Bizcocho de nata y limón, #retolascuatroestaciones.-

jueves, 10 de diciembre de 2015



Quizás para vosotros la foto de arriba os parezca simplemente una foto "bonita" con algún filtro o quizás muy oscura.. o no sé, podréis tener mil y una opiniones; pero para mi esta foto me trae muchos y lindos recuerdos... pues la hice un domingo por la mañana mientras mi marido y yo desayunábamos en la galería (o el balcón cerrado, como se le suele llamar) y entraba un sol otoñal precioso por la ventana que me daba en la espalda y sobre el bizcocho... y de repente se hizo la magia y pude capturar el instante... en una imagen, que a la vez me recuerda la conversación tan amena y bonita que tuvimos aquel día y todos los planes y proyectos que queremos hacer juntos...

Perfil creado por Inmaculada Frías

Este bizcocho como casi todos los bizcochos, me recuerda a mi casa o mejor dicho a la casa de mis padres; a esa repostería tradicional con olor a canela, vainilla o nuestro apreciado y socorrido limón... ¿quién no tiene siempre algún limón en casa...?

Me he enamorado perdidamente de este bizcocho y ya lo he repetido no sé cuántas veces... y no quiero!! jajaja... ¿por qué no quiero? Porque de tanto comer cositas dulces los fines de semana... eso sí, acabaré con 200 kilos de más al final del invierno y en primavera me agarrará la angustia y habrá que empezar sin más demora la temida "operación bikini", pero aún falta mucho para eso... ¿a qué si?

Es más, ya casi comienza el invierno y para unirme a Inma y mis compañeras del Reto las Cuatro Estaciones he querido publicar esta receta tan rica y fácil de hacer.




Yo, no es que sea muy dulcera... pero reconozco que el fin de semana, en cuanto se vienen los fríos, me encanta desayunar o merendar con algo dulce... no sé, quizás sea una manía, pues en primavera y en verano ya se me quitan las ganas y prefiero cositas más ligeras...

Ya sé que vengo de bizcocho en bizcocho... (y tiro porque me toca) el otro día el de aceite de oliva de Cooking the Chef y hoy éste de nata y limón, es que a mi el bizcocho, en serio, me recuerda al invierno... a una taza de café, infusión o chocolate humeante, sofá, manta y peli "ñoña" de domingo por la tarde... así que por eso me ha parecido apropiado dar la bienvenida al invierno con esta receta.



Este bizcocho también lo he hecho de otra manera "tuneando" la receta y sin usar tanta azúcar y con harina de arroz, pero eso os lo cuento en otro post... 



Ingredientes:

- 200 ml de nata o se puede sustituir por nata vegetal (de soja, de avena, de coco...).
- 3 huevos ecológicos.
- 150 gr de azúcar.
- 200 gr de harina de trigo (también queda genial, porque lo he probado, con harina de arroz).
- 1 sobre de levadura química.
- Ralladura y zumo de un limón.


Preparación:
  • Con las varillas eléctricas batimos hasta que doblen su volumen los huevos con el azúcar y la ralladura de limón.
  • A continuación agregamos la nata y seguimos batiendo. Después tamizamos la harina con la levadura y mezclamos, ahora, con una espátula de silicona y movimientos envolventes. Por último, agregamos el zumo del limón, acabamos de integrar y vertemos la masa en un molde de 20 cm untado con margarina vegetal y espolvoreado con harina, para que no se peque. 
  • Metemos al horno, precalentado, a 170º o 180º C durante 40 minutos. Pinchamos con un palillo y si sale limpio ya estará listo. Si no sale del todo limpio lo dejaremos unos 5 minutitos más. 




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







30 comentarios:

  1. Es que donde se ponga un buen bizcocho casero... Que gusto desayunar o merendar con él, tan tierno y gustoso y con esa miga suave como la que le ha quedado al tuyo. Para mí también ha sido una buena idea participar en el reto con uno, pega mucho en esta época del año por la calidez que conlleva y la buena compañía que dá en tardes frias de sofá y manta. Que rico te ha quedado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lola, me he emocionado con tu comentario... de verdad, no sé me has transmitido mucho amor y la misma sensación que sentí al hacer esa foto y escribir este post, así que estamos unidas en esta linda bienvenida a la próxima estación. Besos guapa!

      Eliminar
  2. Me parece una propuesta my bonita, llena de buenos recuerdos que reviven cada vez que haces esta sabrosa receta. Muchas gracias por participar en el Reto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Inma por proponernos esta linda iniciativa. Encantada de participar... Besos.

      Eliminar
  3. Desde luego que la foto es preciosa, ahí veces que sin proponerlo salen unas fotos que dan gusto Pilar, pero lo que me gusta y mucho es este bizcocho, madre mía que delicioso debe estar a mi también me gusta tener algo dulce los fines de semana para merendar y como dices tu una buena charla en el desayuno.
    Te digo un truco para que los dulces no engorden, según la experta opinión de un endocrino eh? "La comida que engorda es la que se come con gusto" yo estas navidades me he propuesto comer todos los dulces con asco, porque así seguro que no engordo ni un gramito, ja,ja,ja.
    Esto es broma, lo que dijo el medico no, que se lo dijo a la madre de una amiga.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja... no sabes cómo me he reido con tu comentario, Manoli, qué arte tienes, cariño!! Yo también me voy a comer todo con asco a partir de ahora... jajajaja! Besos y buen fin de...

      Eliminar
  4. Hola Pilar,las fotos siempre captan un instante para que podamos recordarlo más adelante y volverlo a disfrutar,la verdad es que me encanta la fotografía.
    La foto es preciosa con todos los matices del invierno,desde el dorado,anaranjado,ocres.....me ha encantado pero aun más tu bizcocho,en casa nos encanta y a mi madre aun más,por eso ya me lo he anotado para disfrutar de un momento mágico con el.
    Muchos besitos amiga !!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un bizcocho con que deja un tacto aterciopelado en el paladar y está tan esponjoso y húmedo que se deshace en la boca. A tu madre le va a encantar... dile que se lo coma a mi salud. Besos guapa.

      Eliminar
  5. Hola Pilar, yo soy muy bizcochera y me gustan en invierno,verano... en las cuatro estaciones jajajaja, y no hago tantos porque me pongo a picar un trocito y otro y otro y hasta que no veo el fin no paro y no conviene, porque ahora me cojo un kilo y se queda a vivir conmigo, es dificilísimo deshacerse de él, pero........ me llevo tu bizcocho que buena pinta tiene, que bonito, por la foto, increíble, pero es que de vedad tiene una pinta que me gustaría poder pillarte un trocito. Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias May... a mi los kilos me quieren tanto que no se quieren separar de mi... jajaja. Besos guapa.

      Eliminar
  6. Ay, qué rico, no has podido hacer mejor aportación al reto, nada como un buen bizcocho, rico y con tan buena pinta, tan apreciado en las tardes de invierno, mesa de camilla y café caliente....!!Un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohh... mesa de camilla, cuánto la echo de menos... aquí en mi casa no tengo. Besos, guapa.

      Eliminar
  7. Me pasa lo que a ti Pilar. Me encanta desayunar con mi marido y tomarme un rico bizcocho como el tuyo, con un café o té con leche calentito. Y lo de la peli y la mantita también. Te ha quedado muy rico.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que esa propuesta de infusión caliente, bizcocho, sofá y manta es universal... jajaja ¿a quién no le va a gustar? Besos Mari Nuri.

      Eliminar
  8. Esos momentos vividos son los que quedan en el recuerdo y los que nos hacen disfrutar.
    El bizcocho tiene una pinta espectacular!!!
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga... prepáralo para tu peque... es muy suave y aterciopelado al paladar y le va a encantar. Besos guapa.

      Eliminar
  9. ¡¡Ohhhh, sólo con tu historia, este bizcocho me ha enamorado!! Y es que me encantan esas recetas que nos recuerdan a algo o a alguien, sobre todo las que nos evocan a nuestra infancia. Yo soy bizcochera total, no hay nada como un buen bizcocho, y sobre todo porque al hornearse la casa huele a auténtico hogar.
    Yo soy también la de los dulces de fin de semana, entre semana me cuido y hago ejercicio habitualmente, salgo a correr de lunes a viernes, además que mi trabajo también es físico, y así el fin de semana no tengo que contar calorías, aunque sí es cierto que con la edad tenemos que cuidarnos un poco más, porque comiendo lo mismo, el cuerpo se rebota y tiende a engordar, ¡¡me cachis, ja, ja!! Besitos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que puedas y quieras... (no como yo, que no me muevo mucho, la verdad) correr y, por tu trabajo, que ya sé que es haciendo lo que más te gusta... bailar, tienes que estar en una forma física divina, por eso te podrás permitir esos lujos dulces. Yo correr no puedo, pues soy asmática y me asfixio enseguida, pero antes nadaba, hace años, y me gustaría retomar ese buen hábito.. a ver si en año nuevo me lanzo a la piscina!! Besos guapa.

      Eliminar
  10. Pilar no sé si me gusta más tu entrada o la receta... Es tan bonito lo que cuentas... porque para mí ya sabes que si las recetas remueven buenos recuerdos son perfectas y esta tiene un gran valor añadido con lo que nos cuentas.

    Sé que hace mucho que no me paso por tu cocina, no creas que me olvido de tí, es que voy como una loca con el trabajo y las revisiones médicas y el poco rato que saco lo empleo en preparar nuevas entradas ¡no sé cómo me las arreglo que el tiempo se me va entre los dedos!

    Voy a ver si me pongo al día con tus recetas, aunque cada vez que publicas les echo un ojillo rápido ¡te vayas a creer que me pierdo nada! Lo malo es que no me da tiempo a dejar el comentario que se merece

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que con el embarazo tan avanzado me imagino que tendrás muchas cosas que hacer... no te preocupes ven cuando puedas, a mi me agradan mucho tus visitas y comentarios. Un beso guapa.

      Eliminar
  11. Pilar, creo que este bizcochuelo (ya debés saber de sobra que por aquí a los bizcochos les decimos "bizcochuelos". Jajaja) es ideal para los domingos cuando nos tomamos el día con más calma y menos prisas, para disfrutar en la merienda o para llevar a la reunión familiar. Y ni hablar si estamos en otoño, ya a pasos del invierno, para acompañar las tardes frías con algo rico (tu bizcochuelo/bizcocho) y algo calentito (un rico té, café o capuccino). Una receta estupenda, sabrosa y con muchos recuerdos a las tortas de madres y abuelas.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalo, Silvina, este bizcochuelo es muy suave y deja un tacto sedoso en el paladar que es muy agradable. Besos.

      Eliminar
  12. Delicioso, niña, por desgracia a mi un dulce me va bien en verano o en invierno, jajaja, y si es un bizcocho con esa pinta ya me pierdo... y ahora no se que hacer porque me han entrado unas ganas locas de hacer el tuyo!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hacerlo... seguro que tienes todos los ingredientes en la despensa... jajaja! Besos.

      Eliminar
  13. Qué bonitos recuerdos los de la foto! es perfecta con ese solecito entrando que tanto apetece en invierno y voosotros charlando de vuestros proyectos. Me ha encantado el bizcocho, riquísimo!!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pruébalo, María, te encantará su sabor y textura. Besos.

      Eliminar
  14. ¡¡¡Si hay bizcocho, me apunto!!!
    Que rico, y que luz tan fantástica, la foto muy chula, el momento seguro que memorable.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa!! Tú eres la reina de los bizcochos... y los sabes, jajaja!

      Eliminar
  15. ¡¡Hola!! Vengo a verte desde el blog de Inmaculada y su Reto en el que tambien participo. Tu bizcocho tiene una pinta absolutamente espectacular.
    ¡Y a mi me encanta la primera foto! ;)
    Besos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...