Sunday roast.-

jueves, 11 de mayo de 2017



Este plato, tan elaborado lo cociné el domingo pasado, primer domingo de mayo, Día de la Madre en España... lo hice para dedicárselo a todas las madres del mundo y en especial a la mía. No pudimos pasarlo juntas, pues vivimos a 1200 km, una de la otra... pero afortunadamente con el teléfono e internet nos podemos comunicar todos los días, así se lleva mejor la distancia y la separación, obligada, por las circunstancias de la vida... ¡¡TE QUIERO MUCHO MAMÁ!!

¡Qué me gusta esta versión...! Se trata del típico almuerzo del domingo inglés, en cualquier familia tradicional, pero llevado a mi terreno, la cocina vegetariana y vegana, que habitualmente hago en casa, desde que decidí no comer más carne ni pescado; primero por razones de salud y segundo porque me da pena que sacrifiquen a un ser vivo para comérmelo yo...

Jamás he comido roast beef de carne, digamos, el normal, el habitual, con el que se hace este plato tan típico, pues cuando comía carne no me gustaba que estuviera ni tan siquiera un poquito roja por dentro... tenía que estar bien asada, hasta el punto de que muchas veces estaba dura de tan pasada... pero esta versión del roast beef que os traigo hoy, es diferente, aunque no hayáis comido nunca seitán, o carne vegetal, seguro que os gustaría... está tierna, jugosa y muy sabrosa. ¿Sabéis con qué ingrediente le he dado ese aspecto rojizo por dentro...? Ah, tendréis que esperar a leer la receta completa... 




El Sunday roast o Sunday lunch es un plato típico de la cocina británica, relacionado con la celebración de los domingo en familia, las comidas tradicionales que preparan las madres para invitar a todos sus hijos, nueras, yernos, y nietos y reunirlos alrededor de la mesa, con un buen asado y unas verdura al horno u hervidas. Además, es, también, uno de los iconos más representativos de la Alegre Inglaterra. El plato consiste en una especie de asado de carne con patatas, que también se come en otros países de habla anglosajona como Irlanda, Estados Unidos, Canadá, Australia o Nueva Zelanda, etc.

Se compone del típico roast beef, cuya versión vegana os explico más abajo, el pudding de Yorkshire (que para nada es un postre, sino esos panecillos que veis tan monos...), las patatas hervidas o asadas al horno y alguna verdura también hervida o al vapor... la cual yo sustituí por una fresca y ligera ensalada verde.

Así que vamos a meternos en la cocina porque este plato lleva su tiempo pero merece la pena y mucho, ya lo creo.

Ah... no quiero justificarme pero pido disculpas a los ingleses que vean esta receta y no les "guste" lo que ven... es mi manera de versionar un típico plato que lleva carne y a mí me fascina tunearlo, además de que me divierte muchísimo... y amigos, ¿no es la cocina, para los que la amamos, una gran satisfacción y una gran diversión... al ver el resultado obtenido y la cara de placer de los comensales...? Pues vamos con la receta.





Ingredientes:
Para el roast beef vegano
- Ingrediente secreto... ese que estás deseando sabor y que te diré al final (por favor, no hagas trampa y vayas ya a leerlo... ¿me lo prometes?)
- 1 taza de gluten de trigo.
- 3 cucharadas de harina de trigo blanca.
- 2 cucharadas de setas o champiñones secos, hechos harina, para ello usé un molinillo de café y los pulverice.
- 1 cucharada de garam masala.
- 1 cucharada de humo líquido.
- 1 cucharada de salsa Worcestershire.
- 1 cucharadita de sal.
- Un poco de pimienta.
- 5 cucharadas de aceite de oliva.
- 1/2 taza de agua.
Para el caldo de hervir el seitán
- Agua para cubrirlo.
- 1 pastilla de caldo vegetal ecológico.
- 2 cucharadas de salsa de soja.
- 3 o 4 dientes de ajo (rajados).
- 1 cucharada de semillas de mostaza amarilla.
- 1 cucharada de azúcar integral de caña.
- Una cucharadita de sal y unos granos de pimienta.
- 2 hojas de laurel.
Para el pudding de Yorkshire
- 1 huevo.
- 1/2 taza de leche vegetal.
- 75 gr de harina blanca.
- Aceite de oliva para los moldes.
Para la salsa (Brown gravy)
- 1 taza del caldo de hervir el seitán.
- 1 cucharada rasa de almidón de maíz (tipo Maizena).
Para la guarnición
- Patatas hervidas.
- Sal, pimienta y perejil.
- Ensalada de hojas verdes.
- Tomatitos cherry.
- Mix de semillas.

Preparación:
Vegan roast beef (seitán)
  • En un bol ponemos todos los ingredientes secos y agregamos los húmedos  El ingrediente secreto lo tenemos que moler, en la batidora con la 1/2 taza de agua.
  • Hacemos una masa homogénea, no se os quedará pegada a las manos, puesto que tiene grasa del aceite.
  • Mientras realizamos la masa, habremos puesto a hervir una olla con los ingredientes del caldo. Cuando el caldo esté hirviendo y la masa del seitán lista, la introducimos en el caldo y la dejamos hervir, siempre a fuego lento, desde que empieza de nuevo a hervir, durante unos 40 o 45 minutos. 
  • Una vez hervido el "roast beef", lo sacamos del caldo, lo dejamos enfriar un poco y lo embadurnamos con sal, toque de pimienta recién molida, especias (a gusto, yo puse hierbas provenzales) y mostaza de Dijón o A la antigua. En este punto, o bien lo dejamos macerar, por al menos 1 hora, o lo envolvemos en papel film transparente y lo dejamos reposar en el frigorífico de un día para otro, así "la carne" tendrá aún más sabor.
  • Si no tenéis tanto tiempo, lo dejamos al menos 1 hora, y después la doramos en una sartén con aceite de oliva virgen extra, antes de cortarla para servirla.
Pudding de Yorkshire
  • Encendemos el horno para que caliente bien a 200º C.
  • En un bol con unas varillas mezclamos muy bien los ingredientes de la masa, queda como la de los rebozados y sin grumos. 
  • Agregamos 1 cucharada de aceite a cada molde, yo usé la bandeja de cupcakes metálica, pero sin ponerles, lógicamente, las cápsulas.
  • Cuando el horno esté bien caliente, metemos la bandeja con el aceite, sin la masa, y dejamos que se caliente bien el aceite y la bandejo; según he leído ésto permitirá que los pudding suban y queden casi como un cupcake en el horno. 
  • Cuando la bandeja esté bien caliente, la sacamos con cuidado, y vertemos la masa en las 4 cavidades, enciama del aceite caliente.
  • La volvemos a meter al horno, calor arriba y abajo, durante aproximadamente, 10 o 15 minutos, estás atento, pues en cuanto suban y se vean dorados ya estarán. 
  • Lo más característico de estos "panecillos" es que cuando ya están hechos, al golpearlos en la parte superior deben sonar a huevo y, es más, deben tener un hueco en el centro... antiguamente aquí era donde se depositaba el jugo de la carne y la salsa.
Estos los hice en otra ocasión y como salieron más bonitos he querido poner la foto.
Si no sos queda muy claro, con mi explicación, cómo hacer los pudding de Yorkshire, podéis ver algún vídeo de Youtube donde lo expliquen, hay muchos y en todos lo explican muy bien. 

Salsa marrón o brown gravy
  • En un cazo ponemos 1 taza del caldo de haber hervido el seitán, ya frío. Añadimos el almidón de maíz, lo removemos bien, para que no queden grumos y llevamos a ebullición.
  • En la salsa original se sofríe cebolla y también se usan los jugos que la carne ha soltado en la bandeja del horno... pero como nosotros estamos haciendo una "carne vegetal" no tenderemos jugos, por lo que debemos aprovechar los recursos que están a nuestro alcance, y ese caldo tiene mucho sabor, aroma y está muy rico para usarlo en la salsa.
Patatas de guarnición
  • Las patatas las podéis hacer al horno, asadas, os aseguro que quedan riquísimas o bien, como hice yo, hervidas y salteadas en una sartén con ajo, perejil, sal y aceite de oliva. Hasta que estén doradas.
Montaje del plato
  • Una vez que tenemos el roast beef vegano (ya macerado y dorado), las patatas hervidas o asadas y salteadas, y la salsa marrón lista.. no nos queda más que montar nuestro estupendo plato... sin olvidar agregar unas hojas frescas y crujientes, con unos tomatitos cherry, para agregar texturas crujientes y frescas al conjunto final. El aliño de vuestra ensalada lo dejo a vuestro gusto...

Ahora sí, el ingrediente secreto es... la remolacha cruda o cocida!!! jajaja!! Estoy encantada con esta versión, es mi favorita y de muy lejos, de todas las versiones de seitán que podréis ver en mi blog... y ya tengo unas cuantas...

Esta foto la tomó mi marido con el móvil ya en la mesa, para que podáis apreciar bien el corte, porque a mi en la presentación se me había olvidado.

Espero que hayáis disfrutado como yo y nos vemos la semana que viene, hasta entonces sed felices y disfrutad mucho, creando platos innovadores, en la cocina.


 photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







12 comentarios:

  1. Madre mía qué laborioso este plato pero merece la pena! Estoy impresionada por el aspecto de tu "carne", parece roast beef de verdad! Y había adivinado el ingrediente secreto jeje, sin hacer trampa!! Me han encantado tus yorkshire pudding también! No creo que moleste a ningún anglosajón tu propuesta vegana porque te ha quedado maravilloso todo y seguro que le ha gustado también a la mamá 💗😊 Un besazo! Eres una crack 👏👏

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Pilar!! Nunca me ha gustado el roast beef, entre otras cosas por lo que decías. No me gusta nada que se le vea el color rosa del interior, y si lo haces mucho, pues que termina siendo una suela de zapato y no hay quién se lo coma, así que prefiero mil veces tu seitán con remolacha, ¡¡y que nos has tenido intrigados hasta el final!! Te aseguro que yo no lo he adivinado hasta que no lo he leído (y he aguantado hasta el final, ja, ja!!
    Pues creo que ha merecido la pena estar parte de la mañana en la cocina para hacer este plato tan completo y rico. ¡¡Me ha encantado!! Besitos.

    ResponderEliminar
  3. El plato es muy laborioso pero tiene un aspecto de lo más apetecible...
    Esos puddings, las patatas y el seitan...ay que rico.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Vaya cosa rica y bien trabajada!! Ya sabes que yo no me perdería uno de tus sunday roast por nada del mundo, aunque no soy de seitán, con el ingrediente secreto me has conquistado totalmente, seguro que así si que me encantaría.
    Pero bueno sea con ternera, o con seitán, por estar contigo daría lo que fuera.
    MIL BESOS

    ResponderEliminar
  5. Un plato como este hay que pensárselo y levantarte con ganas de trajinar en la cocina, aunque bien es cierto que tiene su recompensa, la de disfrutarlo en la mesa. Seguro que lo haríais en su día y tendréis buen recuerdo de el. Me parece rico y completo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Da gusto venir a verte, niña, todo tiene un aspecto estupendo en tu blog, y este desayuno-almuerzo-comida desde luego lo has trabajado a conciencia. Me gusta muchísimo, un poco laborioso pero sin duda el resultado es genial!
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Pilar, vaya pinta, a simple vista me tendrían que jurar que no lleva carne, madre mía, un buen trabajo lleva este platazo de hoy, tu Sunday lunch, se ve riquísimo. Tengo desde hace mucho tiempo muchas ganas de preparar estos pudding de Yorkshire, te han quedado espectaculares. Una gran receta para veganos o curiosos como yo. Besos,

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola Pilar! Yo soy de "carnes ligeras" como el pollo o el pavo, si la carne "sangra" ... pues no me llevo muy bien con ella. El pescado ya me gusta más ¡me encanta!

    Viendo la foto de tu plato nadie diría que esa carne no es carne sino que es un plato vegano. No soy yo muy intrépida en estas lides pero me olía que para obtener ese color la remolacha tenía algo que decir ja ja ja ¡para una vez que me funciona en instinto no es en la lotería! ja ja ja

    En fin reina, que espero estés mejor de la vista, que hace mucho que no te pregunto y que lleves la distancia con tu familia lo mejor posible

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. Pedazo version has echo de ese plato tan tipico en los desayunos ingleses para nada creo que se enfadara alguno si lo ve ,lo has llevado maravillosamente a tu terreno consiguiendo un plato de relujo.
    Una pena no estar mas cerca porque me tenias en tu casa a comer dia si y dia tambien.
    Seguro que a tu mami le encanto tu menu para celebrar el dia de la madre , te entiendo perfectamente vivi un año lejos de la mia por motivos de trabajo hace años y me vine para aqui pues no podia estar tan lejos de ella.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapísima !!!
    Te voy a decir una cosa Pilar, me tienes mirando una y otra vez tu plato con la boca abierta. Eso son ganas de hacer bien las cosas y darle otra vuelta de tuerca.
    No creo que haya un inglés que le pueda sentar mal tu versión, si es divina de verdad. Ya sabes que no soy vegetariana, pero si muy verdulera y de los blogs como el tuyo, saco ideas estupendas para mi cocina.
    Ayyy, si nada más que por el Pudding Yorkshire te daba dos besos sonoros de abuela, te ha quedado todo maravilloso de verdad.
    Y que viva el Sunday Roast, que es cierto, comen divinamente ese día.
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  11. Yo también opino que a cualquier inglés seguramente tu versión vegetariana le gustaría, lo primero por la elaboración tan minuciosa que lleva y lo segundo que viniendo de ti,a quien no le va a gustar si se ve que cocinas de maravilla,aparte de lo creativa que eres para adaptar cualquier receta a tu versión.
    La verdad que el plato se ve muy sabroso y apetecible Pilar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Un plato maravilloso, dan ganas de sentarse a tu mesa, aunque creo que llego un poco tarde, besos!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...