Tortilla vegana (sin huevo)

jueves, 30 de julio de 2020


Según mi calendario, hoy 30 de julio es el Día Internacional de la Amistad. Así que no puede ser de otra manera y esta receta está dedicada a todos y cada uno de los amig@s incondicionales que venís cada semana a mi blog para deleitaros con mis platos. ¡GRACIAS! Por confiar en mi cocina y por probar mis recetas, pues sé que lo hacéis, pues eso se ha convertido en una de las principales motivaciones de este rinconcillo virtual.

No puedo olvidarme, por supuesto, de dedicar esta tortilla a mi querida hermana (y mejor amiga) Concha y a su Club de la Tortilla Perfecta. No sé si esta será una tortilla perfecta... quizás no, pues hay quien piensa que no puede llamarse "tortilla" a algo que se parece a una tortilla, pero que no lleva huevo; por otra parte, ingrediente principal, aunque no imprescindible (para muestra un botón) de esta preparación. Pero sé que este no es el caso de mi querida Concha, pues ella es tradicional en sus fogones, pero innovadora y tolerante con todas y cada una de nosotras, las amigas (y en mi caso hermana) que le dedicamos con tanto cariño nuestras diversas tortillas, para que las incluya en su blog. Así que, aquí está mi contribución, después de tanto tiempo. Deseo de corazón que te guste, la he preparado con todo mi cariño. 


Mi tortilla es muy clásica, si se puede llamar así, pues lleva cebolla, calabacín y patatas... tres ingredientes, muy comunes cuando nos disponemos a hacer tortillas en casa, pues casi siempre tenemos estos vegetales en la despensa o el frigorífico. Además, esta tortilla es muy veraniega, pues para disfrutarla en su punto optimo, te recomiendo dejarla que se enfríe y comerla a temperatura ambiente. De esa manera será mucho más fácil cortarla y se mantendrá en su forma perfecta, sin desmoronarse.

Y por supuesto, no puede faltar una ensalada de tomatitos aliñados para degustarla, pues calzan a la perfección con ella. Hacen el maridaje ideal y seguro que la disfrutas al máximo. 

Y tú, ¿has probado alguna vez una tortilla sin huevos? ¿Te atreverías a probarla... o mejor aún, te atreverías a hacerla en tu cocina? Yo te animo a hacerlo, pues no es nada difícil y el resultado es muy aparente, además de sabroso y bueno.

La receta para el "huevo vegano" la saqué del recetario de la Thermomix, pero mi tortilla la hice al estilo tradicional de toda la vida... así que no tienes excusa. 




Ingredientes:
Para el huevo vegano
- 60 gr de harina de garbanzos.
- 60 gr de harina de maíz amarilla.
- 200 ml de agua filtrada.
- 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.
- 1/2 cucharadita de cúrcuma.
- Una buena pizca de pimienta negra recién molida (opcional).
- 1/2 cucharadita de bicarbonato.
- 1 cucharadita de vinagre de manzana.
Para la tortilla
- 400 gr de patatas.
- 1 calabacín pequeño.
- 1 cebolla mediana.
- 250 ml de aceite de oliva virgen extra.
- Perejil, orégano o albahaca secos o frescos (lo que más te guste o tengas en ese momento).

Preparación:
  • LAVAR, PELAR y CORTAR las patatas, el calabacín y la cebolla en láminas finas.
  • En una sartén a fuego lento, POCHAR la cebolla, las patatas y el calabacín con el aceite de oliva, TAPAR para que se hagan al vapor y se vayan ablandando. REMOVER de vez en cuando, para que todo se haga homogéneamente.
  • En un bol grande, MEZCLAR lo que será nuestro huevo vegano: harina de garbanzos, harina de maíz, agua, bicarbonato, sal y vinagre. RESERVAR.
  • Una vez que estén blanditas las verduras, ESCURRIR en un colador, el exceso de aceite.
  • MEZCLAR con el "huevo vegano" Y  AGREGAR más sal y especias al gusto. 
  • HACER lentamente la tortilla en una sartén aceitada, unos 10 minutos de cada lado. Como de costumbre.


Bueno queridísimos y queridísimas amigos y amigas... y esta es la última receta que publico de esta temporada... el verano está siendo intenso y caluroso y el mes de agosto me lo voy a tomar, para descansar, inspirarme con nuevas ideas y cocinar cosas ricas para compartir con vosotros a mi regreso. Quizás aparezca por Instagram y  Facebook, con alguna sorpresa. 

Por aquí nos vemos pronto, sed felices, descansad en este verano inusual... y a ver que nos depara la próxima temporada.



photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png



 




"Huevos revueltos" veganos

jueves, 23 de julio de 2020


Quizás, tus ojos se habrán quedado "ojipláticos" al leer semejante título, ¿me equivoco? Pues déjame decirte que no estás más que ante un plato de tofu al modo de los huevos revueltos, para el desayuno, de toda la vida.

Estos "huevos" no tienen nada que envidiarles a los originales, es más, tienen un "plus" añadido, pues al estar doradito el tofu, en boca es crujiente por fuera y suave y jugoso por dentro. A mi me encantan, los suelo hacer muchas veces para desayunar, si no tengo huevos ese fin de semana, o si me apetece cambiar de textura o proteína, por lo que no sé por qué no los había incluido antes en el blog.

Pero no hay problema, hoy les ha llegado su turno y creo que lo hacen por la puerta grande, pues este desayuno estaba espectacular. Y no solo por los "huevos revueltos veganos", sino porque los acompañé con un buen pan de payés tostado, unos jugosos, aromáticos y sabrosos tomatitos de mi "maceto- huerto" y un café helado de otra dimensión...


Este verano, me he enamorado de este desayuno y del café (para mí descafeinado) en forma de cubitos de hielo con leche de soja fría. Es una experiencia increíble, mientras los cubitos de café se van derritiendo y pruebas cada sorbo con el sabor de la leche vegetal, sin azúcar, por favor, cien por cien natural y ecológica. Tu mente se sumerge en un sin fin de aromas, sabores y sensaciones mañaneras, de buena calidad.

Es inexplicable con palabras: ¡lo tienes que probar! Y lo mejor de todo es que este café no me pone "acelerada" y tampoco me sienta pesado en la digestión, pues no está hecho con leche de vaca. Lo puedes hacer con cualquier leche vegetal que te guste, a mí personalmente, para el café me gusta la de soja, pero también tienes la opción de tomar la de almendras, la de avena, la de arroz, etc. En fin, que es cuestión de gustos, nada más, elegir una leche u otra.


Este es un desayuno ideal para el fin de semana o las vacaciones, disfrútalo lentamente, en buena compañía y saborea los pequeños placeres económicos, sencillos y sin culpa. Yo ya lo hago, y repito una y otra vez... y tú, ¿te atreves?

Ingredientes:
- Un bloque de tofu ecológico de 250 gr.
- 1 cebolla pequeña.
- 1 pimiento verde pequeño.
- Un puñado de tomatitos cherry.
- 1 cucharada de levadura nutricional.
- 1 cucharadita de ajo en polvo.
- 1 cucharadita de cebolla en polvo.
- 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.
- 1 cucharadita de cúrcuma.
- Un toque de pimienta negra recién molida.
- Un chorrito de aceite de oliva.

Preparación:
  • ESCURRIR el exceso de agua del tofu entre dos servilletas de papel absorbente. 
  • CALENTAR el aceite de oliva, en una sartén y DESMENUZAR el tofu con las manos.
  • SOFREIR durante unos minutos, hasta que el tofu comience a tomar color, a fuego fuerte.
  • AGREGAR las verduritas picadas muy finas y seguir sofriendo.
  • Por último, cuando el tofu esté dorado y las verduritas tiernas, PONER las especias, la sal y MECLAR todo muy bien.
  • Puedes AGREGAR los tomatitos cherry al salteado o aliñarlos y servirlos a parte, como hice yo, de acompañamiento.



Estoy muy contenta con este desayuno, es un acierto total y más si lo compartes con los tuyos.Te animo a que lo hagas. 

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Tabulé

jueves, 16 de julio de 2020




Siempre quise hacer esta ensalada. Mira que la he preparado veces en casa, pero cada vez que le sacaba fotos, nunca me convencían; hasta que esta semana me he decido a publicarla. Os aseguro que para mí, a parte del gazpacho o el salmorejo, el tabulé es el plato más representativo del verano. 

Me recuerda, en cierto modo al picadillo que hacíamos en mi casa, pero añadiéndole mi querido cous cous. Este pequeño cereal, tan fácil de hacer, me tiene enamorada, sin duda alguna, es mi preferido sobre todos los demás, y lo como en invierno y en verano... para mi es el acompañamiento perfecto. Además, es que no se tarda nada en hacer, porque normalmente, las variedades que venden ahora, son todas precocidas, por lo que solo has de hidratarlo con agua hirviendo, sal y las especias que más te gusten y ya lo tienes listo, en menos de 15 minutos, así que si no lo has probado, ya estás tardando.

Aunque esta ensalada de Medio Oriente, originalmente se hace con trigo bulgur, en Occidente, y en Marruecos, se ha extendido mucho, últimamente, la versión con cous cous, al ser más fácil de encontrar, así que por eso es la versión que os muestro hoy. Sin embargo, son el perejil y el arrope o sirope de granada, los verdaderos protagonistas de esta delicia veraniega. 

Si la vas a hacer, asegúrate de comprar dos o tres buenos manojos de perejil fresco y verde y tómate el tiempo de picarlo bien finito. Además, de su prima hermana, que tampoco puede faltar... la hierbabuena. Es por eso que el verano es la mejor época para disfrutar de esta ensalada, pues es ahora, cuando estas hierbas están en pleno apogeo y de temporada.

El arrope/sirope/jarabe o melaza de granada es un ingrediente muy utilizado en la cocina árabe que se elabora a partir de una reducción del zumo de dicha fruta, con azúcar y zumo de limón, ofreciendo finalmente un producto de consistencia acaramelada y un bonito color rubí. Lo puedes comprar en tiendas de productos multiculturales o en internet. Se utiliza para vinagretas o para macerar carnes, además de para aderezar algunas salsas, y te aconsejo que si tienes la posibilidad no dejes de probarlo, su sabor entre dulce y ácido te conquistará y dará a tu tabulé una chispa increíble. 


Si aún no has probado el tabulé, este verano, no puedes perder la oportunidad. No puede ser más fácil y más rico a la vez. Venga, anímate que es un viaje a través de tu paladar a lugares lejanos y de Las Mil y una Noches... ya verás. 



Ingredientes:
- 2 manojos de perejil fresco grandes (sin tallos).
- Un puñado de hojas de hierbabuena fresca (sin tallos).
- 2 cogollo de Tudela.
- 3 tomates.
- 1 cebolla.
- 7 cucharadas de trigo bulgur o cous cous integral (hidratado y frío).
Aderezo:
- 1/2 taza de zumo de limón recién exprimido.
- 1/4 taza de aceite de oliva virgen extra.
- 3 cucharadas de arrope/ sirope de granada (opcional, si tienes la posibilidad de encontrarlo te lo recomiendo).

Preparación:
  • HIDRATAR el trigo bulgur o el cous cous, con el mismo volumen de agua hirviendo durante 10 minutos. AIREAR el bulgur o el cous cous con un tenedor.
  • LAVAR y SECAR muy bien el perejil, la hierbabuena y los cogollos.
  • PICAR las hierbas y los cogollos lo más finas posible.
  • CORTAR la cebolla y los tomates, sin piel ni semillas, en cubitos muy pequeños.
  • MEZCLAR en un bol grande todos los ingredientes. 
  • AGREGAR el aderezo.
  • DEJAR reposar en el frigorífico al menos media hora antes de comer.

Es el plato, por antonomasia del verano, sin duda, no me extraña que en las mesas de Medio Oriente sea tan popular y apreciado, no te lo puedes perder. Os dejo con el sabor inigualable de este plato único y majestuosos a la vez. 

photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png





Gazpacho verde

jueves, 9 de julio de 2020


En mi recetario de este verano no podía faltar un gazpacho, claro está. Pues con el calorazo que está haciendo día sí y día también... no hay quien se atreva a encender los fogones, así que estoy aprovechando para comer más alimentos crudos, sobre todo, frutas y verduras. Por esa razón, hoy os enseño este gazpacho que se me ocurrió sobre la marcha... mirando lo que había en el cajón de mis verduras del frigorífico.

Vi que tenía un montón de verduras de color verde... así que lo más fácil, rápido y molón, fue juntarlas todas en mi Thermomix y hacer un buen gazpacho, que dejé enfriando unas cuentas horas y resultó ser todo un descubrimiento. No te lo puedes perder... los gazpacho son así, miras lo que tienes, lo juntas, bates a máxima potencia, enfrías y a disfrutar del verano con una cuchara... ¡Ojalá todo en la vida fuera tan fácil como este gazpacho! ¿A que sí?



Ingredientes:
- Unos 300 gr de judías verdes planas.
- 1 calabacín pequeño.
- 1/2 pimiento verde tipo italiano.
- Un buen manojo de perejil.
- Dos buenos puñados de hojas verdes (rúcula, brotes tiernos, espinacas...).
- 1 manzana de cualquier variedad.
- Un puñado de nueces.
- 1 diente de ajo.
- 1 cucharada de vinagre de manzana.
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen.
- 2 vasos de agua aproximadamente.
- 2 cucharaditas de sal rosa del Himalaya.
- 3 cucharaditas de azúcar moreno o miel o sirope de ágave.
- 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida.

Preparación:
  • LAVAR y CORTAR en trozos pequeños todas las verduras (sin pelar, excepto el diente de ajo, que si se pela).
  • COLOCARLAS en el vaso de tu Thermomix o procesador de alimentos.
  • BATIR hasta obtener una crema lisa, fina y suave.
  • AGREGAR más o menos agua dependiendo de lo cremoso que nos guste el gazpacho.
  • PROBAR el punto de sal, pimienta o condimentos.
  • ENFRIAR varias horas en el frigorífico antes de consumir.




Como veis no me he complicado la vida esta semana... y las siguientes serán igual, pues este verano estoy muy vaga para cocinar. Os mando un saludo y nos vemos la semana que viene.



photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...