Oda al tomate.-

lunes, 7 de abril de 2014




Hoy quiero comenzar con estas fotos de tomates y mostraros mi último descubrimiento... este Oda al tomate de Pablo Neruda.


Tomates asados.




Plantas de tomates.



Tomates cherry o cereza.
ODA AL TOMATE

La calle
se llenó de tomates.
Mediodía,
verano,
la luz se parte en dos mitades de tomate,

corre por las calles el jugo.
En diciembre se desata el tomate.
Invade las cocinas,
entra por los almuerzos
se sienta reposado 

en los aparadores,
entre los vasos,
las mantequilleras,
los saleros azules.
Tiene luz propia,
majestad benigna.
Debemos, por desgracia,
asesinarlo:
se hunde el cuchillo en su pulpa viviente,
es una roja víscera,
un sol fresco,
profundo,
inagotable,
llena las ensaladas de Chile.

Se casa alegremente
con la clara cebolla,
y para celebrarlo
se deja caer aceite,
hijo esencial del olivo,
sobre sus hemisferios entreabiertos,
agrega la pimienta su fragancia,
la sal su magnetismo:
son las bodas del día,
el perejil levanta banderines,
las papas hierven vigorosamente,
el asado golpea con su aroma en la puerta,
¡Es hora!
¡Vamos!
Y sobre la mesa, en la cintura del verano,
el tomate,
astro de tierra,
estrella repetida y fecunda,
nos muestra sus circunvalaciones,
sus canales,
la insigne plenitud y la abundancia
sin hueso,
sin coraza,
sin escamas, ni espinas,
nos entrega el regalo
de su color fogoso
y la totalidad de su frescura.

Pablo Neruda.


Fueron un regalo del huerto de unos amigos



Con un aroma y sabor espectaculares...



Y... para hacer honor a este deliciosa "Oda al Tomate", os presente ésta riquísima receta, de esas que denomino... trucos en la cocina o comodín... ¿Por qué? Porque la podéis usar como acompañamiento, como aperitivo o como base para otras muchas recetas. 

Estos tomates asados están ricos con unas tostaditas integrales para el aperitivo, o acompañando una pasta o arroz, con otras verduras en ensaladas... o de guarnición con unos filetes de seitán, etc. Tendremos mil y una posibilidades...

Os recomiendo que hagáis en cantidad, pues aguantan muy bien en el frigorífico, en un recipiente hermético (donde no les entre el aire), hasta una semana. Así, los usaréis con cualquier plato y os aseguro que son una auténtica delicia... por lo que queréis tenerlos siempre a mano.



Tomates asados, antes de ir al horno.
Tomates asados
Ingredientes:

- 1 kg de tomates de pera.

- Unos ajos machacados.
- 1 cucharada de azúcar integral de caña.
- Sal, aceite de oliva (rociar un poco por encima), vinagre balsámico de Módena (rociar un poco por encima) y tomillo fresco a ser posible (yo usé seco).


Listos para ir al horno.


Preparación:


  • Lavamos muy bien los tomates y los cortamos en cuartos, sin pelar.
  • Machacamos los ajos con el dorso del cuchillo.
  • Pincelamos una bandeja de horno con aceite de oliva y colocamos los cuartos de tomate sobre ella con la piel del lado de la bandeja. 
  • Rociamos con un poco de azúcar moreno, sal, tomillo fresco o seco, aceite de oliva y vinagre balsámico de Módena.
  • Llevamos al horno a 200º C durante unos 20 o 25 minutos hasta que se doren los tomates.
Buenísimos... y muy versátiles.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...