Espinacas a la catalana.-

lunes, 7 de noviembre de 2016





Si el otro día le tocó el turno a las acelgas del huerto... hoy les toca a mia queridas espinacas, sí, esas que visteis en las fotos del salteado especiado de quinoa y acelgas.

A principios del verano pasado, mi huerto, nos dio acelgas y espinacas gigantes y estupendas, es por eso que al percatarme de que no tenía este rico plato incluido entre mis recetas, enseguida pensé que tenía que hacerla, aunque sé que la gran mayoría de vosotros ya lo conocéis.

Se trata de las espinacas a la catalana, un plato humilde, pero no por ello menos sabroso y adecuado, por ejemplo, para servir de acompañante con cualquier otra delicia de la gastronomía de esta tierra. 

Además de ser un plato por sí mismo, las espinacas a la catalana, pueden servir también como una base para rellenar empanadillas, empanadas,  o para poner sobre cocas, además, de relleno en canelones y lasañas, etc. Así, que es un plato muy versátil  y al que le podemos sacar mucho provecho. Hoy las hice tal cual, como un entrante, pero no descarto usarlas, en próximas ocasiones, como relleno de algún otro plato vegano o vegetariano.






Ingredientes:
- 500 gr de espinacas frescas de mi huerto.
- 50 gr de piñones.
- 30 gr de pasas de Corinto.
- 2 dientes de ajo.
- Sal y aceite de oliva virgen extra.



Preparación:
  • Lavamos muy bien las espinacas, pues éstas eran del huerto y siempre traen alguna tierrilla o incluso un caracolillo entre las hojas. Les quitamos el tallo, que es más duro y cortamos las hojas groseramente.
  • Picamos los 2 o 3 dientes de ajo en láminas. 
  • En una olla vamos salteando las hojas de espinacas, con un poco de aceite, hasta que estén tiernas; este proceso lo hice en dos tandas y no tardé ni 5 o 6 minutos en total.
  • Apartamos las espinacas salteadas y en la misma olla agregamos un hilo más de aceite para freír los piñones y los ajos. Mientas tanto, habremos puesto a hidratar nuestras pasas de Corinto.
  • Doramos los ajos y los piñones, sin que lleguen a quemarse y les añadimos las pasas y las espinacas reservadas. Dejamos que se integren un poco los sabores durante 5 minutos y apagamos el fuego.
  • Un consejo muy importante es que no saléis demasiado las espinacas, más bien sed escasos con la sal, pues esta verdura no admite mucha sal y enseguida se os pondrá saladas si os pasáis. 











 photo firma_zps424f3bc9.png







23 comentarios:

  1. Que ricas se ven!!! A mi me encantan las espinacas y esta receta debe estar muy buena. No las he hecho exactamente igual a esta receta, pero me la quedo para hacerlas la próxima vez. Me han encantado.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amo las espinacas y las frescas mucho más que las congeladas... te animo a probar este plato que te conquistará. besos guapa y gracias por venir.

      Eliminar
  2. Pues mira, los platos cuanto más humildes, más me gustan porque la sencillez no está reñida con el buen gusto. Esas espinacas no están para hacerle ascos, ni mucho menos, son riquísimas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un plato sencillo, pero lleno de sabor y nutrientes... sé que te gusta, Lola, pues me consta que eres una gran amante de las verduras. Besos linda.

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Pilar!! ¡¡Me encanta este plato!! Yo también lo hago, sobre todo para la cena, y lo hago como plato único, pues siempre intento hacer cenas ligeras, eso si, echo una buena ración en el plato, ja, ja. El sabor que le da a las espinacas los piñones y las pasas es delicioso. Imprescindible este plato en nuestros recetarios. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este plato es muy socorrido y fácil y para cenar es totalmente ideal. Me alegra mucho que te haya gustado tanto. Besos guapa.

      Eliminar
  4. ¡Me encantan las espinacas!
    Aquí en el sur las tomamos con garbanzos...ummm
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, Isabel, las espinacas con garbanzos de mi madre, para mi, son las mejores del mundo.. tanto me gustan que tengo dos versiones en el blog. Amo las espinacas y las frescas mucho más. Besos guapa.

      Eliminar
  5. Desde luego no por humildes, deben ser despreciadas, las espinacas son fuente de riqueza para la salud, a mi me encantan salteadas, y en cremas, o la florentina, o con garbanzos, vamos que lo que me gustan son las espinacas se nota, ¡¿eh?!, jajajaja...
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato que me encanta, pues también adoro las espinacas, como tú. Besos linda.

      Eliminar
  6. Hay que ver lo sencillo que es de preparar y que plato tan rico es a mi me encanta!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues para mí todos los platos humildes que hagas, qué ricas espinacas!!Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un plato, fácil, económico y muy rico, así que sé que te encanta, Elisa. Un beso guapa.

      Eliminar
  8. Pilar se ve que yo soy de gustos humildes porque las espinacas así preparadas me encantan y las hago en cantidad y nos sirven de plato único. Es sano, sencillo de preparar y barato (omitiendo los piñones que están por las nubes) ¡no se le puede pedir más!

    Bueno sí, que las espinacas sean de nuestro propio huerto ¡entonces es la repera!

    Además me gusta mucho la presentación, creo que realza bastante la receta de hoy

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Sí, Cuca, busqué esta presentación pues me pareció muy original presentarlas en cazuelitas individuales, a modo de tapitas... jejeje... besos guapa y gracias por venir.

    ResponderEliminar
  10. Que buenas las espinacas, me gustan de todas maneras pero de esta como las haces tu las suelo hacer a menudo por que me encanta con los piñones y las pasas. Que buenas te han quedado Pilar.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, guapa, un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  11. Hola Pilar! Hace relativamente poco descubrí la espinaca fresca y me encanta en ensalada, aún no me he atrevido a comerla cocida porque no tengo muy buenos recuerdos de ella así (la comíamos en el cole y estaba muy mala) pero claro esta que era congelada y ya sé que no tiene nada que ver... Voy a ver si me animo algún día con tu receta ;) Porque se ven deliciosas con los piñones y las pasitas! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que las de tu cole estaría muy "feas" (o malas, por qué no decirlo) porque no tendrían sabor, estarían recocidas e insípidas... pero te aseguro que si te animas a probar esta forma de hacerlas,siempre con espinacas frescas, te enamorarás de este plato. A mi también me encantan los brotes tiernos de espinacas frescas en ensalada, además de de la forma en que mejor se aprovechan todos sus nutrientes... te animo a que un día te lances a probar, la mezcla de las pasas y el piñón es simplemente exquisita. Besos linda y gracias por venir.

      Eliminar
  12. Ñam ñam, mi forma preferida de de comer espinacas... qué ricas!!!
    Besos linda!

    ResponderEliminar
  13. A mi hijo y a mi nos encantan las espinacas y estas que has preparado tu se ven de relujo ademas de estar de rexupete pena no poder llevarmelas para la cena .
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...