Risotto de calabaza al pecorino romano

jueves, 16 de noviembre de 2017





Este no es el primer risotto de calabaza que os enseño en el blog, ya hice uno hace mucho tiempo... 

La diferencia de este risotto, con los tradicionales es que está hecho con queso pecorrino romano y no con parmiggiano reggiano. Son quesos muy diferentes y, ambos, exquisitos, así que lo dejo a vuestra elección. 

El Pecorino Romano es un queso de leche de oveja (la palabra pecora, de la que deriva, significa en italiano oveja) de aspecto duro, y sabor salado, empleado frecuentemente para salsas y gratinar. Yo lo tenía hace mucho tiempo en la nevera y no me decidía a abrirlo, hasta que cuando lo hice, se me ocurrió, rápidamente hacer un risotto, que en arroces es de los que más nos gusta... además, siendo otoño, y teniendo calabazas... qué más podía pedir... había que usarlas sí o sí, para incluir esta sencilla y gustosa receta en el blog.



Últimamente, veis que mis entradas son cortas y que nos os cuento demasiadas cosas cosas como antes... pero es que mi visión cada día está peor... la catarata ha avanzado muchísimo y ya es más grande que la del Niágara...

El miércoles pasado estuve en revisión y ya, por fin..., me pusieron en lista de espera urgente para operarme... pues estaban tardando mucho en llamarme, así que en menos de un mes, en cuanto me avisen, tendré que pasar por quirófano... a ver si me llaman antes de Navidad... Os mantendré informados y gracias a todos los que os habéis preocupado por mi salud visual y me preguntáis siempre que venís a verme al blog. Sois increíbles y me dais una fuerza tremenda para seguir con este proyecto que tanto amo. 

Ahora vamos a cocinar que se nos pasa el arroz... 

Ingredientes:
- 250 gr de arroz Carnaroli.
- 300 gr de calabaza en cubos.
- 1 cebolla de Figueras.
- 2 dientes de ajo.
- 1/2 vasito de vino blanco para cocinar.
- 1 litro de caldo de verduras casero.
- 1 cucharada de margarina vegetal de soja.
- 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Sal y pimienta negra recién molida.
- 100 gr de queso pecorino romano recién rallado.

Preparación: 
  • En una cacerola ponemos el aceite, la margarina de soja y los dientes de ajo sin pelar y con un gajo al medio y freímos unos minutos para dar sabor al aceite. A continuación, quitamos el ajo, echamos la cebolla, bien picadita y dejamos hasta que esté transparente. Moviendo de vez en cuando.
  • Después ponemos el arroz y movemos para que se mezcle con la cebolla; ahora echamos el vino y dejamos que se evapore todo el alcohol, unos minutos removiendo. 
  • Es el momento de añadir la calabaza cortada en cuadraditos pequeños e ir añadiendo, a cucharones, el caldo de verduras que tendremos hirviendo en otra olla, a parte. 
  • Tardaremos en hacer el risotto unso 20 o 23 minutos, añadiendo, todo el tiempo y poco a poco el caldo y sin dejar de remover, para que el arroz quede bien meloso. 
  • Por último, cuando el arroz esté en su punto, apartamos, probamos de sal, agregamos un poco de pimienta y ponemos nuestro pecorino rallado. Ojo de no pasarnos con la sal, pues éste es un queso bastante saladito... Remover para integrar el queso, tapar y dejar reposar 5 minutos el risotro, mientras ponemos la mesa... y ya estará listo para servir. 



Nos vemos la semana que viene con algo muy, muy dulce... hasta entonces sed felices y disfrutad de los buenos momentos que os toque vivir.


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Baba ghanoush

jueves, 9 de noviembre de 2017


En esas largas y calurosas noches de verano, que paso en compañía de mi familia, cenamos cada día en el jardín, al fresco de las plantas y el césped recién regados y, sinceramente, nos apetece, poco o nada ponernos a elaborar grandes recetas y que sean muy elaboradas. Es por eso, que uno de esos días, preparamos, mi hermana Concha y yo, este paté de berenjenas, típico de la cocina de Medio Oriente, que teníamos muchas ganas de probar y lo usamos para rellenar unas hojas de lechuga y untar unas rebanas de pan, con queso, y una fresca y aromática ensalada de tomates...

Uy, cómo suspiro porque lleguen de nuevo esos días... pero aún queda un otoño, un invierno y una primavera por pasar... A ver qué sorpresas y recetas nuevas nos traen. Mientas tanto, os enseño esta delicia que podréis disfrutar en cualquier ocasión.



Ingredientes:
- 2 berenjenas.
- 2 dientes de ajo.
- 1 cucharada sopera de tahini.
- Zumo de limón.
- Sal.
- Pimentón dulce, aceite de oliva, yerba buena  y perejil fresco, para decorar.

Preparación:
  • Lavamos las berenjenas, enteras, y las horneamos a 200º C durante unos 45- 50 minutos hasta que estén blandas. Las sacamos, las dejamos templar y les quitamos la piel. 
  • Mientras se enfrían nuestras berenjenas, en un mortero, majamos los ajos con un pellizco de sal. A continuación, troceamos la pulpa de berenjena en un bol grande, junto con los ajos majados, el tahini o pasta de sésamos, un toque sal, pimienta (si os gusta) y un corrito de aceite. 
  • Los trituramos con la maja de madera, no recomiendo pasar por la túrmix, por favor, pues le quietaría toda la gracia a este plato tradicional sirio.
  • Para servir, decorar con perejil fresco, yerba buena, más aceite y un toque de pimentón dulce. 


Como vesis es muy fácil y seguro que lo habéis hecho o probado alguna vez, si no es así, probadlo y no olvidéis contarme qué os ha parecido. Hasta entonces, os deseo lo mejor y nos vemos muy pronto... 

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png








Hamburguesas a la italiana

jueves, 2 de noviembre de 2017




A la hora de comer, un vegetariano, a veces tiene que echar mano de su imaginación, para poder prepararse un plato, nutritivo, sabroso y usando los ingredientes que tenemos en la despensa... Eso es lo que me pasa, y estoy segura que también os pasa, en el 99,9 % de los casos... Ves que se acerca la hora de comer y no tienes nada pensada... es hora, entonces de abrir el frigorífico y la despensa (y en este caso el congelador...) para poder tener algo rico, saludable y fácil a la hora del almuerzo.

Tenía unas hamburguesas congeladas, de soja texturizada, cuya receta repito muchísimo, pues están riquísimas y nos gustan mucho y para acompañarlas, se me ocurrió hacer unos spaghetti vegetales de calabacín y zanahoria que aderecé con un rico pesto de nueces que preparé en un momento...



Ingredientes:
Para las hamburguesas
- 1 tazas de soja texturizada fina.
- 1 taza de pan rallado.
- 1 taza de harina de gluten.
- 2 tazas de agua para hidratar la soja.
- Condimentos: 1 cubo de caldo  de verduras (yo siempre uso ecológico de la marca Grano Vita), 1 cucharada de albahaca seca, 1 cucharada de condimentos estilo italiano, 1 cucharadita de sal y 1/2 vasito de aceite de oliva.
- 1/2 taza de tomates secos al sol en aceite. 

Para el pesto
- Un puñado de nueces.
- Un puñado de hojas frescas de perejil y de albahaca.
- 1 diente de ajo.
- Pizca de sal 
- Aceite de oliva virgen extra. 

Preparación:
  • En un bol ponemos todos los ingredientes secos, incluida la soja texturizada sin hidratar. 
  • A continuación, le vamos agregando las dos tazas de agua caliente con el cubo de caldo vegetal disuelto en ella y vamos formando la masa.. Dejamso reposar unos 15 minutos. 
  • Un detalle, los tomates secos los cortamos bien pequeñitos y los agregamos a los ingredientes secos.
  • Formamos las hamburguesas, las hervimos al vapor durante unos 10 o 15 minutos y después las podemos hacer a la pancha con un poco de aceite de oliva. 
  • Mientras las hamburguesas se hacen al vapor, picamos groseramente los ingredientes del pesto y hacemos los spaghetti de calabacín y zanahorias con un pelador o spiralizer. 
  • Mezclamos las verduras con el pesto, lo colocamos como base del plato y encimas colocamos las hamburguesas, ya doradas.
Como veis estas dos recetas, la de las hamburguesas de soja texturizada y la del pesto rústico de nueces ya las he incluido otras veces en el blog, pero en esta ocasión he cambiado los condimentos, para darles sabor italiano y la forma de hacer la masa de las hamburguesas...

Y vosotros, ¿soléis repetir recetas del blog que os hayan gustado mucho y combinarlas a su vez  entre si?

Espero que os haya gustado la idea y nos vemos la semana que viene... hasta entonces, sed felices y disfrutad de la vida. 

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Maíz dulce y halloumi

jueves, 26 de octubre de 2017



Siempre he tenido ganas de incluir en el blog alguna receta preparada con mazorcas de maíz dulce, naturales. Y mira por donde ésta es la ocasión... aunque no descarto poner, dentro de poco, otra de repostería (que ya tengo preparada) para endulzarnos el corazón...

El maíz dulce es uno de esos alimentos que o te encanta o lo odias... y yo creo que es precisamente, por su dulzor. Aunque he de deciros que no tiene nada que ver abrir una lata de maíz dulce, envasado, a coger una mazorca natural, hervirla y sacarle los granos para disfrutar esta sencilla, aunque interesante ensalada. Te recomiendo que si te atreves a prepararla, algún día, busque en el mercado mazorcas de maíz amarillo, pues no tiene nada que ver con el envasado. Su estación natural es es el verano, pero creo que si te das prisa aún podrás encontrar en alguna verdulería, mazorcas de maíz cruda, no de las que vienen ya cocidas y envasadas... esas, a mí personalmente, tampoco me gustan demasiado... y a ti, ¿te gusta el maíz?


Esta ensalada tiene un toque dulzón, por el maíz, lógicamente, aunque su gracia radica en el uso de maíz natural y del queso halloumi que es ligeramente salado y que tiene una textura muy peculiar, a tener que hacerse a la plancha, pues no es habitual comerlo crudo, así como viene en el envase. Si lo haces doradito en la sartén, con un hilo de aceite te quedará riquísimo ya verás. 

No es la primera vez que uso halloumi en mi cocina, ya lo hice hace tiempo, pues es un queso que nos gusta bastante en casa. 

La primera vez que oí hablar de este queso y que lo vi en la TV fue en uno de los programas de chef Jamie Oliver, al cual adoro, porque me encanta su forma desenfada y fresca de cocinar. Entonces, me enfrasqué en una "odisea" a la búsqueda de este queso tan diferente a todo lo que había conocido hasta ese momento... no lo encontraba por ninguna parte, y cuando preguntaba en algunas queserías o tiendas especializadas... nada, ni sabían lo que era... Pero un gran día, como el que no quiere la cosa... sin más ni más y sin pensarlo, fuimos a hacer unas compras al supermercado Alcampo y, entre otras muchas variedades de quesos... de distintos países... ¡¡AHÍ ESTABA MI HALLOUMI... esperándome!! 
Me puse tan contenta que compré como 3 ó 4 cuatro quesitos y qué delicia, con razón es todo un lujo de la gastronomía chipriota.
Os animo a buscarlo y probarlo, que sé que os va a encantar... ya veréis.



Esta ensalada es muy sencilla y a su vez está llena de sabor, aroma y textura, así que os puede quedar un primero, muy interesante, además de diferente, para invitar.



Ingredientes:
- 4 mazorcas de maíz amarillo crudas.
- 50 ml de aceite de oliva virgen extra.
- 25 ml. de vinagre balsámico de Módena (opcional, pues puede ser también limón,, o vinagre de manzana o de arroz... etc, el que os guste o si no os gusta, pues lo omitís).
- Copos de guindilla o chile al gusto.
- Sal en cantidad necesaria.
- Perejil y albahaca frescos y bien picados (puede ser cilantro, también).

Preparación:
  • Hervimos las mazorcas durante unos 10 minutos. Las sacamos del agua y las dejamos templar. 
  • Desgranamos las mazorcas, ya cocidas, ayudándonos de un cuchillo grande y bien afilado.
  • Mezclamos el maíz con los demás condimentos y servimos con el queso halloumi asado a la plancha. Cuando pones el queso sobre la sartén caliente, con un poco de aceite, notarás que empieza a soltar agua, como loco.... es normal por el suero de la leche, pero enseguida empieza a dorarse, no pongas el fuego muy fuerte, hazlo más bien suavecito y ya verás qué bien te queda.


Me despido hasta la semana que viene, hasta entonces sed felices y disfrutad con los buenos momentos de esta vida.


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...