Spiced pickled onions.-

jueves, 13 de octubre de 2016






... o cebollitas encurtidas con especias.

Tenía un montón de ganas de probar esta receta. La cosecha de cebollas y ajos ha sido muy abundante en el huerto este verano y aprovechando que salieron algunas muy chiquitinas, más o menos como medio kilo o así, decidí probar con una receta de cebollitas encurtidas, pues los encurtidos me encantan y para un picoteo quedan fenomenal y si son de tu huerto más, lógicamente. 

Hice solo tres frascos, pues es una receta de "prueba", si salía bien, volveré a repetirla sin duda, pues es muy fácil, práctica y las cebollas quedan riquísimas. Si no tienes huerto no pienses que no puedes hacer esta receta... al contrario, vete corriendo al supermercado o a tu mercado local y tráete un kilo o 2 de cebollitas, chalotas o cualquier otra variedad de cebollas pequeñas y no te quedes sin probar esta increíble receta.




Ingredientes:
- 1 kg de cebollitas pequeñas.
- 2 vasos de agua.
- 1 vaso de vinagre de tu elección (yo usé de manzana ecológico, que es el único que me gusta).
- 3 o 4 hojas de laurel.
- Un puñadito de pimientas en grano (negra, blanca, verde, rosa...).
- 2 o 3 clavos de olor.
- Tiritas de cáscara de limón y tiritas de jengibre fresco.
- 1 cucharada de sal.
- 1 cucharada de azúcar moreno.






Preparación:
  • Para pelar las cebollitas sin esfuerzo y sin estropearlas lo mejor es sumergirlas en agua hirviendo durante unos 15 minutos. Después las podemos ir pelando con ayuda de un cuchillito pequeño o incluso las manos, pues la primera cáscara saldrá con facilidad.
  • Mientras, en una olla ponemos a hervir el vinagre, el agua y las especias. Cuando rompa el hervor retiramos del fuego y dejamos que se atempere un poco la preparación.
  • En frascos limpios, los míos estaba recién salidos del lavavajillas, vamos acomodando las cebollitas y llenamos los frascos con la solución para encurtirlas hasta el borde. Podemos introducir en los botes parte de las especias utilizadas. rodajitas de jengibre, tiritas de limón, hojas de laurel, pimienta y clavos...
  • Hervimos los frascos una vez que los tenemos bien cerrados durante 10 o 15 minutos y ya tenemos nuestra conserva que nos puede durar muchos meses. Aconsejo que antes de usarla la metemos unas horas en el frigorífico para que se enfríen bien los pickles, además una vez abiertos los frascos es aconsejable guardarlos en la nevera y que no dure abierto más de una semana o 10 días. Esos es todo...



 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







10 comentarios:

  1. Pilar antes que nada felicitarte por tu santo. Ayer no tuve tiempo ni de mandarte un mensaje ¡y es que Lara ocupa todo mi tiempo!

    Esta receta me ha encantado. Durante el embarazo me dio por comer cebollitas en vinagre de esas minis que venden en el supermercado y aquí me tienes más de un año después enganchada aún a ellas. Me ha encantado la idea de hacerlas en casa, aunque sea con cebollas más grandecitas. Buscaré en el supermercado cebollas pequeñas y la pondré en práctica, y el próximo verano las haré con las de mi padre.

    ¡Besos mil y feliz finde!

    ResponderEliminar
  2. Es muy práctico y cómodo disponer de estas cebollitas que en cualquier momento se pueden utilizar. Además, con lo fácil que lo has hecho, merece la pena dedicar un poco de tiempo a esta preparación que nos hará un buen avío siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Pilar!! Pues estas cebollitas como picoteo es fantástico, sano y con pocas calorías, ¡¡y que tienen que estar riquísimas!! Y por lo menos sabes perfectamente qué ingredientes lleva. A mi también me gustan mucho los encurtidos, y también solemos ponerlos como aperitivos. A mi me encantan tanto las cebolletas como los pepinillos en vinagre y como tentempié son fantásticos.
    Tu receta se ve fabulosa, y eso de poder hacerlos en conserva, es ideal para poder consumirlos a lo largo del año. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Y qué buenas te han salido!!
    Me encantó probarlas, aunque nos supieron a poco, ya sabes que los encurtidos nunca faltan en casa, pero si los has hecho tú, es un lujo al que hay que darle el protagonismo que se merecen. Además de la calidad de las chalotas de tu huerto, has puesto una selección de ingredientes, perfectos para potenciar todo el sabor y aromas de esta maravilla.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Seguro que están muy ricas y sabiendo que es un producto tan natural aún más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Tienen que estar deliciosas!
    Los encurtidos me encantan en todas sus variantes. ;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola, primero muchas felicidades por tu santo, aunque atrasadas!!!
    Tienen que estar divinas, pero es que tienes una materia prima espectacular, qué bueno todo lo que da tu huerto!! Un beso preciosa

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por tu santo Pilar, aún con retraso!!! A mi me encantan las cebollitas encurtidas, las tuyas se ven fantásticas y de la huerta, una maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Nunca me atrevo a hacer conservas, a ver si se me quita el miedo. A mí también me gustan mucho los encurtidos y es algo que se puede hacer en casa fácilmente y sin meterle conservantes ni cosas raras.
    besos guapa!

    ResponderEliminar
  10. Pilar, me parece una estupenda idea a partir de la cosecha de tus mini cebollitas. Es un volver a las fuentes (que tanto me gusta), preservando los frutos de nuestra huerta que, hoy en día, es un privilegio y una alegría enorme. Sin dudas, repetirás receta porque tienen un aspecto muy bonito; además, son ideales para presentar en una picada/picoteo, para acompañar croquetas o hamburguesas vegetarinas... En fin, estoy segura que le darás muy buen uso en tu cocina ;)
    Un beso grande y te deseo una hermosa semana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...