"Mediaslunas" veganas con harina de espelta

jueves, 18 de octubre de 2018




Este otoño estoy muy dulce... ¿por qué será? Se me han juntado varias recetas de repostería, tanto con huevos como veganas, que me apetece iros enseñando, así que ésta es la segunda de una buena lista que ya veréis poco a poco de aquí a un tiempo...

Las mediaslunas forman parte de lo que en la repostería argentina se denominan: "facturas". Típica pastelería de cafetería, o a lo que nosotros llamamos bollería, que están para morirse de buenas.

Sí, ya sé que vuelvo con otra receta de origen argentino totalmente reinventada, según las instrucciones de mi querida amiga y chef vegana, Sandra Patrone, del restaurante Beagle Sabadell. Bueno, es que mi amiga colgó hace tiempo su versión de las medialunas en su Facebook, Vegan Colours y yo la he retocado, a mi estilo, tomando ideas de aquí y de allí. Pues tenía muchas ganas de hacer esta receta.

Al final quedaron unas facturitas muy sabrosas y aromáticas, aunque eso si, de textura diferentes a las tradicionales, pues usé harina de espelta en vez de harina blanca común que es lo habitual. También, al ser la primera vez que las hacía quedaron más chiquitas que las tradicionales, pero igual de ricas y se liquidaron toditas, así que volveré a hacerlas otro día seguro, que con un cafecito (el mío descafeinado), una leche con cacao o unos mates, en estos días en que ya empieza a hacer fresquito, entran divinamente.


Es que la hora de mate es tan linda, como dicen los buenos bebedores de mate en Argentina que tiene mil y un bizcochitos, budines (o bizcochos), masitas, galletitas, facturitas... pastas finas, para acompañarlo. Todo está rico y hay que controlarse, os lo aseguro, pues si te dejas llevar cada día tendrías en la mesa algo dulce y no puede ser... menos mal. que nosotros lo comemos solo de vez en cuando y siempre compartiendo, pues esa es la mejor parte del ritual matero.

Te invito a probar estas pequeñas exquisiteces, una mezcla entre brioche y croissant, aunque no tan hojaldrados... y me cuentas qué te han parecido; ahora vamos a prepararlas juntos.





























Ingredientes:
Pre-fermento (esponja):
- 25 gr de levadura fresca.
- 1 cucharada de harina de espelta.
- 1 cucharada de azúcar.
- 100 ml de leche de soja tibia.

Masa
- 100 ml de aceite de girasol.
- 50 ml de leche de soja.
- 1 cucharada de esencia de vainilla.
- Ralladura de 1 naranja bio.
- 80 gr de azúcar.
- Una cucharadita de sal.
- Entre 350 y 400 gr de harina ecológica de espelta.

Glaseado
- 100 ml de zumo de naranja.
- 50 ml de sirope de ágave.

Nota: para el proceso de preparación de estas medialunas me guié por este vídeo, donde la chica lo explica muy bien.


Preparación:
Pre-fermento
  • Comenzamos haciendo el pre-fermento. Para ello, en un recipiente mezclamos la levadura fresca desmenuzada, el azúcar, la harina y la leche de soja tibia. Mezclamos bien, tapamos con film transparente y dejamos descansar, para que leude y se forme una espuma o "esponja", en un lugar abrigado y alejado de las corrientes de aire. En unos 10 o 15 minutos observaremos que se ha formado una especie de esponja y estaremos preparados para comenzar con la receta.
Masa
  • Mientras se está formando la "esponja", vamos pesando y midiendo el resto de los ingredientes, para tenerlos todos listo e ir directamente a preparar la masa.
  • Para esto, colocamos en un bol grande 350 gr de harina de espelta (se puede hacer también con harina blanca o de fuerza o incluso con harina integral o con una mezcla de varias harinas).
  • Hacemos un hueco en el centro e introducimos el resto de los ingredientes: "esponja", aceite de girasol, leche de soja tibia, esencia de vainilla, sal, azúcar y ralladura de naranja. 
  • Mezclamos de la forma tradicional como se hacen todas las masas, colocando la masa sobre la encimera y añadiendo poco a poco más harina hasta obtener y un bollo liso y suave.
  • Dejamos descansar bien tapada con film en el bol durante unas 2 horas, o hasta que duplique su volumen.
Armado
  • Una vez leudada la masa, la estiramos en la encimera, embadurnada de harina y le hacemos tres pliegues, pintando con aceite y espolvoreando con fécula de maíz entre pliegue y pliegue. Este proceso lo repetimos tres veces. Esto es para crear una especie de "medio-hojaldre" que da mucho volumen y esponjosidad a la masa. 
  • Por último la volvemos a estirar y cortamos triángulos que estiraremos un poco por las puntas y que enrrollaremos sobre sí mismos empezando desde la parte más ancha (para este procedimiento te vendrá bien ver el vídeo que te he indicado más arriba). Después plegamos las puntitas de nuestras mediaslunas hacia abajo y las vamos colocando sobre una placa de horno, cubierta con papel vegetal. (Para hacer todo este proceso, repito, os aconsejo que si no os queda muy claro, veáis, al menos una vez el vídeo que os he dejado más arriba).
Horneado
  • A continuación, las llevamos al horno, precalentado a 180º C con calor arriba y abajo, durante unos 15 minutos o hasta que estén doraditas, pero no quemadas. 
  • Las sacamos y las pincelamos por encima, todavía calientes, con el almíbar de naranja. Para hacerlo solo tenemos que mezclar en un pequeño bol, el sirope de ágave y el zumo de naranja. Así quedarán brillantes y más apetecibles, si cabe.

El olor que desprenden es increíble y ... tanto solas como acompañadas por alguna mermelada casera están de vicio. Son fáciles de hacer, aunque no lo parezcan, y quedan muy tiernas, aunque si os sobran os aconsejo que las guardéis en un bote hermético o una caja de lata, para que no se sequen ni se endurezcan demasiado... si veis que se han puesto muy duras, solo tenéis que ponerlas unos segundos sobre el tostador y quedarán como recién hechas. 


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







26 comentarios:

  1. Solo el aspecto que presentan ya es una tarjeta de presentación absolutamente convincente para incarle el diente. Yo creo que no esperaría a la hora del café para saborearlas, la tentación es poderosa. Pienso como tú, no se pueden hacer a menudo o nos inflaríamos como balones, son super ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se comen como pipas, Lola, doy fe!! jajaja! Mi marido no podía esperar ni a que estuvieran frías... pero yo se lo impedí, hasta que estuvieron al menos tibias. Nos gustaron muchísimo y mereció la pena, no son difíciles, pero sí se tarda un ratito en hacerlas. Besos y gracias por venir.

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Pilar!! Ay, por qué estará tan bueno todo lo dulce, ja, ja. Es verdad, hay que tomarlo siempre con moderación y si es para degustarlo en compañía, siempre mejor, pues así evitamos que comamos más de lo normal y que no sobre o sobre poquito. Me encantas tus mediaslunas, a simple vista parecen las convencionales, con ese brillo tan estupendo que tienen, y ya ves, luego, nada que ver con las convencionales pero muy ricas, estoy convencida de ello. Muy saludables y magníficas para el ritual del mate, el té, el cafecito de la tarde o para un pequeño tentempié a media tarde, que es el momento es que el cuerpo necesita más los azúcares.
    Tus ideas son siempre fantásticas, y se te da todo de fábula, tanto lo salado como los caprichos dulces, si aún tengo en la retina tu pastel de pera con lavanda, tan magnífico, ahora muero por una de estas mediaslunas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, gracias Isabel, no me digas esas cosas que me ruborizas, querida. Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  3. Adoro la repostería casera...ese olorcito que se lía en la cocina y que envuelve toda la casa me resulta irresistible.
    ¡Qué buena pinta tienen!.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es el mejor olor del mundo... y están realmente buenas. Merece la pena hacerlas, para darnos un caprichito. Besos Isabel y gracias por venir.

      Eliminar
  4. Pilar el aspecto y la textura son increíbles. Lástima que el aroma no traspase pantallas porque debe ser una pasada.

    Me alegro de que te haya gustado mi receta de esta semana y te haya dado una idea para el postre de este fin de semana ¡seguro que quedas como una reina! Ya me contarás.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca, sí, me gustó mucho tu tarta de boniato... besos y nos leemos pronto. Besos a la princesita.

      Eliminar
  5. Tienen que ser una auténtica delicia, dan ganas de probarlas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo que son fáciles, lo único que llevan su ratito... Saludos.

      Eliminar
  6. Con lo lamboreteira que soy no podria esperar a la hora del mate jis jis si es que que tendra lo dulce que me pierde todo , tomo nota de tu receta no se cuando pero palabrita que las hare y las compartire con mi compañera Noelia ( es vegana ) estoy segura de que le encantaran y las dejara en su recetario ,no hay receta tuya que le haya pasado que no le haya gustado.
    Bicos mil y feliz finde wapisima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chus, por compartir mi cocina con tu compañera... Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  7. Hola!! como las caseras no hay ningunas, sabes perfectamete lo que llevan y te dan un plus de satisfacción por haberlas hecho, me encantaría llevarme un par. Deliciosas es poco, besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, linda, por tus palabras, estás invita a probarlas cuando quieras. Besos y seguimos leyéndonos.

      Eliminar
  8. Pilar esas mediaslunas me están diciendo comemmeeee.......que pena que no pueda coger alguna para disfrutar de su sabor porque a la vista son preciosas y muy esponjosas¡¡¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Victoria, me alegra mucho que te hayan gustado. Estás invitada cuando quieras... Besos y hasta pronto.

      Eliminar
  9. No sé si me da tiempo llegar al desayuno pero creo que llego a la merienda. te han quedado espectaculares. Un beso preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedaron riquísimas, estás invitada cuando quieras... besos linda.

      Eliminar
  10. Con tanta Tortilla, no tengo cabeza pa’ná ¡Ja, ja, ja! Pero para hacer una paraita y tomarnos un matecito y unas facturitas, siempre sacaría tiempo, si pudiera, ahí que me plantaba contigo.
    ¡Qué manos tienes, miarma! Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias preciosa, cuando vaya en Navidad, éstas caen seguro!!! Son muy fáciles de hacer ya verás y, entre las dos, en un ratito por la tarde nos las hacemos rápido. Besos linda.

      Eliminar
  11. Es que tú eres muy dulce Pilar, qué delicia nos has preparado, se ve que llega el finde. Un besito bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar, tú también eres dulce, querida, un beso.

      Eliminar
  12. Ya sabía yo que me estaba perdiendo cosas ricas! Menudas facturitas te has marcado!! Tienen una pinta tremenda y te aseguro que las vamos a probar también en casa, solo que haré un pequeño cambio...la leche de soja por una de avena o almendras, pues la de soja no me sienta muy bien la verdad, y el mate aún no lo he probado porque de por sí el té aunque me pierde no me suele caer muy bien tampoco, pero lo acompañaré con una infu de frutos del bosque eco que compré el otro día, que con estas facturas vá a ser una merienda perfecta, sin lugar a dudas! Un besazo♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricia, sí, acompáñalo con una infusión de frutos rojos, ya verás qué rico. Si no te sienta bien la leche de soja, ahora tenemos muchas alternativas en el supermercado, seguro que alguna otra alternativa queda perfecta, también. Besos linda.

      Eliminar
  13. Pilar, facturas, facturitas, masitas, alfajorcitos, tortitas fritas sobre todo en los días de lluvia... para el mate, ja ja ja... Me trae unos recuerdos maravillosos.

    Un buen momento para matear con una gran bandeja de estas mediaslunas, una monería.
    Nunca he hecho nada con esa harina de espelta, habrá que probarla.

    Me ha encantado la receta y me la guardo.

    Muchos besos y buen resto de semana

    ResponderEliminar
  14. Pilar por fin llego ;) adelantando mis visitas felices
    Apenas veo el maté me he acordado de un viaje que tuvimos hace poco al Sur del Brasil, allí toman dicha bebida también la llaman "chimarrão" y es que para la época de frío cae como del cielo, estas medias lunas con tus adaptaciones te han quedado estupendas, esponjosos y ya imagino el aroma de casa.
    te mando un beso grande bonita

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...