Sopa de albóndigas suecas.-

jueves, 26 de enero de 2017





Es tiempo de sopas, potajes, cocidos, estofados, y toda comida caliente que podamos echar en el plato...

Ni os imagináis lo rica que está esta sopa... es sensacional, y no porque yo la haya hecho, sino porque tiene un sabor riquísimo. La clave está en la combinación de un buen caldo casero de verduras y unas albóndigas sabrosas y con fundamento, como éstas.

Un día me compré uno de esos libritos pequeños de recetas, de los que no te cuestan más de 3 o 4 euros, dedicado a las sopas, y entre las joyas que incluye estaba esta sopa en su versión cárnica, así que yo ahí que me puse a cocinarla sin carne...

Preparé unas albóndigas con gluten, para que fueran más resistentes al hervirlas, y les eché una serie de condimentos y especias típicas de las albóndigas que venen en Ikea... no sé si las habréis probado alguna vez, pero están exquisitas... y el resultado fue esta rica, reconfortante y sustanciosa sopa que ya he repetido un par de veces, pues es fácil de hacer y merece la pena... ya lo creo que lo merece.





La sopa la podéis acompañar con un poco de parmesano rallado y perejil fresco, para darle un toque diferente y fresco a la vez... hacedla y contadme qué os ha parecido... os aseguro que no os arrepentiréis en absoluto.

Antes de pasar a la receta os quiero aclarar qué es eso del vegeburguer. Si no sois vegetarianos quizás os suene un poco raro... pero si lo sois, desde hace tiempo, seguro que lo conocéis. El vegeburguer no es más que una carne picada, de soja o gluten, que viene enlatada y podéis buscar en dietéticas especializadas. Una alternativa, para hacer estas albóndigas, si no lo encontráis es sustituirlo por unas 3 o 4 hamburguesas vegetales de esas que ya vienen preparadas. Si las picáis con vuestra picadora o procesador de alimentos... tendréis un resultado muy parecido al vegeburguer. Así que no tenéis excusa para poneros manos a la masa... 




Ingredientes:
Para el caldo
-Ver receta e ingredientes aquí.

Para las albóndigas
- 1 lata de vegeburguer.
- 1 taza de copos de avena finos.
- 1 taza de gluten de trigo.
- 1/2 taza de semillas de lino molidas.
- 1/4 taza de leche vegetal (yo usé de coco).
- 1/2 cebolla sofrita.
- Sal, nuez moscada, cardamomo molido y eneldo seco.
- Aceite para freír las albóndigas. 

Preparación:
  • En un bol grande, mezclamos el vegeburguer o las hamburguesas picadas, los copos de avena, el, las semillas de lino molidas, las especias, la cebolla sofrita y por último añadimos la sal, la leche vegetal y el gluten. 
  • Amasamos como si de unas albóndigas de carne se trataran, dejamos reposar una 1/3 hora, formamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos en abundante aceite caliente. Hasta que estén doraditas. 
  • Mientras ya tendremos nuestro caldo casero de verduras. Lo colamos y le agregamos las albóndigas justo antes de comer. Dejar que den un hervor todo junto y servimos espolvoreado con queso y perejil (opcional). 




 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







14 comentarios:

  1. Una sopa con albóndigas es una delicia y más en este tiempo y con este tiempo. Ya sabes que yo la hago en versión omnívora, pero seguro que la tuya me gustaría mucho también porque el reino vegetal me va cantidad. Tiene un aspecto exquisito.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Pilar te ha quedado una sopa que da gusto verla ¡y comerla seguro que es mejor aún! Viendo las fotos cualquiera diría que estas albóndigas no llevan carne ¡si son impresionantes!

    No he probado las albóndigas de Ikea, es que me pilla el más cercano a 300 kilómetros y no es plan de ir todos los días ja ja ja

    ¿Qué tal sigues? Muy buen finde reina

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Pilar!! Bueno, creo que vamos todos a base de sopas estos días, pero además, tus nos das las claves para que nuestras sopas no sean aburridas, ¡¡porque como siempre para mi, tu comida es super original!!
    Creo que no he probado las albóndigas del Ikea, aunque mi marido si que se las ha pedido alguna vez que otra cuando hemos ido a comprar algo y nos hemos quedado a comer.
    Pero vamos, te aseguro que tus albóndigas tienen mucho mejor pinta aún, y es todo un acierto acompañarlos en este rico caldo. Para mi es un plato muy completo y de lo más reconfortante. Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar! Esta sopa luce de lo más rica y reconfortante para este gélido clima. Aunque en casa no somos vegetarianos siempre vamos variando las comidas para equilibrar la dieta y esta sopa me ha encantado y me parece ideal para incorporarla.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena sopa, que bien conseguida esta, sana y lo mejor es que debe estar de maravilla viendo lo que lleva seguro que si. Besos de la Cocina del Titi

    ResponderEliminar
  6. ¡Hay que ver lo que entona el cuerpo una buena sopa de albóndigas!
    En casa nos encanta.;)
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que sopa tan bonita te ha quedado Pilar,sana y llena de sabor¡¡¡
    Feliz fin de semana y besitos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Venía intrigada a ver de qué eran estas albóndigas. Yo estaría encantada de probar, qué sopa tan completa y con tan buena pnta. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  9. Qué buena pinta y qué bien para el frio que tenemos! Tengo que buscar ese vegeburguer que dices, me ha picado la curiosidad y seguro que rico está un rato!
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. ¡Vaya, vaya!
    Ese cazo, si que tiene solera, jejeje...
    Imposible que lo que cocines en él, no salga rico.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Un plato calentito y contundente para estos días de frío que estamos pasando aquí! Hoy al abrir la persiana nos percatamos de que la montaña se había puesto blanca, al pie de casa no hay nieve pero te quedas pasmado de frío por sólo verla. Por eso tu caldito me hubiera venido de perlas y con estas albóndigas de condimento hubiera sido una comida ideal para hoy :) Qué rico se ve todo!
    Qué pena que no supe antes lo de las especias en Ikea, estuve el jueves y si sé que venden eso me las compro fijo! Me encantan las especias de toda clase! Un besote Pilar!!

    ResponderEliminar
  12. Me parece una receta deliciosa para esos días de frío que cuando uno llega a casa apetece algo calentito y sabroso que echar al cuerpo.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Pilar, entiendo que con las temperaturas que están sufriendo el cuerpo pida platos de cuchara porque caldean el alma y ayudan a mitigar el frío. Por aquí, por el contrario, con el calor que estamos sufriendo, nos morimos de sólo pesar en ello… Pero, como siempre ocurre, ya llegará el invierno por estos lares y las sopas, cocidos, estofados y guisos serán las delicias más grandes que podamos poner en la mesa ;)
    Las sopas con albóndigas son bastante comunes a varias culturas y siempre me han parecido muy apetitosas, interesantes, completas y tentadoras. La que proponés no es la excepción, claro está :)
    Yo, en mi caso, sólo cambiaría las albóndigas de soja (que, en cualquiera de sus formas, no consumo por convicción y porque me hace pésimo a la salud) por otras de gluten, seitán, etc.
    Un beso grande y que el clima les dé un respiro.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pilar!
    Qué apetecible y reconfortante sopa! me imagino que debe estar deliciosa aunque no haya probado la vegeburguer. Para estos días de frío viene genial!
    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...