Los 5 venenos blancos.-

lunes, 25 de marzo de 2013

LOS 5 VENENOS BLANCOS...


¡Hola amigos!
Hoy os traigo un artículo súper interesante que encontré en la siguiente página: www.elblogdelanutricion.com
Espero que os guste y que cada día podamos hacer nuestra alimentación más sana y consciente de lo que nos hace bien y lo que no nos conviene… es verdad, que tenemos muy aferrado el consumo de estos alimentos en nuestras dietas, pero cada día podemos hacer un pequeño esfuerzo… o mejor dicho, cada día podemos tomar una nueva iniciativa y decidir comer más sano para beneficiar a nuestro cuerpo.
Observamos como alimentos de consumo,  muy frecuente, que añadimos a la cesta de la compra perjudican seriamente en nuestra salud presente y futura.
En esta lista, los llamados “venenos blancos”, recogen alimentos que coinciden en el color blanco, fundamentalmente que presentan, por haber sido desprovistos de cualidades nutritivas que poseían… y que ahora ya no poseen, tras el proceso de manipulación al que han sido sometidos para llegar al gran consumo y abaratar sus costos.
El avance de enfermedades crónicas y degenerativas en las sociedades industriales, como la diabetes, el cáncer y la hipertensión arterial entre otras,  tienen una relación si no directa, al menos relacionada con el consumo de estos alimentos de manera regular en nuestras dietas.
Cinco son estos venenos blancos: la harina refinada, el azúcar blanco, la sal refinada, el arroz blanco y la leche.
Harina refinada  Cuando más fina y blanca es la harina, menos fibra, vitaminas y minerales contiene. El pan blanco, el pan de salvado (falsos integrales), la bollería, no contienen vitaminas ni minerales, mientras que favorecen las caries, el cáncer, el colesterol y la diabetes. Los panes más recomendables son el pan de centeno y el pan integral.

Azúcar refinada  No es buena porque no aporta ningún nutriente, solo calorías vacías.  Los azúcares refinados son causantes muy directos de obesidad, de un desequilibrio nutritivo y caries.  Edulcorantes químicos como el aspartamo, la sacarina y los ciclamatos se les ha relacionado con un mayor riesgo de cáncer. El problema radica en la forma en que incorporamos los azúcares a la alimentación, las frutas y las verduras, por sí mismas, ya aportan azúcares en una forma más saludable.

La sal refinada  La sal refinada que nos venden es sólo cloruro sódico, que aunque le hayan incorporado flúor o yodo, esto ha sido de manera artificial y no en las proporciones en las que se encuentra en la sal marina pura.  La comida procesada se encuentra llena de sal refinada (entre 8 y 20 veces más de la dosis recomendada), provocando el aumento del riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.  El cloruro sódico “solo” es peligroso para la salud, no así cuando se encuentra compensado, tal como se encuentra en la sal marina, con otros minerales como:  azufre, boro, bromo, carbono, estroncio, magnesio, potasio, aluminio, arsénico, bario, cesio, cobalto, flúor, fósforo, hierro, litio, manganeso, mercurio, molibdeno, níquel, nitrógeno, oro, plata, radio, rubidio, selenio, silicio, torio, uranio, vanadio, cinc, yodo…

Arroz blanco  Al igual que la harina, el refinado por el que pasa el arroz le quita todo el aporte energético y vitamínico que puede tener. El arroz blanco causa aumentos bruscos en los niveles de glucosa en la sangre, lo cual es un riesgo para la diabetes. Aunque el arroz se ha consumido durante siglos, fue en el s. XX cuando comenzó a refinarse y consumirse como arroz blanco. El arroz integral es una opción más sana porque libera la glucosa de forma más gradual.

Leche de vaca  Está considerada como la principal causa de alergias en los niños, según atestigua la Academia de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos, y otra multitud de estudios. El aporte de grasas saturadas y colesterol, como proteínas no del todo aptas para el ser humano hacen considerar que no es el alimento tan completo y saludable que nos han hecho creer durante años. Algunos estudios, incluso la relacionan con la diabetes y hasta con la osteoporosis, porque al ser baja en magnesio, no favorece al hueso absorber el calcio. Si a ello sumamos los medicamentos y hormonas con las que se tratan a las vacas y que luego aparecen en la leche, hacen recomendable sustituirla por otras alternativas naturales más saludables.

Una dieta adecuada, en la que se sustituyan los “venenos blancos” por fibras y proteínas, carbohidratos complejos (no refinados) y un aporte de controlado de grasas buenas (frutos secos, aguacate…), será la mejor receta para mantenernos sanos y evitar síntomas cada vez más relacionados con la edad, cuando debería relacionarse con la mala dieta llevada a lo largo de la vida.

Gazpacho andaluz...

¡Hola amigos!

Otro plato de mi tierra... aunque ya casi se ha convertido en unos de esos platos universales como la pizza o la pasta...

El gazpacho es una sopa fría de tomate que normalmente se toma en verano como aperitivo, como entrante o como un buen primer plato acompañado de una rica y fresca guarnición de  casi los mismos ingredientes con los que se hace. Se puede hacer más líquido para beber en vaso... o más espeso para tomar en plato o cuenco con cuchara, a nosotros nos gusta más espeso, tipo crema, y está delicioso.

Os animo a que, si aún no lo habéis probado, lo hagáis... pues es un plato lleno de sabor, fresco y nutritivo con un montón de vitaminas, minerales y que, como se hace crudo, guarda todas sus propiedades intactas, así nuestro organismo las absorbe mejor.


Ingredientes:

- 2 kg. de tomates maduros y bien rojos (tipo pera o de rama).
- 1 pepino pelado y sin pepitas.
- 1 diente de ajo pelado.
- 1 trozo de pan del día anterior bien remojado en agua.
- 1 pimiento rojo grande.
- 1 pimiento verde.
- Sal, aceite y un poquitín de vinagre, todo estos aderezos al gusto.
- Agua para aligerar la crema (opcinal).

Como veis en la foto aparece un vasito pequeño vacío... porque con ese vasito yo mido el vinagre y el aceite en las siguientes proporciones: 1/2 vasito de vinagre y 3 vasito llenos de aceite de oliva virgen extra... Para la sal pongo una cucharada sopera rasa y un poquito más si le hace falta al final.

Preparación:

  • Lavamos y cortamos todos los ingredientes a trozos medianos o pequeños.
  • Los ponemos en un bol grande o dentro de una olla honda, como hago yo.
  • Triturarlo todo muy bien con la batidora.
  • Pasar por un colador chino metálico y extraer todo el líquido, dejando solo la pulpa dentro del colador.
  • Probar el punto de sal o de los demás ingredientes... rectificar, si es necesario.
  • Si os sale muy espeso, podemos aligerar la sopa fría con un poco de agua fría.

Huevos a la flamenca

viernes, 22 de marzo de 2013




Un plato típico de mi tierra, Sevilla, y muy rico, por cierto...  Quedaron deliciosos y es una linda opción para invitar a vuestros amigos a comer algo diferente, pero nutritivo y con muchos sabores juntos...

Ingredientes:
- 4 huevos ecológicos.
- 1 patata grande a cuadros.
- 1 cebolla grande a juliana.
- Un pimiento rojo a tiras.
- Una taza de guisantes.
- Un puñado de judías verdes planas cortadas a juliana.
- 1 kg. de tomates tipo pera escaldados y pelados.
- 4 dientes de ajo a láminas.
- Una hoja de laurel.
- 1/2 taza de guisantes congelados.
- 5 salchichas tipo frankfurt de tofu.
- Sal, aceite de oliva y una cucharadita de azúcar moreno.

Preparación:
  • Hacer una salsa de tomate con la cebolla a juliana, el pimiento a juliana fina, los ajos y los tomates escaldados, pelados y cortados a trozos. Añadir a la salsa una hoja de laurel, sal y una cucharadita de azúcar moreno para quitar la acidez.
  • Cortar las judías en juliana y hacerlas al vapor durante 6 minutos.
  • Retirar las judías y poner los guisantes, también al vapor durante 5 minutos.
  • Cortar la patata a cuadraditos pequeños, lavar bien y secar con papel de cocina.
  • Freír los cubos de patata en una sartén con aceite de oliva.
  • Después, en el mismo aceite freír las salchichas vegetales a rodajitas.
  • Escurrir las patatas y las salchichas por separado en papel de cocina.
  • Montar el plato: salsa de tomate, judías verdes, guisantes, huevos crudos (para cuajar al horno) o ya fritos..., salchichas y patatitas fritas.
¡¡Hummm... absolutamente, deliciosos!!

Buen provecho.

Pizzas... enrolladas.

jueves, 21 de marzo de 2013

Os propongo una cena fácil para compartir con amigos o en pareja... a la luz de las velas...

Ingredientes:

- 4 tortillas de trigo.
- Un poco de tomate frito de bote o si es casero, mejor...
- Un taco de tofu desmigado y sofrito...
- Trocitos de piña natural... para hacer sabor "hawaiana".
- Unos trocitos de queso variados.
- Orégano, sal, aceite de oliva, cúrcuma.
- Cilantro fresco bien picadito (opcional).


Tomate y orégano.


Preparación:

  • Sobre las tortillas ponemos un poco de tomate por toda la superficie...
  • Ponemos unos trocitos de piña natural sobre unas y...
  • echamos el "huevo revuelto de tofu", sobre otras.
  • Un poco de orégano... y enrollamos, cerrando los laterales.
  • Ponemos al horno unos 15 minutos a gratinar, hasta que las tortillas se doren...


Os aseguro que está fantástico!

Para hacer el "huevo revuelto de tofu..."




  • Machacamos el tofu con un tenedor hasta dejarlo bien desmigado.
  • Ponemos una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y echamos el tofu.
  • Añadimos sal, un toque de pimienta y cúrcuma, para darle el color de los huevos revueltos... 
  • Doramos y listo.



Amigos, a más de uno de mis invitados... se los he puesto por "huevos..." y lo comieron sin darse cuenta...  El aspecto es casi idéntico y el sabor... buenísimo.






Esta receta admite muchas variantes... tantas como se os ocurran... podéis hacer igual que una pizza... pero no olvidéis enrollarla... ese es el toque diferente y especial.



Batido energético...

... para comenzar el día con energía, pues hoy nos espera mucho trabajo y actividades diversas.

Ingredientes:

- 1 pepino pelado, pues no era ecológico, si lo es... no hace falta pelarlo.
- 1 tallo de apio verde con hojas.
- 1 cucharada de semillas de Chía.
- 2 plátanos de Canarias.

Preparación:

  • Batimos bien hasta que no queden grumos y a disfrutar.
Al principio... como me pasa a mí... si no os gusta mucho la fibra que queda por el apio, lo podemos pasar por el pasapurés o por un colador. Eso si, entonces, agregaremos las semillas de Chía, después de colarlo... pues si no se quedan todas en el colador... y no tiene gracia!

Los plátanos y las semillas de Chía dan cremosidad a la mezcla y lo enriquecen con sus ácidos grasos Omega- 3.


Macarrones con un toque de queso... azul.

miércoles, 20 de marzo de 2013

Hoy plato de pasta exprés... con lo que tenemos en la despensa... y en el frigo, pero sin complicaciones. 

Ingredientes:

- 500 gr. de macarrones (a ser posibles integrales).
- Un trozo de queso azul (tenía como 50 gr. en la nevera... solo para darle un toque).
- 200 ml. de crema de soja (nata vegetal).
- 1 cucharada de margarina vegetal sin grasas hidrogenadas.
- Sal, aceite de oliva y una pizca de pimienta blanca molida.


Preparación:

  • Ponemos agua a hervir para la pasta.
  • Mientras en un cazo pequeño: echamos el bote de crema de soja, calentamos a fuego lento removiendo de vez en cuando.
  • Cuando esté caliente agregamos el queso a trocitos, la pimienta blanca, la cucharada de margarina vegetal y un toquecito de sal rosa.
  • Removemos bien y calentamos hasta que hierva. Reservamos caliente y tapado.
  • Cocemos los macarrones en el agua con sal.
  • Escurrimos la pasta y la ponemos en un bol mezclada con un hilo de aceite de oliva.
Servimos y ponemos la salsa encima, es como nos gusta a nosotros... o bien mezclamos la salsa en el bol y servimos después en los platos individuales.

Ahh... antes de servir la salsa le piqué un poco de perejil fresco... que me encanta. El sabor sutil que le da el poquito de queso, pues no era mucho... hace que la salsa sea algo especial y diferente a como siempre la comemos... con tomate. Seguro repetiremos... ¿A qué si, amor?

¡Con una ensalada verde y este plato de pasta... comida de 10!





Potaje de azukis y mungo...

¡Hola amigos!


Hace unos días encontré esta receta en un blog muy interesante llamado "Mis recetas anticáncer" y me pareció de lo más sencilla y rica, así que me decidí a prepararla para el almuerzo de mañana, en el laboratorio, y os puedo decir... pues ya he probado unas cucharaditas, que está deliciosa... así que seguro, la repetiré en otras ocasiones. Es más para el invierno porque es un plato que guarda mucho el calor... pero lo comeremos con una rica ensalada fresca de primero y será un buen menú... pues todavía no hace tanto calor... y aún apetece un plato de comida calentita al mediodía para saciarnos.



Ingredientes:

- 100 gr. de judías azuki puestas a remojo 24 horas antes.
- 100 gr. de judías mungo puestas a remojo al menos 2 horas antes.
- 400 gr. de calabaza a trozos.
- 1 cebolla de Figueras a trocitos.
- 3 dientes de ajo.
- 1/2 pimiento rojo.
- 1 zanahoria.
- 1 pedazo de alga Kombu hidratada durante 1/2 hora.
- 1 hoja de laurel.
- Condimentos: sal, aceite de oliva, cúrcuma, comino, pizca de pimienta negra molida y 1 cuchara sopera de Miso. Ya os hablaré sobre este condimento de la cocina asiática que me encanta.

Fuego lento 1' y 15"

Preparación:

  • Escurrimos los dos tipos de judías, los lavamos y los ponemos a hervir con agua fría, hasta que los cubra.
  • En la picadora ponemos la zanahoria, la cebolla, el ajo y el pimiento rojo y los trituramos hasta que quede a trocitos muy pequeños.
  • Lo echamos a la cazuela junto con las judías.
  • El alga Kombu la picamos, una vez hidratada y la ponemos también en la olla.
  • Agregamos la hoja de laurel, el aceite de oliva y los condimentos y dejamos hervir a fuego muy lento, vigilando de que no se pegue, por lo que hay que remover de vez en cuando e ir añadiendo agua fría, para que no se seque demasiado el guiso.
  • Dejamos hacer durante 1 hora y 15 minutos.
  • Pasado este tiempo, ponemos la calabaza a cuadraditos y dejamos unos 15 ó 20 minutos más.
Calabaza y miso.

  • Probamos que estén tiernas las judías, sobre todo las azuki que son más duras.
  • Si lo están, retiramos del fuego y añadimos el Miso disuelto en medio vasito de agua caliente o caldo de la olla, si nos ha quedado muy líquido.
  • Es importante que no hierva el Miso, pues podría perder todas sus propiedades.
  • Ojo con la cantidad de sal que ponemos, pues el Miso es bastantes salado.. mejor no pasarnos e ir añadiento poco a poco.
  • Además como lo comeremos de un día para otro,  el guiso cogerá todos los sabores.
Listo para llevar...

Huummm... no sabéis lo rico que está y lo bien que huele... Creo, amigos, que a Internet le faltan los olores... sobre todo a los blog de cocina... jajaja!

Judías azuki y mungo.-

Judías azuki y mungo.-

Si no las conoces te preguntarás ¿cómo son las judías azuki y las mungo? Hace tiempo que, sobre todo en invierno... hago algún que otro guisito con esta excelentes judías, ya sabéis... para salir de la monotonía del garbanzo, la lenteja o las judías blancas de toda la vida... que no por eso me gustan menos... Principalmente, es por variar y por comer alimentos cada día más sanos y que nos aportan muchos ricos y buenos nutrientes. Os dejo con esta información muy interesante que leí y me pareció buena para compartir con vosotros.

Los Azukis son unas legumbres rojas con forma de riñón, con buenas propiedades depurativas y un gran aporte de nutrientes para mejorar nuestra salud.



El azuki nos llega desde China donde, probablemente se originó. Desde allí paso a Japón donde se ha convertido en uno de sus principales cultivos y es una legumbre muy consumida.
Las judías azukis son pequeñas, de forma redondeada, de color rojizo y con un sabor dulce. En Japón se usan, incluso, en productos de confitería.
En Europa y América del Norte es apreciada por su tiempo de cocción relativamente corto, aproximadamente una hora y por su bajo nivel de grasas.

Propiedades del azuki

  • Facilita los procesos digestivos y favorece el desarrollo de la flora intestinal.
  • Es utilizada en tratamientos de desintoxicación, gracias a su aporte en tiamina o vitamina B1.
  • Protege el corazón y el sistema nervioso.
  • Estimula el funcionamiento del riñón produciendo un buen efecto.
  • Como toda legumbre, el azuki ayuda a regular la tasa de azúcar en sangre, siendo aconsejada en personas diabéticas.
  • Es muy indicada durante el embarazo por su riqueza en minerales y oligoelementos. Relaja y estimula la producción de leche materna.

¿Sabías que el azuki...?

Es una legumbre con propiedades depurativas que ayuda a limpiar nuestro organismo a la vez que lo nutre y lo cuida.
En el lejano Oriente es conocida como el "Mercedes" de las legumbres.
En el Este también es común encontrar judías azuki endulzadas con azúcar y en tortas y dulces.


Soja verde.-

Su verdadero nombre es judía mungo y aunque no tiene nada que ver con la soja, es la legumbre más rica en proteínas después de ésta. Estrella de la cocina india, depara platos sabrosos y fáciles de digerir.



Las judías mungo, que crecen en regiones cálidas, se cultivaron por primera vez en la India hace posiblemente más de 5.000 años. Con ellas se prepara una de las versiones del dahl, plato básico desde las faldas del Himalaya hasta Kerala, donde las judías mungo se mezclan con gachas de arroz (kanji).


Existen muchas razones que explican su éxito. Su cultivo es rentable y sencillo, pues no exigen mucha agua, maquinaria agrícola ni grandes cuidados, y la cosecha llega rápido: en poco más de tres meses desde la siembra.

La judía mungo constituye una gran fuente de proteínas ya que aporta nada menos que 25 g por cada 100 gr. (30 gr. si está pelada). Además, proporciona hidratos de carbono, fibra y una cantidad mínima de grasas. Por estas características, se trata de un alimento muy adecuado para reducir los niveles de colesterol en la sangre.

Minerales. Destaca por su riqueza y variedad en minerales. Es rica, sobre todo, en magnesio, que beneficia a huesos, músculos y al sistema nervioso; también aporta dosis considerables de hierro, básico para la protección inmunitaria y el transporte de oxígeno; y es una buena fuente de fósforo, que nutre los huesos e interviene en la producción de energía.

La judía mungo aporta cantidades muy destacables de ácido fólico, así como de otras vitaminas del grupo B, entre ellas la B1, la B3 y la B6, que contribuyen a asimilar mejor los hidratos de carbono.

Las judías mungo son también ricas en minerales: sobre todo en magnesio, hierro, fósforo, potasio, cobre, calcio y selenio, como se puede comprobar en el recuadro adjunto. La disponibilidad de su hierro vegetal puede aumentarse si las mungo se cocinan con ingredientes ricos en vitamina C, como frutas cítricas o tomates, pues favorecen su asimilación.

La judía mungo es un ingrediente muy noble en la cocina, pues su delicado sabor no domina en la receta y tiene la gran virtud de impregnarse bien de los sabores y aromas de los alimentos que la acompañan. Por esa razón, resulta excelente en preparados de cocción lenta y prolongada, como guisos y estofados, debidamente especiados y con una buena proporción de hortalizas o cereales que la complementen desde el punto de vista nutricional.

Para favorecer su digestión y reducir el tiempo de cocción, es necesario dejarlas en remojo antes de cocinarlas, aunque sólo sea durante unas pocas horas, ya que se ablandan más rápidamente que otras legumbres. Pasado ese tiempo, se deben enjuagar y escurrir bien a fin de eliminar las sustancias flatulentas disueltas en el agua. Igualmente, para destruir ciertas sustancias indigestas que suelen contener la mayoría de las legumbres en la piel, se han de echar a la olla con el agua todavía fría. Se las deja hervir a fuego fuerte y sin tapar durante 2 o 3 minutos y luego se dejan cocer a fuego lento añadiendo un poco de agua fría de vez en cuando, hasta que la legumbre esté en su punto.

Es importante retirarla del fuego a tiempo, justo antes de que se abra la piel, dejando que la cocción se acabe fuera del fogón. Así se evita que se deshaga y se convierta en puré, pues a partir de cierto punto de cocción la judía mungo se ablanda muy rápidamente.

Las mejores judías mungo pueden comprarse en las tiendas de comida india o paquistaní, o en las de dietética. Se pueden adquirir enteras, partidas o peladas. Si se eligen enteras, hay que prestar atención al estado de su piel, que debería ser brillante y sin arrugas, y de un bonito color verde oliva.



            

Hoy comienza la PRIMAVERA...

Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (Instituto Geográfico Nacional - Ministerio de Fomento), la primavera de 2013 comenzará el miércoles 20 de marzo a las 12: 02, hora oficial peninsular, una hora menos en Canarias. Esta estación durará 92 días y 18 horas, y terminará el 21 de junio con el comienzo del verano.

Cálculos a parte, hoy comienza una se las épocas del año que más me gusta... excepto por algo que nos afecta, cada vez más, a la mayoría de las personas que vivimos en grandes ciudades contaminadas... las alergias, ¡Qué rollo!

Pero no permitiré que unos pocos estornudos,  mis ojos llorosos y los constantes picores... me quiten las ganas de seguir adelante... Así que para estrenar este lindo día, comienzo de una nueva etapa estacional, decidimos hacerlo con mucha pura energía y con un súper zumo, "pura sangre", como lo llama Merçè Passola en su fantástico libro Cocina cruda creativa.

La verdad, amigos, que a medida que escribo en el blog y voy investigando para poner recetas innovadoras, al menos para mí... voy aprendiendo y descubriendo todo un mundo culinario que tenía totalmente velado e inexistente... hasta ahora.... 

Me refiero a los batidos y zumos naturales que nos aportan energía, vitaminas, vitalidad y prácticamente nada de grasas y que nos hacen acercarnos a un tipo de comida "viva" que nos regenera de dentro hacia afuera... Sigo absorbiendo como "una esponja" todo lo referente a este tema y os iré poniendo más sobre ello... animaos a probarlos, sobre todo ahora que llega el buen tiempo y así conseguiremos reforzar nuestras defensas naturales y tener una mejor salud.

Es increíble como en pocos minutos podemos preparar sanos, nutritivos y deliciosos zumos, batidos y otras bebidas sin colorantes ni conservantes... sin azúcares dañinos añadidos, para nuestro cuerpo, y con una amplísima variedad de sabores, texturas, aromas y colores...

Sin más aquí tenéis la receta...

Zumo de manzana y remolacha.-


Ingredientes:

- 4 manzanas Fuji rojas, si son ecológicas no hace falta pelarlas.
- 1 remolacha grande.
- Un trozo de raíz de jengibre pelada. Más o menos como una nuez.
- 2 vasos de agua. (En la receta original no los lleva).
- Un trocito de limón sin piel.

Preparación:

  • Pelamos las manzanas y la remolacha y las cortamos a trozos.
  • Licuamos todos los ingredientes en la licuadora.
  • Añadimos el agua, removemos y a disfrutar.
Es un zumo que nos sorprenderá, para empezar la mañana, y con el que nos sentiremos llenos de vitalidad.

Zumo de remolacha y manzana.


KAMUT

lunes, 18 de marzo de 2013

Se cree que es la variedad de trigo más antigua que existe. Ya se cultivaba en Mesopotamia y el antiguo Egipto hace más de 4.000 años. Lo compré en una tienda del Born, en Barcelona, que lo vende a granel,  ecológico y sirve para germinar o cocinarlo... Es bio por lo que no tiene fertilizantes ni pesticidas. Tiene un sabor ligeramente dulce, sabroso y enérgico. Lo estamos descubriendo en nuestros menús desde hace poco y es una alternativa para sustituir otros cereales como el arroz, el trigo sarraceno, la quinoa o el mijo, etc. Así, podemos contar con más variedad y posibilidades a la hora de comer saludablemente.

Esta receta la saqué de la revista "Cocina Vegetariana", aunque la modifiqué un poco... es tan sencilla que admite cualquier verdura o condimento que se os ocurra u os apetezca...

Kamut al estilo oriental.-


Ingredientes:

- 1 zanahoria a juliana fina.
- 1 cebolla blanca a juliana.
- 1 calabacín luna pelado y a juliana. Le quitamos el centro que es como una "esponja".
- 2 cucharadas de aceite de oliva.
- 4 tomates secos al sol, a tiras.
- 1 taza de kamut cocido.
- 2 cucharadas de salsa de soja.

Preparación:

  • Para cocer el kamut, lo dejamos en remojo previamente un par de horas y luego lo escurrimos y lo cocinamos con 2 medidas de agua pro una de cereal, hasta que el agua se consuma. Tarda más de hora, pues lo puse a fuego lento.
  • Mientras preparamos las verduras a juliana y las sofreímos sin sal, solo con el aceite.
  • Cuando esté el kamut se lo añadimos a las verduras y sofreímos unos 5 minutos más para que se integren los sabores, con las dos cucharadas de salsa de soja.



Es un cereal de mucha calidad, junto con la espelta, de la que os hablaré próximamente. Es un plato sano, sencillo y que te transporta a lejano Oriente... jajaja! Probadlo y ya me contaréis... a nosotros nos encanta este tipo de comidas rápidas y que aportan mucha energía, pues se digiere lentamente... 



Escalopines de legumbres estofados...


Os pongo este referencia que me pareció muy interesante y os dejo el enlace, por si os apetece dar una vueltecita por la página de la marca de productos naturales GRANO VITA. Yo compro muchos productos de esta marca pues son de muy buena calidad.

Col lombarda

La lombardacol lombardarepollo morado o col morada (Brassica oleracea var. capitata f. rubra) es una planta de la familia del repollo (y ambas de las coles). Es una variedad de col en la que las hojas poseen un color violáceo característico. Éste color es debido a la presencia de un pigmento llamado antocianina. La fuerza de este color puede depender en gran medida de la acidez (pH) del suelo, las hojas crecen más rojas en suelos de carácter ácido mientras que en los alcalinos son más azules.

Hace como dos semanas compré una col lombarda en e mercado y ahí andaba en el cajón del frigo... sin saber cómo hacerla... Hoy descubrí que las hojas exteriores empezaba a ponerse algo mustias, por lo que decidí que era hora de cocinarla o la pobrecita moriría... 

Hice una receta fácil, de esas que no te comen mucho la cabeza y con lo que tienes a mano... como podemos comerla como entrante (primer plato) o acompañamiento, pues no hace falta cocinarla demasiado; aunque ahí prima el tiempo y las ganas que tengamos de estar en la cocina...

En fin, como andaba medio corriendo pues la preparé así y comimos hoy y mañana...

Ingredientes:

- 1 col lombarda sin las hojas exteriores bien lavada y picadita fina.
- 4 dientes de ajos a láminas.
- 12 nueces a trocitos.
- 1/2 vaso de pasas sin pepitas.
- sal, aceite de oliva, pizca de pimienta negra molida e hierbas provenzales.
- Unas semillas de sésamo para adornar.

Preparación:

  • Picamos bien finita la lombarda y la lavamos. La pasamos por la centrifugadora de lechuga...
  • Pelamos unos ajos y los laminamos.
  • Los ponemos en una olla honda con 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  • Los doramos a penas y añadimos la lombarda, las nueces, las pasas y los condimentos.
  • Damos unas vueltas para que todo se integre.
  • Tapamos la olla y dejamos que se haga al vapor durante unos 10 ó 15 minutos.
  • A mí me gusta que quede crujiente, no recocida...
  • Rectificamos de sal, si es necesario.
  • Apagamos el fuego y servimos.
  • Ponemos unas semillas de sésamo por encima para adornar.
Como os dije, comeremos dos días:

  • Hoy con el arroz que nos quedó de ayer... esa rica paella. Que para calentarla la puse en una sartén con un poquitín de aceite de oliva y una cuchara de salsa de soja. Rehogué unos minutos hasta que estuvo caliente y listo.

  • Mañana como guarnición de unos filetitos estofados de legumbres de la marca GRANOVITA.

Os ponga la receta a continuación...



Inyección de vitaminas...

¡Hola amigos!


Es lunes, primer día de la semana laboral para casi todos... y decidimos empezarlo con buena onda y bastante energía... 

De nuevo... batido verde!!

Ingredientes:

- 1/2 manojo de espinacas bien lavadas.
- 1/2 brócoli (solo las florecillas)
- 1 manzana verde Fuji
- 3 cucharaditas de azúcar moreno de caña.
- 1/2 litro de agua filtrada.

Preparación:
  • Ponemos todos los ingredientes en la batidora y moler, moler, moler...
  • Servir y disfrutar de esta ¡Inyección de vitaminas!
Estupendo para empezar el día con energía...

Pura clorofila

Batido de vida!

domingo, 17 de marzo de 2013

Esta noche... para cenar: ¡pura vida! Como habíamos almorzado muy bien, con nuestro arroz "... sin bacalao", y además, como nos había gustado tanto el zumo de la mañana... teníamos ganas de seguir experimentando este tipo de bebidas sanas y llenas de vida; así que me puse manos a la obra y en menos de 10 minutos estábamos ante estos dos suculentos vasos listos para beber... y este magnífico mango que estaba delicioso.

Ingredientes:

- 1 pera Conferencia pelada y sin semillas.
- 1 manzana Fuji pelada y sin semillas.
- 1/2 limón pelado y sin semillas.
- 300 ml. de agua filtrada (si lo preferís más líquido poned más agua).
- 1 taza de canónigos.
- Unas ramas de cilantro.

Preparación:
  • Poner todo en la batidora y licuar bien hasta que tengamos un batido.
  • Podemos meter 1/2 hora en la nevera para que esté algo más frío.
¡Absolutamente sublime!


Paella de verduras...

Hoy tuvimos una auténtica comida de "domingo", la tradicional paella valenciana... pero a nuestro estilo: vegetariana.



Ingredientes:

- 1 vaso grande de arroz redondo.
- 2 alcachofas.
- 1 zanhoria.
- Unas "florecitas" de brócoli.
- 2 tomates rallados.
- 4 dientes de ajo.
- Un puñado de judías verdes.
- 1/2 vaso de guisantes congelados.
- 1/2 pimiento rojo.
- 1 pimiento verde.
- Si tenéis caldo de verduras casero es mucho mejor, yo no tenía, así que puse una pastilla de caldo vegetal biológico.
- Doble cantidad de agua que de arroz (dos vasos, en este caso).
- Una pizca de azafrán en rama, una pizca de cúrcuma, una pizca de pimienta negra molida, una pizca de pimentón dulce y una o dos cucharaditas de sal.
- Dos cucharadas de aceite de oliva para es sofrito.
- Perejil fresco picadito.

Preparación:

  • Picamos los dientes de ajo a láminas, los pimientos y la zanahoria a cuadritos y lo sofreímos todo junto con el aceite.
  • Añadimos los corazones de alcachofas limpios de la hojas exteriores más duras y cortados a cuartos.
  • Añadimos los guisantes, el brócoli a trocitos pequeños, las judías verdes  a cuadritos y los tomates rallados.
  • Cuando las verduritas estén bien sofritas, ponemos el arroz y damos unas vueltas para que todo se mezcle.
  • En este punto añadimos todas las especias y la sal.
  • Agregamos el agua o el caldo de verduras casero, ponemos a fuego lento y dejamos cocer unos 15 ó 2o minutos, tapado.
  • Apagar, si el arroz ya está casi en su punto y dejar reposar de 5 a 10 minutos, mientras preparamos una rica ensalada o ponemos la mesa...
A mi marido le parecía que le faltaba un poquito de sabor... así que una vez en su plato le añadió una cuchara de salsa de soja... yo lo comí tal cual y nos gustó mucho a ambos, cada uno a su manera y a su gusto...



¡Zarandonga, nos vamos a comer, zarandonga un arroz sin bacalao...!

Zumos y batidos... ¡verdes!

Estoy muy contenta con este descubrimiento... y aprovechando que cada día nos acercamos más a la primavera, quiero empezar a introducir esta nueva forma de nutrirnos a nuestra dieta.

Los zumos verdes nos proporcionan nutrientes que ayudarán a limpiar nuestro colon, riñones e hígado mediante la eliminación de toxinas, lo que mejorará también nuestro sistema inmunológico. Si queremos estar sanos y sentirnos más jóvenes, es necesario estimular nuestro sistema inmune de la manera más natural posible.

Los zumos verdes, al principio, cuando nuestro paladar no está acostumbrado a tomarlos, pueden tener un sabor algo amargo... por la cantidad de nutrientes que nos aportan; pero no por eso debemos renunciar a tomarlos, pues son una fuente natural y sana de aportar vitaminas, minerales, antioxidantes y proteínas a nuestro organismo. También pueden tener un sabor lo suficientemente bueno como para disfrutar bebiéndolos si reducimos "la amargura" mediante la adición de frutas y verduras dulces, tales como manzanas, zanahorias o remolacha por ejemplo; o incluso algún endulzante natural como la miel, el azúcar moreno de caña integral, la panela o la stevia. Os animo a jugar con las recetas y encontrar el sabor que más os guste. 

Toma la idea básica de una receta y empieza a jugar con ella, eliminando lo que no te gusta y añadiendo lo que concede mejor sabor. Esta es la única manera de acostumbrarse a los nuevos hábitos. Yo también lo estoy haciendo así, pues, de igual modo,  son nuevos para mí.

Acostumbrarse a beber zumos verdes con regularidad es uno de los mejores hábitos que se pueden adquirir. Si tienes niños, deberían de beber los zumos y batidos verdes diariamente. Cuanto antes comiencen a beberlos, más les gustarán.  

Fuente: Natturalia.com


Hoy he hecho este zumo verde con el que hemos disfrutado mucho...

ZUMO DE CLOROFILA

Ingredientes:

- 1 manojo de espinacas.
- 1 puñado de canónigos.
- 4 ramas de perejil.
- 1 limón pequeño, pelado y sin pepitas.
- 1 litro de agua filtrada.
- 4 cucharaditas de azúcar moreno de caña ecológica.

Preparación:
  • Lavar en profundidad todas las hojas y centrifugarlas bien. Como hacemos con las hojas para ensalada.
  • Moler todos los ingredientes en una batidora de vaso a máxima potencia, colarlo (opcional) y endulzar a gusto.

Para empezar esta semana con buen "pie" tomamos este rico zumo lleno de vida y también nos nutrimos espiritualmente... ¿qué otra cosa podría ser mejor?

La Olla Vegetariana: Minestrone de la despensa...

viernes, 15 de marzo de 2013

La Olla Vegetariana: Minestrone de la despensa...

Pletzalej.-

Los pletzalej o panecillos de cebolla... son de origen judío y no sabéis las ganas que tenía de poner esta receta en el blog, desde que empecé, con esta aventura bloglera... 

No os podéis imaginar el olorcito tan rico y agradable que en estos momentos inunda mi cocina y parte de mi salón... donde estoy escribiendo estas palabras, mientras estos curiosos panecillos se hacen en mi horno... qué delicia, se me hace la boca agua. 

Os recomiendo que los hagáis, pues son tan sencillos que seguro que repetiréis, como me pasa a mí desde que descubrí esta receta... la hago cuando tenemos ganas de darnos un gustito con un buen pan... o unos ricos bocadillos, como va a ser esta noche...

Solo por el gusto de sentir ese olor tan bueno, merece la pena... no os arrepentiréis en absoluto de dedicar un tiempito y mucho mimo a estos ricos y jugosos panecitos.


Aún crudos...

Ingredientes:

- 1/2 taza de aceite de oliva virgen extra.
- 2 tazas de leche vegetal (yo puse de avena, pero puede ser de soja u otra).
- 1 cucharadita de sal.
- 500 kg. de harina blanca de trigo.
- 250 gr. de harina integral de espelta.
- 1 cebolla blanca grande.
- 25 gr. de levadura fresca.
- semillas de amapola para espolvorear.






Preparación:
  • Picar la cebolla bien pequeñita y aliñar con un poquito de aceite y sal y dejar reposar, mientras hacemos la masa del pan.
  • Mezclar las dos harinas con la levadura.
  • En otro recipiente, mezclar el aceite, la leche y la sal con un batidor manual hasta que esté bien integrado.
  • Ir mezclando con un tenedor la harina y la levadura con el líquido. 
  • Cuando esté todo mezclado, lo pasamos a la encimera y vamos amasando ayudándonos con un poco más de harina hasta tener una masa lisa y suave. Más o menos 10 minutos.
  • Dejar reposar en el mismo recipiente, tapado con un paño de cocina limpio, durante una hora.
  • Formar bollitos del tamaño de un huevo grande y aplastar con la mano, para darles forma atachada.
  • Ir colocando sobre una bandeja de horno con papel vegetal.
  • Poner un poco de cebolla picada y semillas de amapola sobre cada bollito y llevar al horno.
  • Más o menos unos 190 ºc. Durante unos 30 ó 40 minutos.
Aquí os los presento solos recién sacaditos del horno... y en bocadillo:
  • Láminas de manzana verde.
  • Lonchas de queso  (opcional).
  • Canónigos.
  • Chorrito de aceite.
  • Salsa pesto para untar.

Pero podéis ponerle lo que más os guste... 






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...