Pan malteado.-

lunes, 18 de enero de 2016





Este pan lo tengo preparado desde el año pasado... ¡cuánto tiempo, eh! Pero no había tenido la oportunidad de mostrároslo... Hoy lo hago con toda la ilusión, a pesar de que en las fotos aparece la fecha de anterior... jajaja!!

Antes de nada quiero dedicárselo a mi querida amiga Silvia, de Silvando Aromas, que lleva una temporadita apartada de los fogones, pero a la que quiero y echo mucho de menos; como seguro algunas de vosotras también. Silvia te envío un beso muy grande y espero, esperamos, verte muy pronto por aquí... echamos de menos tu buen ánimo y tus historias, guapa.

Que estoy loca con el pan, no es ninguna novedad para vosotros... pues ya lo demostré el año pasado, pero este año quiero seguir experimentando con las harinas, con las levaduras, con los tiempos de cocción... con las formas, las texturas, los aromas... todo lo referente al pan; y por eso, no paro de buscar distintos tipos de pan para probarlos... y este es uno de los que llevaba tiempo queriendo publicar, desde el año pasado,  y os cuento que recién horneado desprende un aroma que quita el sentío... y al enfriarse su corteza es crujiente y durita mientras que el centro es esponjoso y aromático. 

Encontrar la harina tostada de malta os digo que no ha sido fácil, pero por aquellas casualidades de la vida en Jaime J. Renobell, la venden. Es un colmado, estilo antiguo, en el que la mayoría del género lo venden a granel y me fascina... y conste que no me dan comisión por decir esto, solo que como a mi me gusta y me dan buen servicio cada vez que voy, pues por eso lo cuento por si os puede servir a vosotros. 



La harina de malta es una harina que no se puede usar en grandes cantidades, a los sumo de un 2% a un 5% del total de harina que vayamos a usar para hacer nuestro pan, pues es muy fuerte de sabor y solo sirve para realzar el sabor de nuestras masas y aportar algo de color y textura crujiente a la corteza. Así que si la usáis sed muy precavidos con ella pues si nos pasamos nos puede llegar a estropear todo el trabajo y el esfuerzo. 

Os animo, no obstante, a probar este rico pan que no tiene nada que ver con otros que hayáis probado antes... para desayunar con margarina y mermelada queda genial... así que vamos a meter las manos en la masa.



Ingredientes:

- 500 gr de harina blanca de trigo.
- 10 gr (1 cucharada sopera rasa) de harina tostada de malta.
- 10 gr (2 sobres) de levadura seca de panadería.
- 1 cucharada de aceite de oliva.
- 1 cucharada de miel fluída.
- 5 gr de sal marina (1 y 1/2 cucharadita).
- 250 ml de agua tibia.



Preparación:
  • Tamizamos las dos harinas, la sal y la levadura en un bol grande. Mezclamos.
  • Diluimos la miel en el agua tibia y agregamos al bol el aceite y el agua. Mezclamos con un tenedor y después con las manos. Hacemos un bollo. 
  • Espolvoreamos levemente la encimera  y seguimos amasando durante unos 7 a 10 minutos.
  • Engrasamos el bol y la masa levemente y lo dejamos leudar tapado con un film transparente durante una hora y media.
  • Desgasificamos la masa. Engrasamos un molde tipo plum-cake e introducimos la masa. La dejamos leudar tapada con un paño limpio durante otra media hora, o hasta que llegue al borde del molde. Mientras precalentamos el horno a 200º C.
  • Horneamos el pan de 35 a 40 minutos, o hasta que quede cocido y tostado. Dejamos enfriar sobre una rejilla metálica.



 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







28 comentarios:

  1. Pues no he probado ni visto esa harina malteada, la de cosas que me quedan por descubrir!! pero desde luego no tengo duda que debe ser delicioso tu pan, el color invita a pillar un pellizco !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le da un sabor y un aroma muy especial al pan casero, que me ha encantado. Un beso.

      Eliminar
  2. No he probado la harina malteada, pero viendo el aspecto de este fabuloso pan que has preparado, habrá que buscarla y ponerse manos a la masa, para preparar este delicioso pan que has elaborado, que tiene que estar riquísimo! bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta harina le da un sabor y un aroma muy característico al pan casero que me ha enamorado por completo. Besos.

      Eliminar
  3. ¡¡Ala, qué pasada de pan!! Mira que cuando voy a la panadería no me llama ningún pan, y cuando vengo a vuestros blogs y los veo, ¡¡me encantan!! Parece mentira que todos estos ingredientes en el horno, salga algo tan mágico. ¡¡Cómo me gustaría verlo y tocarlo!! Creo que no pararía de dejar de comer.
    Por cierto, yo también echo de menos a Silvia, haber si se anima y vuelve. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el pan recién horneado te invita a comer y comer... y a veces es peligroso pues no ves el límite cuando debes parar... jajaja.
      Sí, es una lástima que no esté, por ahora, en su blog, pues es muy maja y la quiero mucho. Besos guapa.

      Eliminar
  4. No soy nada aficionada a cocinar pan y no es porque no me guste, sino porque no me he propuesto el reto todavía. Cuando veo lo ricos que los hacéis sí que me entra el gusanillo, pero a la hora de la verdad no me atrevo sola. Mejor me quedo con el tuyo que para eso tiene una pinta que alimenta y bien rico que debe estar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un pan muy característico que me ha encantado, de verdad. Te invito la próxima vez... besos.

      Eliminar
  5. Me consta que Silvia se sentirá feliz al ver tu pan y tu dedicatoria, seguro que pronto volverá con esa vitalidad y fuerza que la caracteriza porque solo con hechos como este, hacen que ser bloguera merezca la pena.
    Yo de pan entiendo y mucho, pero de comerlo básicamente, ja, ja, ja...y no veas las dos tostá con manteca colorá que me zamparía mañana para desayunar. ¡Buenísimo!
    Besos ❤️❤️❤️

    ResponderEliminar
  6. Un bonito regalo para tu amiga, seguro que sabe apreciarlo! Un pan exquisito que nunca he probado pero que seguro tiene que ser delicioso. Un beso Pilar!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queda muy rico, aromático y sabroso, seguro que te encantaría. Un beso guapa.

      Eliminar
  7. Que rico ha de estar este pan, tomo nota de la advertencia que nos das, por cierto Silvia estará contentísima con esta dedicatoria.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Me pirro por ese pan que pinta tiene, que lastima no poder olerlo desde aquí, voy haber si encuentro aquí la harina de malta y si la encuentro lo haré haber que me sale a mi.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si la encuentras te recomiendo que la compres. Dura mucho tiempo y aporta al pan un carácter muy especial... besos Rosss

      Eliminar
  9. Un pan fantástico Pilar ¡Qué ganas de probarlo! No he usado nunca esta harina, tampoco la he buscado. Tengo poco tiempo para hacer pan y la verdad es que estoy deseando encontrarlo para hacer alguno, de lo que sea, me da igual... es que saben tan ricos los panes caseros. Este tuyo es un verdadero lujazo. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... esteba riquísimo. Te aseguro que si pruebas pan hecho por ti misma, poco a poco, te irás aficionando a hacerlo y no podrás parar... siempre querrás volver a hacer otro y otro y otro... jajaja. Besos guapa.

      Eliminar
  10. sabes que yo tb compro en Renobell y que llevé a Aisha cuando vino el año pasado? Me encanta ese sitio, aunque a veces he encontrado más harinas, como la Manitoba, en Perris...aunque me gusta más Renobell por lo de que es la primera que descubrí.
    Este pan tiene que quedar buenísimo, lo tengo que probar.
    A ver si nos encontramos un día!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría!!! Qué lindo sería poder disfrutar de un café, las tres juntas, en alguna terracita de Barcelona. Un beso guapa.

      Eliminar
  11. Me ha encantado este pan tan rico que has hecho. Esa harina no la conocía, y te ha quedado un pan de vista y seguro que de sabor delicioso. Seguro que tu amiga Silvia se anima mucho con esta dedicatoria.
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así sea y vuelva pronto a deleitarnos con sus platos y sus ocurrencias. Un beso Mari.

      Eliminar
  12. A la tienda Renobell fui el año pasado cuando visité a mis padres... me llevé varias harinas. Y este año cuando vaya toca visita otra vez ;)
    Yo la malta la compro aquí en el molino y se le puede añadir al pan... pero no me digas qué tal porque la compré hace tropecientos años y aún no la he probado. Es que encender el horno para hacer pan sale caro, sinceramente.
    De todas formas probaré este pan tuyo y aprovecharé para meterle la malta :D
    besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... tienes razón Aisha, encender el horno para hacer pan sale caro, no te lo niego; pero qué bien huele y qué rico está... de vez en cuando me gusta hacerlo porque lo disfruto mucho.

      Me encantaría poder quedar contigo cuando vengas a Barcelona, así nos conocemos en persona, que me hace mucha ilusión, un beso guapa.

      Eliminar
  13. Wualaaa!! Pero qué pan más rico y más perfecto te ha salido!! =)
    Tiene una pinta súper tierna y rica guapi ^^
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este pan me encantó desde el primer mordisco. Besos.

      Eliminar
  14. Pilar pero que pan tan bueno que nos enseñas hoy :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este pan me encantó desde el primer mordisco... Besos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...