliflor morada (o blanca, o brócoli, etc.).
- 100 gr de cacahuetes crudos.
- 100 gr de pasas rubias.
- 4 o 5 ajos grandes.
- 1 cucharada de margarina.
- 2 cucharada de aceite de oliva.
- 2 o 3 cucharadas de vinagre de manzana.
. 1 cucharadita de sal y un toque de pimienta negra recién molida.

Preparación:
  • CORTAR y LAVAR la coliflor en arbolitos.
  • COCER al vapor durante 15 a 20 minutos, depende de lo blanda o al dente que te guste. Yo la hice 15 minutos.
  • Mientras se cuece la coliflor, SOFREIR en una sartén grande, los ajos en láminas, los cacahuetes y las pasas con el aceite y la margarina. 
  • VERTER la coliflor y SEGUIR salteando hasta que todo esté integrado. AJUSTAR de sal y pimienta al gusto. 
  • Antes de retirar del fuego, AÑADIR el vinagre de manzana y dar unas últimas vueltas (le da un toque muy especial, ya verás, que a mí personalmente me recuerda a mi infancia).


Recuerdo que cuando era pequeña, mi madre siempre hacía un plato de "coliflores esparragadas", como ella lo llamaba para acompañar un filete de ternera asado o un huevo frito... La coliflor, la hervía (en exceso, para mi gusto) y la salteaba en la sartén con aceite, ajo, pimentón y vinagre... al hacer este salteado, me acordé de aquello y por eso le añadí el vinagre de manzana... e hizo que mis recuerdos gustativos se remontaran a tiempos pasados. ¡Ay, aquellos maravillosos años!

A pesar de su sencillez, y la de las fotos, estoy muy contenta con esta receta. Porque como muchas veces decimos: "menos es más" y aquí se ha cumplido, perfectamente. En estas últimas semanas me ha dado por hacer muchos salteados, con lo que tenía en la despensa o en el frigorífico... así que éste, junto con el de la semana pasada, no serán los únicos que verás... espero que te gusten y te animes a prepara alguno y me lo cuentes. 


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png



 




Garbanzos salteados con arroz basmati a las 5 especias

jueves, 30 de enero de 2020





Esta receta con apenas 6 ingredientes, si no contamos el aceite y la sal... te va a sacar de un apuro en más de una ocasión y, además, estarás comiendo un plato nutricionalmente completo, saciante y saludable, sin apenas grasa y con un toque especiado y crujiente a la vez (si le añades un puñadito de semillas de sésamo) que te sorprenderá.

El polvo de cinco especias es una mezcla de especias muy empleada en la cocina china. Incorpora los cinco sabores de la cocina asiática: dulce, ácido, amargo, salado y umami. Yo había oído nombrar en algunas recetas, esta mezcla de 5 especias, pero nunca la había utilizado y, justo cuando la vi en la estantería de mi colmado favorito, un botecito de cristal, muy bonito, decidí comprarlo, y me ha encantado, así que ya casi se me está acabando y tengo que ir a por más.

Encontré una receta parecida a esta en la Revista CM, pero al final yo le di mi toque personal y cambié algunas cosas, casi todas en realidad. Me ha gustado muchísimo, pues es rápida, fácil y ligera. Tres características que últimamente estarás viendo en mi cocina del día a día. ¿Y a ti, te he convencido para probarla?




Ingredientes:
Para los garbanzos
- 250 gr de garbanzos cocidos.
- 100 gr de pasas de Corinto.
- 1 cebolla blanca.
- 2 cucharaditas de mezcla de 5 especias: canela, anís estrellado, jengibre, clavo y semillas de hinojo.
- Sal rosa del Himalaya y aceite de oliva virgen extra.
- Semillas de sésamos blanco y negro (opcional).
- Cebollino (fresco o seco, opcional).
Para el arroz
- 120 gr de arroz basmati.
- Agua (el doble del volumen del arroz).
- Sal rosa del Himalaya y aceite de oliva virgen extra.

Preparación:
  • REMOJAR las pasas en agua tibia, mientras se hace el arroz.
  • COCER el arroz con un hilo de aceite de oliva, una cucharadita de sal y el doble de su volumen en agua, durante 10 minutos. 
  • REHOGAR la cebolla, cortada en juliana, en una sartén grande con un hilo de aceite y un toque de sal.
  • Cuando esté dorada la cebolla, AGREGAR los garbanzos cocidos, las pasas escurridas, las 5 especias al gusto, sal y el arroz.
  • SALTEAR varios minutos a fuego fuerte, para que se mezclen los sabores y los ingredientes.
  • SERVIR con un toque de semillas de sésamo blanco, negro y cebollino al gusto, si tienes.



Nos vemos la semana que viene con otra receta sencilla, saludable y equilibrada, ¿te la vas a perder?

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png



 




Carbonara vegetariana

jueves, 23 de enero de 2020



A veces, y todos lo sabemos, lo más sencillo es lo mejor. Prueba de esta afirmación es este plato de pasta. Hacía mucho tiempo que no publicaba una receta de salsa y, encontré una sencilla de carbonara, a más no poder (que nos encantó) y quise darle mi toque personal, por eso he querido traértela, pues es tan fácil que la tendrás lista en menos 15 minutos, no te miento.

¿Sabíais que la carbonara en sí, en Italia, no está considerada una salsa, sino un plato? Sí, ellos hablan directamente de carbonara para referirse a la pasta acompañada con yemas de huevo, queso rallado pecorino o parmesano, bacon o panceta y pimienta... mucha pimienta negra... y para nada la receta original lleva cebolla o nata, eso es un agregado, posterior, de los españoles. Así que aquí os dejo mi versión, vegetariana, que a mi me ha gustado muchísimo, pues es suave, ligera y cremosa a la vez.



Ingredientes:
- 1 cebolla blanca (yo usé la variedad de Figueras, típica de Cataluña).
- 1 zanahoria.
- 1/2 calabacín.
- 2 yemas de huevo de las gallinas felices del corral de mi padre (ecológicos).
- 200 ml de nata vegetal (usé de soja).
- Unos 80 gr de parmesano o pecorino rallado.
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Sal y abundante pimienta a tu gusto.

Unos 250 gr de pasta, la que tú quieras, la más común son los spaghetti, aunque yo usé los tagliatelle.
Un toque de perejil o cebollino fresco para espolvorear.

Preparación:
  • PONER  a  hervir la pasta en agua salada, el tiempo que indique el paquete.
  • SOFREIR la cebolla y el calabacín en juliana fina, junto con la zanahoria en medias lunas. Hasta que la cebolla esté transparente, pero no dorada.
  • AGREGAR la nata vegetal, las yemas de huevo, la sal y la pimienta al gusto. MEZCLAR fuera del fuego y SERVIR en seguida bañando la pasta, ya escurrida. En el plato, rectificar de pimienta si os gusta más. 
  • ESPOLVOREAR con cebollino o perejil frescos.
Nota: las verduras deben quedar algo al dente, al igual que la pasta, si te gusta. Recuerda que cuanto más pequeños cortes los vegetales más rápidos se harán.


Estoy enamorada de este plato, y se ha convertido en un "clásico" por su sencillez y rapidez al hacerlo, así que espero haberte convencido también a ti. Nos vemos la semana que viene, hasta entonces sed inmensamente felices.

P. D. Sabéis que ya el año pasado me marqué una meta... la de renovar algunas de mis recetas anteriores, de las más antiguas del blog, haciendo fotos nuevas y revisando los textos y, parece, que este año lo he cogido con más ganas, así que si os apetece podéis pasar a ver mis recetas de carbonada vegetariana (un plato típico de la cocina hogareña del noreste argentino, de dónde es mi marido), o bien, mis riquísimas hamburguesas de tofu y almendras, sencillísimas de hacer y que te sacan de un apuro con 4 o 5 ingredientes que siempre andan por casa. 


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png



 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...