Berenjenas fritas con miel de caña y panzanella.-

jueves, 10 de septiembre de 2015




Antes de que el verano toque a su fin, no quería dejar de mostraros esta ricura de menú que preparé un día de agosto "... con la fresquita", jajaja!! 

Son dos delicias cuya temporada natural para comerlas es el verano, así que se me ocurrió juntarlas y resultó ser un pequeño festín para los sentidos.


Ya sabéis que la panzanella me vuelve loca, pues ya os puse la receta hace mucho tiempo, y la hago mucho en verano y como las berenjenas fritas también son mi pasión, decidí hacerlas y probarlas con un toque de miel de caña... que este verano ha estado tan de moda en muchos de vuestros blogs. El resultado... a la vista está: impresionante!

Os animo a probar esta combinación antes de que la temporada de berenjena llegue a su fin, pues aunque en invierno también solemos encontrarlas en los mercados, ya no es lo mismo y no están tan ricas.

Mis aromáticas...


En esta ocasión quise dar un toque crujiente y explosivo al pan que da nombre a la panzanella, por lo que hice unos croutons con un toque de hierbas provenzales y parmesano rallado que convirtieron esta sencilla ensalada en todo un plato gourmet.

Pero antes de comenzar a explicar la receta, quiero contaros mi mayor satisfacción... es que todas las verduras que usé en esta ocasión son de nuestro huerto: Sí, desde abril tenemos un huerto!! Aún es pequeño y recién ha comenzado a dar sus primeros frutos desde julio, pero estamos muy ilusionados de poder cultivar nuestra propias verduras... y algún día frutas, para llegar a nutrinos 100% ecológico.

Os muestro algunas fotitos...

Berenjenas 

Tomates

Calabazas

Nabos

Perejil

Coles, lechugas y acelgas

Ingredientes:

Para la panzanella
Croutons:
- 2 rebanadas de pan de pueblo cortada a cudraditos (en Cataluña pan de payés).
- 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
- Sal, pimienta, hierbas provenzales y parmesano rallado a gusto.

Verduras:
- 1 cebolla blanca grande.
- 3 tomates grandes maduros.
- 1 pepino grande sin piel ni semillas.
- Hojas de albahaca fresca, sal, aceite y vinagre de sidra de manzana (yo uso una marca bio).

Para las berenjenas con miel de caña
- 2 berenjenas medianas.
- Sal, aceite de oliva para freír.
- Miel de caña para acompañar.

Bastones de berenjenas friéndose

Preparación:
  • Para la panzanella lo primero que haremos serán los croutons, que deben estar fríos antes de añadirlos en el último momento a la ensalada. Para ello, cortamos las rebanadas de pan en cubos más o menos de un bocado y los ponemos en una sartén bien caliente con 3 cucharadas de aceite de oliva. Vamos moviendo los croutons o picatostes (así se ha dicho aquí toda la vida) hasta que tomen un bonito color dorado. Entonces, agregamos a la sartén, ya fuera del fuego, una pizca de sal, pimienta, hierbas provenzales y parmesano recién rallado (de éste último puse como media taza). Lo ponemos otra vez al fuego, pero esta vez lento, y removemos hasta que veamos que el queso comienza a derretirse. Retirar y reservar en una bandeja o plato extendidos para que se enfríen.
  • Después picamos en cubos los tomates, el pepino y la cebolla y los echamos en un bol grande. Los condimentamos con sal, aceite y vinagre de manzana, todo al gusto y llevamos el bol, tapado con film al frigorífico hasta la hora de servir nuestra ensalada.
  • Ya es hora de que pelemos las berenjenas  y las cortamos a bastones de unos 8 a 10 cm de largo. El grosor debe ser de un dedo más o menos.
  • Las vamos friendo en abundante aceite de oliva, por tandas, hasta que estén doradas y crujientes.
  • Escurrimos cada tanda sobre papel absorbente y reservamos.
  • Las ponemos sobre la fuente en las que las vayamos a servir y las salamos levemente. 
  • Sacamos la ensalada del frigorífico, le añadimos los croutons y las hojas de albahaca fresca y llevamos todo a la mesa... sin olvidarnos de poner un pequeño recipiente o salsera con la miel de caña que acompañará a nuestras berenjenas fritas.



Mmmm... solo de pensar lo rico que estaba todo, me entran ganas de hacerlo otra vez. Recordad poner mucho amor en cada cosa que hagáis y así la vida será más fácil y bonita, tanto para vosotros como para los que os rodean.




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







18 comentarios:

  1. Pilar hace unos años de puso muy de moda en la copa de espera de las bodas servir berenjenas fritas con miel de caña. De hecho en la mía hubo (aunque yo a la copa de espera llegué pelín tarde por las fotos ji ji ji)

    Ahora ya no, y me da rabia, porque no sirven nada de verduras ¡bastante carne y pescado se come ya en una boda!

    La panzanella no la conocía, esa receta tuya no la tenía fichada, pero ya sí, así que va a caer bien prontito que tiene que estar de muerte. De hecho te voy a copiar íntegro el menú ¡qué rico!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Cuca, que en las bodas hay mucha carne y pescado... y a los vegetarianos nos miran raro... jajaja!!! Copia el menú y espero que os guste, es muy sano y rápido de hacer y está realmente rico. Besos!!

      Eliminar
  2. Hola Pilar!! Empiezo por el huerto: Qué bonito y qué suerte tener productos tan buenos y de temporada. Aunque hay que reconocer que da su trabajo. Pero el resultado es espectacular, ya veo que tienes buena mano.
    Las berenjenas con miel de caña son una manjar, qué ricas, y acompañada con esa ensalada se convierten en menú perfecto!!Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el huerto tiene mucho, muchísimo trabajo... pero es un sueño que teníamos desde hace mucho tiempo... así que lo hacemos con gusto, sobretodo mi marido que es el que más lo trabaja, por ahora... Un beso, guapa!!

      Eliminar
  3. ¡Hola Pilar! para mi un placer andar por tus fogones, aprendiendo y con la boca hecha agua de lo bueno que se ve todo y de lo bien que nos lo vendes. El huerto una pasada de las gordas ¡qué manos tienen sus labradores! Disfrutádlo, que yo lo haré también por vosotros. Mil besos y nos vemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia por tus palabras y por tu visita, bienvenida de nuevo a nuestro pequeño mundo... un beso, guapa!!

      Eliminar
  4. Hola guapa!!! Envidia sana tu huerto (aunque yo no puedo tener uno aquí), pero más envidia sana me dan tus plantas aromáticas!! (cuando veo las fotos me doy cuenta de que no tengo ninguna mano para las plantas, snif snif).
    La receta de berenjenas con miel de caña ya la había hecho, pero la voy a probar con esa panzanella que tiene una pintaza estupenda y riquísima.
    Besos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aisha, yo tampoco tengo mucha mano con las plantes...eh? pero dedicándoles un poquito de tiempo a la semana... son muy agradecidas!! Un beso, guapa!!

      Eliminar
  5. Huy, huy, literalmente se me está haciendo un agujero en el estómago ¡¡con estas exquisiteces!! Las berenjenas así son una de mis comidas preferidas, la panazella ya está apuntada para hacerla enseguida y estoy de suerte, porque por fin tengo albahaca en una macetita, sí ahí...no como tú dando envidieja con ese huerto tan hermoso y bien abastecido de todo!
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja!! te felicito por la albahaca fresca, no cosa más rica para una ensalada... te animo a preparar esta panzanella: te conquistará!! Un beso, guapa!!!

      Eliminar
  6. Al final, no han sido suficiente los días, y me quedé sin probar tu panzanella. Las berenjenas sí, y aunque las hicimos de otro modo, doy fe de lo riquísimas que están.
    El huerto lo tenéis precioso, estoy deseando poder verlo.
    Y las aromáticas están perfectas, y no me extraña, con la luz tan fantástica que tienen se ven divinas.
    Besos guapa y feliz viernes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias bonita, podéis venir cuando queráis, aquí tenéis vuestra casa. Un beso!!

      Eliminar
  7. Me encantan las berenjenas con miel :-)
    Y adoro las aromáticas!!!
    Un saludito

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo que probar porque aun no lo he hecho nunca, que huerto tan surtido me encanta y las aromáticas se ven preciosas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel, seguro que te gusta, un besito, guapa!!

      Eliminar
  9. ¡Pilaaaaaaaaar! Dime dónde tienes el huerto que voy y te robo todo! jajajaja Es una de mis cuentas pendientes, alquilarme un terruñito por aquí y plantar de todo. De momento me conformo con sembrar y cuidar el huerto de unos amigos (que anda que tendrán queja! jajaja). Luego me llevo unos tomates, unas guindillas y unas remolachas y tan feliz. Pero pocas cosas hay más satisfactorias que comerte el fruto de tu esfuerzo.
    La panzanella para mí es el paradigma del ponerme las botas. Que no me puedo hacer un cuenquito, no. Me hago la fuente entera y me la como como si fuera el último día de mi vida ¡Pero qué bueno está eso! Así que tengo que hacerla de vez en cuando porque me termina doliendo la barriga como a los niños chicos jajaja Las berenjenas con miel no hace mucho que las probé y me encantaron. Me las suelo servir de guarnición y ese día la miel no me la como del bote con cuchara jajajaja
    Un besazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, Silvia, me encantan tus comentarios... siempre me alegran el día, y para comenzar este lunes no está mal. Me alegro que puedas cuidar el huerto de tus amigos, que es muy bonito y gratificante cuando podemos comer algo que ha sido plantado por nosotros... ¿a qué si? Ahora que lo dices, es cierto, que la panzanella debe ser tu favorita, pues sé que el pan te vuelve loca... Un beso, amiga y cuidado con la panzanella... jajaja!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...