Ensalada mimosa

jueves, 12 de julio de 2018




¿No os pasa, también a vosotros, que parece que el calor no os deja pensar...? Pues eso es lo que me está pasando a mí últimamente... Ya he sentido la tentación de cerrar el blog hasta septiembre en algún momento, pero al final he decido que tengo varias recetas veraniegas que mostraros, que si no hago ahora, después ya no habrá ocasión, hasta el año que viene. Por eso, he decido quedarme un poco más hasta agosto, quizás. Ya iré viendo... según estén mis fuerzas físicas y mentales, porque de ambas siento que me escasean en estos días. 

Esta ensalada/ ensaladilla rusa mimosa me ha fascinado desde que la vi por primera vez. Aunque he preparado mi versión ovo-vegetariana. Pues entre sus ingredientes, originales, lleva atún o sardinas enlatadas, además de queso rallado, y yo los he obviado a ambos. En mi casa la ensaladilla siempre la comíamos, daba igual que fuera invierno o verano, pero creo que su época idónea es ahora, cuando la puedes dejar lista, incluso de un día para otro, y la puedes disfrutar en tu jardín, en tu balcón o en tu azotea... a la luz de las velas. Aunque parezca un plato sencillo, y de hecho en sus orígenes lo es, puedes convertirlo en un plato festivo, si le pones una decoración atractiva.

La ensalada mimosa, que debe su nombre a la preciosa flor amarilla que crece por doquier en nuestros montes y en los arcenes de las carreteras en primavera, era un plato festivo en la antigua Unión Soviética para cualquier época del año. La escasez de alimentos en aquellos momentos obligó a los cocineros a aprovechar bien sus recursos para impresionar a los comensales. Convirtiendo a este plato en casi un símbolo nacional que, actualmente, se sirve en cualquier restaurante de Rusia.

Está muy rica, te la recomiendo. A mi, cuando la preparaba me recordaba a la típica ensaladilla rusa, de toda la vida, pero al comerla su textura y sabor son tan diferentes que me atraparon desde el primer bocado, pues está sinceramente buena, fresca, suave y yo diría que casi esponjosa... es que se deshace en la boca, como si estuvieras comiendo una nube de algodón.

La preparas en la mañana y la disfrutas en la noche con un buen pan o unos picos y unos trocitos de queso y la fiesta gastronómica está servida. Y tú, ¿te animas a probarla?



Ingredientes:
- 1 patata grande cocida.
- 2 zanahorias cocidas.
- 1 bloque de tofu ahumado (en sustitución del atún enlatado).
- 1/2 cebollita bien picadita.
- 4 huevos cocidos.
- Sal y eneldo fresco.
- Veganesa casera hecha con leche de soja.

Preparación:
  • En una olla ponemos a hervir la patata, o las patatas si usas más de una, y las zanahorias.  Sin pelar. Hasta que estén tiernas. Más o menos tardarán unos 25 o 30 minutos. Después las sacamos y las dejamos enfriar.
  • También pondremos a hervir, en una ollita pequeña, los huevos durante unos 10 minutos hasta que estén cocidos. Los dejamos enfriar. 
  • Mientras tanto, picamos la cebolla lo más pequeñita que nos sea posible y la ponemos en un recipiente cubierta con agua caliente. La dejamos ahí durante al menos media hora para que pierda un poco el picor, y quede con un sabor más suave.
  • Una vez cocidos y fríos los huevos, las patatas y las zanahorias. Debemos separar las claras de las yemas de los huevos e ir rallando todos los ingredientes, disponiéndolos en un plato dentro de un aro de emplatar, para darle la forma redonda. Yo usé el aro de un molde para bizcochos de 20 cm.
  • Ponemos una primera capa de patata rallada. Un poco de sal y pintamos con veganesa. Encima, echamos una capa de la cebolla picadita y escurrida que teníamos en el agua caliente; encima rallamos el tofu ahumado. Salamos ligeramente y pintamos con otra capa de veganesa.
  • Ahora ponemos una capa de zanahoria rallada con sal y pintada con veganesa. Y por último, rallamos las claras de los huevos y para coronar la mimosa, rallamos las yemas de los huevos duros. Adornamos como más nos guste. Yo usé eneldo fresco e hice una flor con la piel de un tomate.
Nota: para hacer la veganesa puedes mirar mi receta aquí. 


No digas que no es un plato bonito, te aseguro que no quedará indiferente entre tus invitados de verano... a todos les gustará mucho y querrán repetir. Te lo aseguro. Espero que te animes a prepararla y nos vemos la semana que viene con otra receta bien fresquita y veraniega.


photo firma_zps424f3bc9.png


 photo firma_zps424f3bc9.png







8 comentarios:

  1. Es un plato asociado al verano aunque en casa nos pasa como con el salmorejo, que la preparamos todo el año.
    Tiene una pinta deliciosa, Pilar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Por ingredientes, exceptuando el tofu, es más o menos como también yo la preparo, no falta en mi mesa en verano, pero sí te voy a copiar la forma de colocar los componentes, quedan unas capas definidas y más bonitas. Todo cuenta a la hora de presentar una receta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa igual. Ha sido llegar el calor y no tengo ni siquiera ganas de hacer postres ¡con la de ideas que tengo en otras épocas del año! y ahora ni eso... Yo he decidido seguir con el blog hasta agosto y regresar en septiembre con fuerzas renovadas. Este verano estoy llevando muchas cosas y las fuerzas y el tiempo me faltan.

    Esta ensalada me ha enamorado. Además según leía tu descripción casi casi podía sentirla en la boca, así que tiene que caer sí o sí este verano por muy pocas ganas que tenga de meterme en la cocina que además es bien vistosa.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Pilar!! ¡¡Cualquiera se resiste a esa ensalada!! Pues mira que he visto muchas veces lo de la palabra mimosa en recetas de cocina, e imaginaba que iba relacionada a una flor amarilla, pues casi siempre, las fotos iban acompañadas esas flores a la receta, pero sinceramente, yo creo que esas flores no la hay por aquí, y mira que es zona mediterránea como por allí. Bueno, aquí si que hay unas florecillas amarillas, pero no son como las que he visto en las fotos, que más bien parecen florecillas de algodón. Pero bueno, ahora si que me has despejado la duda, de que lo de mimosa va en relación a unas flores amarillas.
    Me encanta la forma en que has montado esta ensalada, con las capas de patata y veganesa y las distintas capas de verduras y tofu. Me ha parecido muy sabrosa la mezcla y apetece muchísimo, pues ahora sólo queremos cosas fresquitas y que estén reposadas en la nevera. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita te ha quedado, me encanta decorar la ensaladilla, no hay una que haga que no termine con unacsbado perfecto y es que la comida por la vista entra, además mi “ojo de artista” me dice que tu ensaladilla no solo tiene una presentación impecable, sino que tiene que estar riquísima, me encanta la idea de prepararla en capas, el corte de presentación tiene que ser espectacular.
    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Hola Pilar, me encanta una rica ensaladilla, en casa no falta en verano y siempre es un acierto. La has presentado tan bonita que pena da meter el cucharón, pero no dudes que aún con pena de destrozarla, yo no podría resistirme a dar buena cuenta de ella. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pilar, qué pinta tan bonita. Así, ¡que resulta que al fin ¡era rusa! ... ja ja ja
    Te ha quedado preciosa con esa capa de zanahoria rallada, es que si las cosas no entran por los ojos no hay nada que hacer.
    Pues sí, me la tomaría con atún o sardinas en conserva sin problema alguno. Muy rica.
    Besos grandes

    ResponderEliminar
  8. Uummmmmmmmm que rica esa ensalada mimosa a mis chicos les encantaria seguro ,que pena no poder meter la mano y dar cuenta de un plato ,seguro estaba de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...