Tarta mediterránea.-

jueves, 8 de enero de 2015





¡Hola amigos!

Este año me he propuesto preparar platos fáciles y económicos... pero sobretodo sin complicarnos la vida, con aquello que tenemos en casa, productos de temporada y de proximidad...  y que podremos combinar para realizar prodigiosos menús. 

Comencemos entonces con esta espectacular combinación cuya idea saqué de este blog que descubrí hace poco. Qué verdad es, que con pocos ingredientes se puede hacer un plato sencillo, gustoso y muy nutritivo... 

Ummm...!! Os animo a probrar esta delicia vegana pues os aseguro que no os defraudará. 




Ingredientes:




- 1/2 calabaza.
- 300 gr de espinacas congeladas.
- 1 diente de ajo y 1 cebolla fresca.
- Un puñadito de pasas sin pepitas y de piñones.
- Sal y aceite de oliva.
- Para la masa: 1/2 vaso pequeño de aceite de oliva, 1 vaso pequeño de agua hirviendo, pizca de sal y la harina integral que admita.
- Semillas de pipas de calabaza para decorar.

Preparación:
  • En primer lugar hacemos la masa, igual que os he explicado otras veces: en un bol introducimos 1 taza de agua hirviendo, 1/2 taza de aceite de oliva y una pizca de sal y removemos bien. Después con la ayuda de un tenedor, para remover, vamos agregando harina integral poco a poco hasta obtener una masa suave, blanda y lisa. Dejamos reposar tapada con un paño mientras continuamos con la receta.
  • Saltemos las espinacas con el ajo y la cebolla y, una vez listas, les añadimos las pasas y los piñones, después las escurrimos bien, en un colador, para que suelten todo el líquido.

Saltear


Vapor

  • Por otra parte pelamos la calabaza y la ponemos en una olla a cocinar al vapor. Cuando esté tierna la pasamos por el pasapurés y ya tendremos nuestro puré de calabaza. No olvidéis agregar vuestro toque personal, yo puse un poquito de sal.
  • Ahora es es el momento de engrasar un molde para tarta, de esos bajitos, tipo tarta de manzana, por ejemplo, y estiramos la masa.

Todo listo...


Antes de ir al horno

  • La extendemos en el molde y lo forramos bien. La rellenamos primero con las espinacas y después, por encima el puré de calabaza. Ponemos unas semillitas por encima, al gusto (usé semillas de pipas de calabaza) y llevamos al horno 180º, durante unos 40 o 50 minutos hasta que la masa esté hecha y dorada.
  • Recomiendo usar harina integral pues la masa sale más sabrosa y  con más fibra que con masa de harina blanca, pero se puede hacer igual con esta harina.





8 comentarios:

  1. Me encanta esta receta!!!!!!
    Rica, ricaaa y con muchísimas propiedades!!!
    Besoss
    Las cosas de Nines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nines, te animo a prepararla... es muy fácil.

      Eliminar
  2. Se ve estupenda y los ingredientes todos me gustan. Tengo que probarla. Gracias guapa por todo. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  3. Que tartas saladas más ricas preparas, y esta no la probé aún, pero espero hacerlo la próxima vez que estemos juntas, besos cariñosos!!!

    ResponderEliminar
  4. Qué espectacular combinación de ingredientes para la tarta!! Me encanta. me alegro de verte de nuevo después de estos días. espero que lo hayas pasado muy bien y como no sé si te felicité el año pues lo hago por si acaso, ¡Feliz 2015!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me parece una tarta deliciosa y super original, ademas de que te ha quedado muy bonita;) me he dado una vueltecita por tu blog y me encantan tus recetas, así que me quedo por aquí, besos!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...