Cavatappi al horno.-

lunes, 21 de septiembre de 2015




Los "cavatappi" (o "sacacorchos",  en italiano) son un tipo de pasta con la forma de un macarrón rayado y con un agujero en el centro para que la salsa les llegue bien a todos los lados. Éstos me los trajeron mi amiga Kelly (cuñada de mi sobrina Bea) y su marido Carlo, directamente desde Italia, cuando vinieron a visitarnos hace un par de fines de semana. Quizá pueda sonar una "obviedad", pero la buena pasta, la pasta de calidad, se nota en todos los sentidos: en el aroma al cocer, en la textura, y sobretodo en el sabor... no tiene nada que ver con la pasta "normal" a la que estamos acostumbrados aquí... 

Al preparar esta receta quise poner mimo,  a mi estilo, en todos los detalles, para que el resultado final fuera sencillo y rico a la vez.

Además, quiero dedicárselo a mi amiga Catalina, que vino el domingo a comer a casa (por eso preparé este plato), y a despedirse... qué pena y alegría a la vez: pena porque se va y no sabemos cuándo nos volveremos a ver; alegría porque viaja rumbo a Inglaterra en busca de un destino mejor, así que Cata: "Te deseamos todo lo mejor y que puedas llegar a cumplir todos los deseos de tu corazón..." Sabes que te queremos mucho, preciosa! Un beso grande!

Esta semana hubo cosecha de hojas verdes: perejil, escarola, lechuga romana y acelgas...

En primer lugar, al cocer la pasta debemos respetar, al máximo, el tiempo indicado por el fabricante; en este caso ponía que con 6 minutos estaría "al dente", y así fue. Además, como después la vamos a meter unos minutos al horno para gratinar, es mejor dejarla algo durita, sin pasarla para que al mezclarla con la salsa tengamos un bocado exquisito.



Otro detalle que quise, desde el principio, tener en cuenta fue el tema de los ingredientes y los condimentos que le añadía, para que no resultaran invasivos. Así que preparé un plato básico sin añadir demasiados elementos. Para ello usé un buen manojo de acelgas que habíamos recogido el día anterior en el huerto. Las acelgas naturales nos dejan un toque algo ácido al final en el paladar pero, sin duda, son más frescas y nutritiva que las congeladas. Un detalle importante es no cocerlas demasiado; simplemente las rehogué unos minutos en el sofrito y quedaron también al dente como la pasta, resultando un bocado muy apetecible.

Bueno... y ahora basta de cháchara y manos a la obra...



Ingredientes:

- 300 gr de cavatappi (o cualquier pasta de sémola de trigo duro de tamaño corto).
- 1 cebolla grande.
- 1 manojo de acelgas frescas (solo las hojas, sin los tallos).
- 4 o 5 pimientos del Piquillo o 1 pimiento morrón fresco.
- Sal, aceite, 1 cucharada de margarina vegetal (de soja, en mi caso), pizca de nuez moscada y pizca de pimienta negra molida.
- 1 y 1/2 cucharada sopera de harina blanca de trigo.
- 1/2 litro de leche vegetal (usé de soja sin azúcares añadidos).
- Parmesano y emmental rallados para gratinar.



Preparación:
  • Comenzamos picando la cebolla en trocitos muy pequeñitos y la ponemos en una olla con 3 cucharadas de aceite de oliva a fuego bajo hasta que esté bien pochada... sin prisas, que no se dore, pero que esté transparente y blanda.
  • Mientras lavamos, escurrimos y cortamos el manojo de acelgas y cortamos, también, los pimientos del Piquillo a cuadraditos pequeños.
  • Ponemos abundante agua a hervir y cuando alcance el punto de ebullición, agregamos un puñado de sal y la pasta. Removemos y dejamos cocer, 6 minutos desde que hierve por segunda vez. Retiramos y escurrimos. Mezclamos la pasta con un hilo de aceite en un bol. Reservamos unos minutos.
  • A la cebolla que ya tendremos muy bien pochadita le añadimos las acelgas y un poquito de sal. Tapamos 5 minutos y así se ablandarán, pero quedarán al dente. Entonces, destapamos y  mezclamos con los pimientos del Piquillo. 
  • Con este sofrito mezclamos nuestra pasta y la volcamos en una fuente que pueda ir al horno.
  • Para hacer la bechamel, bien clarita, en un cazo derretimos la margarina de soja, agregamos la harina mezclamos bien y ponemos la sal, la nuez moscada y la pimienta. Agregamos la leche y removemos con unas varillas metálicas hasta que hierva y espese. Debe quedarnos una bechamel medio líquida, no espesa. Vertemos entonces nuestra bechamel sobre la pasta, cubrimos con los quesos rallados y gratinamos  unos 5 minutos bajo el grill a máxima potencia.






 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







32 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Pues mira, no he utilizado nunca los cavatappi con la forma tan graciosa que tienen. Pero me he fijado en la marca de la pasta, porque la tienen en uno de los super a los que voy, así que si tú dices que es buena, la próxima vez me la traigo a casa.
    Para mí tu plato es perfecto, y encima con verdurita de cosecha propia, que siempre sabe mejor ¿verdad?
    Cuando la materia prima es tan buena, con poco que le añadas además del cariño, todo sale riquísimo. Siento que tu amiga se haya ido, y ojalá en un futuro os encontréis de nuevo con sus sueños cumplidos y compartáis sonrisas, experiencias y otro buen plato de pasta.
    Besotes gordos mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nuria, por tus palabras. Un plato de pasta siempre sienta bien y es una escusa perfecta para almorzar tranquilamente con los amigos... un beso, guapa!

      Eliminar
  2. ¡Hombre, y tanto que se nota cuando es pasta italiana auténtica! No hay color Pilar, yo estoy deseando que algún conocido vaya a Italia para encargarle un par de paquetes (espero poder ir yo pronto, por cierto jeje). En casa también preparamos mucho pasta gratinada con verduras, y es de la manera que más nos gusta. Y si encima dices que la verdura es ecológica ya ni te cuento, un platazo :) Muchos besos, y feliz inicio de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Debora por tu visita y tus palabras. Un buen plato de pasta siempre es la escusa perfecta para sentarse a la mesa rodeada de seres queridos. Espero que puedas viajar pronto a Italia, es preciosa!! Un beso amiga!

      Eliminar
  3. Holaa Pilar!!!!
    Despues de ver la pintaza tan rica de esta receta y leer detenidamente lo bien que explicas como prepararla, se percibe el cariño que pusiste como ingrediente principal al hacerla.
    Seguro que los comensales quedaron más que satisfechos ;)
    Tomo nota, porque me ha encantado.
    Un besote grande y muy feliz semana!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nines, te aconsejo que la prepares pronto, pues es la escusa perfecta para sentarse a la mesa y disfrutar. Besos!

      Eliminar
  4. A mi la pasta me encanta de cualquier manera, en esto me da igual ser vegana que carnívora, jajaja, y ese plato tiene un pinta para chuparse los dedos. Por cierto, yo también prefiero rehogar las acelgas y espinacas en vez de cocerlas, además de conservar mucho mejor todas las propiedades de las verduras me gusta más el sabor. Me encanta tu plato, te lo compro enterito!!
    Un besote preciosa, que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  5. Platazo de pasta que me comía yo ahora mismo, ¡¡¡¡que rico!!! BSS

    ResponderEliminar
  6. Hola Pilar,tu amiga Catalina se va a Londres añorando ,familia,amigos y tus maravillosas recetas,como esta pasta tan sabrosa y con ese colorido tan bonito!!!!
    Feliz semana y muchos besitos guapa !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sabes a ella le encanta comer en casa y disfruta mucho la comida vegetariana; gracias por tu visita! Besos.

      Eliminar
  7. Rico, rico Pilar, vaya plato de pasta más bueno que has hecho, me gusta mucho. Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... estaba delicioso. Pruébalo!! Besos Mariví.

      Eliminar
  8. Estoy que me caigo de sueño pero tenía que ver tu entrada porque la foto no me ha dejado hacer otra cosa ¡menudas delicatessen que te montas en la cocina! Los cavatappi no los he comido en la vida, que ya sabes que soy más de pan que de pasta (por lo plasta que soy repitiéndolo todo el tiempo por lo menos jajaja), pero los tuyos me hacen tambalear el gusto. Pero sí que es cierto que se nota la diferencia entre la pasta guarrindonga de siempre y una de calidad. Lo noto muchísimo cuando la hago en casa que parece otra cosa, oye. Aunque como no me llevo muy bien con la máquina de pasta y como procuro que todo sea integral (y la pasta integral que venden no lo es, es un timo de harina blanca con salvado) cada vez que la hago es todo un acontecimiento para mi paciencia jajaja Pero esto se queda en pendientes porque como Nuria tengo la marca más que localizada en una tienda. Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... te doy permiso para que te vaya a dormir y descansar... Nos vemos en la próxima entrada! Besos!

      Eliminar
  9. La verdad es que lo has explicado de maravilla, se nota que la has hecho con mucho mimo. Te ha quedado un plato delicioso, se ve en las fotos. Todo me ha gustado, y qué buen plato me podría comer ahora mismo de esta pasta tan rica, que has preparado.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mari Nuri, espero que la prepares algún día y te acuerdes de mí! Besos guapa!

      Eliminar
  10. Pilar hace unos minutos comentaba en otro blog que soy una enamorada de la pasta y en cuanto veo una pasta bonita o diferente arreo con ella a casa. El resultado es que tengo un armario de la cocina llenito y como a mí me gusta comerla recién hecha queda relegada a los fines de semana (salvo cuando preparo ensalada de pasta) y al final la comemos muy pocas veces al mes porque son muchas las cosas que nos gusta preparar en fin de semana y hay que compaginarlas todas y en otras ocasiones surge comer fuera.

    Estoy de acuerdo en que una buena pasta se nota y que cuando disponemos de ella no hace falta "taparla" con miles de ingredientes, sino que acompañándola de una salsa y unas verduras sencillas la realzamos y tenemos un plato delicioso y sin complicaciones.

    Eso precisamente es lo que has hecho tú en tu receta y espero que tu amiga se haya marchado con buen sabor de boca y tenga mucha suerte allá donde va ¡siempre podréis visitarla en unos meses!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca por tus ánimos. Ella va súper animada y con muchas ganas de vivir nuevas experiencias... Besos guapa!

      Eliminar
  11. Que buen aspecto tiene esa bandeja recién salida del horno con su bechamel gratinadita. Una delicia de pasta, nada pesada y muy sabrosa. Creo que le hiciste un buen homenaje a tu amiga Catalina en su despedida, y míralo por el lado positivo, que es lo que hago yo cuando pienso en mi hija también en Inglaterra, así podremos hacernos un viajecito de vez en cuando.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me encantará poder visitarla, cuando esté establecida Un beso guapa!

      Eliminar
  12. Un plato de pasta súper apetecible!. Estoy contigo en que la calidad de la pasta da otro sabor y textura... no tiene nada que ver!
    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave... la calidad de la pasta! Un beso guapa.

      Eliminar
  13. Hola Pilar, qué maravilla de plato!! Se nota ese mimo que comentas, traspasa la pantalla y como no darte toda la razon en que la calidad de la pasta, (afortunada tu que te la traen de Italia ;) y el mimo ese que pones, no pueden dar mas que esos resultados que nos traes, decirte que haré este plato en breve y que seguro nos encantará. Me uno a esos buenos deseos para tu amiga Catalina.
    Como siempre es un placer pasear por tu cocina, llena de color, sabor y luz, aunque no suelo comentar mucho, intento no perderme :D
    Salu2 guapisima!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonia, que la disfrutes entonces, acompañada de los que más quieres... un beso!

      Eliminar
  14. Esto es lo que yo llamo una receta "de base", de fondo de despensa, de las que hay que recordar cada vez que queramos hacer pasta. Me ha encantado como siempre Pilar, sigo diciendo que tu blog ha sido todo un descubrimiento para mi. Un besote muy grande.

    ResponderEliminar
  15. No dudo que será una delicia esta pasta traída de Italia, eso se nota y bastante. Por otro lado:vaya cosecha verde que tienes!!! Qué maravilla, con ese perejil que tienes espero que te acuerdes de mí cada vez que lo veas!!jejejeje!! La receta es una delicia , qué rico todo!!un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... ojalá pudiera mandarte un poco para que los uses en tus platos! besos amiga!

      Eliminar
  16. ¡Hola Pilar! me encantaaaaaaaaa, todo, este plato y todos los que haces, me gusta el sello que le imprimes a tu cocina. Yo sí que he probado esta pasta, peroooooo... la de aquí, no he probado la tuya y ya sé que no tendrá mucho en común con la que yo uso ¡lástima! De todas maneras sí que me llevo tu receta, algo haré con ella, jejeje. Gracias por compartirla con nosotros. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia, me alegro mucho de que te gusten las comiditas que publico... lo hago con todo mi amor y pasión; en primer lugar para mi familia y en segundo para compartirlo con todas vosotras mis incondicionales... besos y hasta pronto.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...