Quibebe o kibebe.-

jueves, 26 de noviembre de 2015

El quibebe o kibebe es un plato de origen guaraní, con una textura entre sopa y puré. Es muy sencillo y sabroso, pues se hace a base de calabaza (o zapallo como le dicen en Argentina) y queso. Además, dependiendo del punto que le demos, más o menos espeso... puede servirse como primer plato o como guarnición.



El quibebe tiene sus orígenes en Paraguay y el norte argentino y fue adoptado por los criollos en la época colonial; pues era habitual en las mesas de todo el Río de La Plata en la primera mitad del siglo XIX. 




Yo lo conocí a través del programa Master Chef Argentina, pues una de las concursantes que era de  la provincia de Misiones, Patricia Zacarías, lo preparó. Y me imagino que ahora os estaréis preguntando: "¿Qué hace ésta... viendo un programa argentino?"... Jajaja!, pues tiene su explicación. Me encanta MChef y como mi marido es argentino... este verano pasado, cuando llegábamos del trabajo (antes de las vacaciones), como no había nada interesante en la TV (y por la noche es el único momento del día en la vemos un rato... antes de ir a la cama) pues se nos ocurrió que podíamos ver MChef Argentina... y ahí nos veis a los dos, cada noche, buscando el capítulo correspondiente para echar el rato...



Es una preparación muy sencilla y autóctona, pero que nos ha encantado a ambos, por eso, quiero mostrarlo.

La forma tradicional de hacer el quibebe es parecido a un risotto. Ponemos la calabaza cortada pequeñita en una olla y vamos agregando caldo o agua conforme lo vaya necesitando, aunque yo también vi esta otra forma de hacerlo..., más libre, que me encantó y que tiene una pinta deliciosa... así que me dije: 

"Y si hago una fusión... Total, es mi cocina y nadie se va a enterar... jajaja!!"

Ingredientes:

- 1 calabaza entera mediana... yo usé esta preciosidad que veis en la foto.
1 cebolla grande a cubos pequeños.
- 2 dientes de ajo prensados.
- Caldo de verduras casero, de 2 a 3 tazas. La iremos poniendo poco a poco.
- Queso cremoso y mozzarella rallada.
- Sal, nuez moscada, pimienta blanca molida,  azúcar y aceite de oliva virgen extra. Todo a gusto.
- Harina de maíz la cantidad que se necesite. O bien, en otra versión... la que yo usé, 1 lata grande de maíz dulce.
- Perejil fresco picado para adornar.
- Margarina vegetal (de soja era la mia) y pan rallado para la fuente.




Preparación:
  • Primero pelamos y cortamos la calabaza en cubos pequeños.
  • Por otro lado, debemos tener, en una olla aparte, el caldo de verduras caliente.
  • En otra cacerola salteamos la cebolla  y los ajos con 4 o 5 cucharadas de aceite  Cuando la cebolla esté bien cocida y transparente, agregamos los cubos de calabaza, y vamos cocinando con fuego mínimo. Entonces, vamos agregando poco a poco, mientras removemos, el caldo reservado. Es decir, un cazo de caldo, esperamos que evapore y agregamos otro y así hasta que la calabaza esté bien tierna y se vaya deshaciendo. El puré debe quedar muy rústico, pero si os gusta más suave, solo tenéis que ayudaros con un pisa-papas, de eso que sirven para hacer puré.
  • Cuando logramos la textura deseada, agregamos la harina de maíz (de la amarilla no maicena... que es fécula), si no la consigues, puedes usar polenta aunque no es lo mismo. En cuanto a la cantidad, depende de la textura que nos guste más o menos espesa... puede oscilar entre 1/2 taza o solo 3 cucharadas, quedando así la preparación más liviana.
  • Removemos continuamente hasta que logremos la textura adecuada. Si te quieres evitar todo este "rollo" de la harina, solo tienes que hacer como hice yo y que queda fenomenal... usar una lata grande de maíz dulce escurrido y mezclar con el puré y asunto resuelto.
  • Ahora podemos agregar la mozzarella rallada, remover y tapar la olla hasta que se funda, unos 10 minutos... o como yo hice, porque me encantó la idea, que fue: agregar mozzarella rallada y mezclar, verter el quibebe en una fuente para horno untada con margarina y espolvoreada con pan rallado, poner más queso mozzarella por encima y llevar a gratinar unos 5 o 6 minutos hasta que esté doradito. ¡Mmm... perfecto para la cena! Aunque con esta cantidad tuve para tres días... pero no nos importó, pues realmente está delicioso y con el paso de los días se pone más rico.




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







25 comentarios:

  1. No conocía esta comida ni por asomo. Sí me ha recordado un poco al risotto en la preparación y en cuanto a los ingredientes que lleva son buenísimos todos, así que mala no puede estar nunca en la vida. Lo que se aprende contigo chica, cocina del mundo mundial se debería llamar tu blog. Hala, ya le he cambiado el nombre. Buena receta, como siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, Lola... tienes razón, y he de decirte que no está mal ese nombre... es que me encanta cocinar platos nuevos de todos sitios... qué le voy a hacer? Un beso.

      Eliminar
  2. Pilar, has preparado una versión de quibebe bien interesante. Creo que es un plato estupendo para comer los días otoñales frescos y lluviosos porque caldea panza y corazón todo en uno. ¡Riquísimo! Además, le has hecho honores a una receta bien típica de cierta región de mi país que muchos argentinos no la conocen (por eso de la cocina regional). Me encantó ;)
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvina, te invito a probarlo, pues a mi me ha fascinado. Un beso guapa.

      Eliminar
  3. Pilar me encanta cuando nos cuentas la historia de la receta :-)))
    Se ve un plato para repetir ;-)))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me encanta probar e indagar en platos de todos los lugares del mundo... para versionarlos y degustarlos con los míos. Un saludo.

      Eliminar
  4. Pues al ver el nombre pensé que los ingredientes eran más raros y difíciles de conseguir, pero veo que no!! Un plato !! Me lo guardo Pilar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No... son ingredientes que todas tenemos en nuestras cocinas, eso es lo mejor! Un beso guapa.

      Eliminar
  5. ¡Buenas tardes Pilar!

    No sabes lo identificada que me he sentido contigo. Mi marido no es argentino, los tiros no van por ahí, pero yo soy una loca de los programas y concursos de cocina y mi costillo el pobre está saturado. Lo mismo me da ver a Arguiñano, Top Chef, Robin Cook, Sabotaje en la cocina o Crónicas carnívoras... A mí ver a alguien cocinando (y/o disfrutando de la comida) me inspira.

    Y no es que copie luego en casa las recetas que vea, es que a veces (la mayoría) me acuerdo de alguna cosa que tengo en la despensa y se me ocurre alguna receta. Por ejemplo una vez en Top Chef se estaban peleando con pescado y a mí se me ocurrió un revuelto con guisantes y pollo que nos encantó y que ahora se prepara muchas veces en casa...

    Igual es que soy un poco rarita ja ja ja

    Me alegro de que os enganchárais a Master Chef Argentina y hoy compartas el Quibebe con nosotros porque yo ni había oído hablar de este plato y la pinta es bastante interesante.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta ver programas de cocina en la tele y en youtube... así puedo tener más opciones a la hora de cocinar... Un beso, Cuca.

      Eliminar
  6. Una de mis mejores amigas en argentina, y sus padres cuando vienen a España preparan comidas de allí. Y creo que esta receta o parecida la hacen ellos. A mi desde luego me ha gustado mucho, es sencillita y se ve muy rica. Me la voy a guardar porque en este tiempo, me gusta mucho comer estas recetas de sopas o puré por la noche.
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy fácil de preparar y te aseguro que está buenísima. Cuando la pruebes seguro que repites más veces. Un beso guapa!

      Eliminar
  7. Pues si Pila, nadie se va a enterar, je je te ha quedado con una pinta deliciosa!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Desconocido para mí pero me ha parecido muy interesante y además muy nutritivo. La pinta es buena, habrá que probar el sabor pero seguro que merece la pena! Por cierto, yo también soy adicta a los programas de cocina y gracias a internet puedes ver lo que quieras de todo el mundo, siempre hay algo que te llama la atención.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalo Nuria que seguro que te gusta mucho... a mi me chifla ver programas de Tv de cocina... así aprendo muchas opciones distintas y más variedad para comer... Besos.

      Eliminar
  9. Hija mía, desde que te has hecho vegetariana, hay que ver la de cosas que estoy descubriendo contigo, y esto si que me lo comería pero sin dudarlo.
    Besos y buenas noches.

    ResponderEliminar
  10. Pues anda que no se iba a enterar nadie jaja, todas nosotras !!! y que sepas que me ha encantado. Si solo el color que tiene, ya enamora.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. Cuántos platos nuevos estoy descubriendo contigo y qué buen aspecto tiene éste!!!
    Ver programas de cocina es divertido y más cuando son de otros países, yo por lo menos siempre aprendo algo.
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  12. Esta plato es sencillo, pero delicioso, me sorprendió muy gratamente. Te lo recomiendo. Un beso, María.

    ResponderEliminar
  13. Hola !!! Me encanta esta nueva versión!! Más porque tiene choclo (Maíz dulce)!! Voy a preparar tu receta seguro que queda más sabroso con el gratinado de queso al horno. Saluditos desde Misiones, Argentina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia!! Qué honor recibirte en mi cocina, me alegro mucho que te haya gustado mi versión. Un beso grande desde Barcelona, España.

      Eliminar
    2. El honor es mio. Un beso y feliz navidad! Y un año nuevo cargado de bendiciones!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...