Papa a la huancaína.-

lunes, 24 de marzo de 2014


Papas a la huancaína.


¡Hola amigos!

La verdad, me estoy dando cuenta que esto de poner recetas en un blog... te hace sentir más el paso de una estación a otra, por lo menos en mi caso particular... 

Pues ahora, que ya algunos días comienza a hacer muy buen tiempo, me dan ganas de comer más ligero y fresco... así que me he propuesto hacer platos menos elaborados y más divertidos, con más color, apetecibles y, en definitiva más sanos si cabe... 

Esas son algunas de las características de esta receta... es fresca, sana y muy apetecible. La receta de salsa huancaína que os paso la saqué de unos libritos de cocina preciosos, que me regaló mi amiga Mónica, me los trajo este invierno directos desde Perú y le estoy muy agradecida. 

Es mi propia versión de salsa huancaína, adaptada del chef Gastón Acurio... pues, como siempre, le he puesto mi toque personal... no lleva aceitunas, complemento "infaltable" que acompaña a la huancaína, así que como no me gustan, las omití directamente. 

Además, me tomé otra licencia y usé huevos duros de codorniz, en vez de huevos de  gallina. En fin, por eso es mi versión o, mejor dicho, la visión de la receta que me ha parecido más bonita y rica.

Ingredientes:

Ingredientes.


- 2 patatas grandes hervidas.
- 2 ajís amarillos sin pepitas ni venas.
- 1/2 cebolla
- 1 queso fresco de burgos
- 1 vaso de leche de soja
- 7 galletas tipo crakers
- 6 huevos de codorniz hervidos.
- Sal, 1 cucharadita de aceite de girasol y 1 cucharadita de cúrcuma en polvo.
- Lechuga para acompañar, usé escarola.

Preparación:

Limpiar el ají


Sofreír con la cebolla.


Mezclar todos los ingredientes para hacer la salsa.

  • Hervimos las patatas, con la piel, hasta que estén blandas pero que no se deshagan.
  • Lavé los ajís, les quité las pepitas y las venas interiores. Después los sofreí con 1/2 cebollita de Figueras en un poco de aceite de girasol.
  • Una vez dorados, los escurrí muy bien y los mezclé con el resto de los ingredientes, excepto los huevos y la lechuga.
  • Debe quedar una salsa amarillita (por eso le puse cúrcuma, como me enseño mi amiga, también peruana Graciela) y espesa.

Montar el plato poniendo la lechuga fresca, las rodajas de patata y los huevos y la salsa por encima... si os gusta, adornar con una oliva negra sin hueso. Mi toque especial fue un poco de perejil picadito... ¡Qué ricas!








2 comentarios:

  1. Hola,
    Quería hacerte una consulta, ¿donde compras el ají?

    muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, si estás en España lo venden congelado o en pasta en todos los supermercados latinos... espero que lo encuentres. Gracias por venir.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...