Albóndigas raw.-

lunes, 11 de mayo de 2015






¡Buenas y crudas delicias... para comenzar la semana!

Estoy absolutamente enamorada de esta receta... me fascinó desde la primera que la vi en este blog tan creativo: Raw Delicious. Es un sitio que te enseña a preparar comida sencilla, sana y deliciosa... además de cruda. Desde que lo descubrí se ha convertido en mi sitio de referencia para preparar platos crudiveganos. Aunque al final le di mi toque personal, como casi siempre hago en mis recetas.

Este plato es sencillo de preparar, con ingredientes del día a día y queda espectacular... quizás el "único inconveniente"..., si lo podemos llamar así, sea el tiempo que debe estar en el horno, pero no es un gran problema, al fin y al cabo... a veces, nos llevamos más tiempo para preparar otro tipo de platos. Perfectamente, podemos preparar estas albóndias hoy para comerlas mañana, y si no las mezclamos con la salsa hasta el momento de consumirlas estarán como recién hechas.

Cada día me gusta más este tipo de comida raw y si es tan fácil y deliciosa como estas albóndigas, mucho más. Es una opción sana, apetecible y divertida para estos calores que ya va haciendo...

Ingredientes:

Para las albóndigas

- 100 gr de nueces crudas.
- 1 cucharadita de ajo en polvo, 1 cucharadita de cebolla en polvo, 1 cucharadita de cúrcuma.
- 2 zanahorias ralladas finas.
- 2 o 3 ramas de perejil fresco picado.
- 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y sal.

Para la salsa de tomate cruda

-  2 o 3 tomates de rama sin piel.
- 1 diente de ajo pequeño.
- 1 pimienta de Cayena.
- 4 o 6 tomates secos rehidratados.
- Para decorar: 1 pizca de albahaca seca, 1 pizca de orégano seco y sal rosa del Himalaya.
-  Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.




Preparación:


  • La noche anterior dejamos remojando las nueces en agua fría. Por la mañana las lavamos bien y las dejamos secar sobre un paño limpio.
  • Rallamos la zanahoria finita y mezclamos con el resto de los ingredientes hasta formar una masa homogénea. Dejamos reposar esta masa en la nevera durante al menos 1 hora.
  • Después, vamos dando forma redondeada y colocamos nuestras albóndigas en la bandeja del horno (con papel vegetal). Las introducimos en el horno a 47 o 50º C. La temperatura más baja que podemos y nuestro horno nos permita. Con una cuchara en la puerta que permita que ésta quede un poco abierta, así circulará el aire. Deben estar unas 2 y 1/2 horas. Observaremos que poco a poco van cambiando de color y el efecto final será un color más dorado. Si tenéis deshidratador será mucho mejor, yo aún no tengo por eso lo hago en el horno a menos de 50ºC. 
  • Las albóndigas no se cocinarán... solo se deshidratarán por fuera. Esto es, perderán la humedad.
  • Mientras las albóndigas se deshidratan hacemos la salsa cruda de tomate batiendo bien todos los ingredientes con la batidora de mano.
  • Finalmente emplatamos y decoramos con unas hojas de lechuga. 
Como son unas albóndigas muy blanditas, es mejor no mezclarlas con la salsa, sino poner la salsa en el plato y las albóndiguillas encima. Se pueden decorar con orégano seco que les dará un toque  muy aromático y rico.



11 comentarios:

  1. Hola Pilar,que receta tan rica y sana,menuda pinta tienen esas albóndigas,en ese tomate tan bueno!!!Tengo que hacerla
    Feliz semana
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo estas me las como sin hacer al horno.
    ya sabes lo que mal que llevo ese gasto de recursos naturales.
    Un saludito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también se pueden comer directamente sin pasar por el horno, pero personalmente me gustan más así... siento lo del gasto energético, pero ¿qué haría yo sin horno?... uff, creo que no sabría por donde empezar... jajaja!

      Eliminar
  3. ¡Qué albondiguillas más ricas! sabrán de maravilla, es una buenísima combinación. Besos Pilar.

    ResponderEliminar
  4. Qué forma más sana de tomar unas albóndigas distintas y originales!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola Pilar, que ricas por favor y más sanas imposibles, si que la única pega es el tiempo de horno , pero la espera merece la pena porque vaya pinta que tienen, muchas gracias por seguirme en el otro blog eres un encanto, espero que te gusten mis recetas dulces tanto como a mi me gustan las tuyas vegetarianas, ja ja, ja.
    Un besito enorme y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manoli, son muy ligeras y saludables, te gustarían mucho, un beso, guapa!

      Eliminar
  6. Vamos porque se que las has cocinado tu, porque si no diría que son albondigas de las de toda la vida, seguro que están buenísimas.
    Un besazo y buenas noches guapa!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...