Potaje de habas tiernas, guisantes y... lechuga.-

miércoles, 13 de mayo de 2015






¡Hola amigos!

Para el puente del 1 de mayo viajé a casa de mis padres y pasamos unos días maravillosos. El huerto de mi padre está divino y tenía unas matitas de habas dignas de admiración... lástima que no les saqué fotos. Pero tuve la oportunidad de preparar este exquisito guiso que me dictó mi madre al pie de la letra y que disfrutamos de un día para otro, pues es así como está más rico. 

Lo que más me sorprendió fue el usar lechuga en un potaje... jajaja, pues siempre la he usado en ensaladas, la verdad..., pero cual no fue mi sorpresa cuando mi madre me contó que "en el año de la hambre" (como ella dice... por la época de la post-guerra) se usaba cualquier verdura que estuviera a mano y fuera rica para acompañar a los garbanzos y chícharos (alubias blancas); usar esta verdura (la lechuga) aporta una suavidad inusual e inesperada al potaje, así que os recomiendo que lo pongáis en práctica. 

Como ya he hecho otras veces, dedico este potaje sin carne y tan primaveral (por llevar habas y guisantes frescos) a todas las bisabuelas (mi madre ya va por tres biznietos), a las abuelas y a las madres de aquella época que con unos garbanzos y unas "verduras" del campo hacían un plato... qué quita el sentío!






Para mi, como ya os he contado en más de una ocasión, es todo un honor mostraros un plato típico de mi casa, de toda la vida, y que mi madre preparaba con tanto amor y esmero para todos sus hijos. Ahora, ella ya no puede cocinar a causa de sus constantes dolores de artrosis  y demás dolencias, pero no le faltan ganas para transmitirnos sus recetas y consejos de cocina. 


¡Gracias mamá, te quiero mucho!








Ingredientes:
- 500 gr de garbanzos blancos lechosos.
- 200 gr de alubias blancas.
- 500 gr de habas frescas tiernas, éstas eran recién cosechadas de la huerta de mi padre.
- 500 gr de guisantes frescos con vaina (en su defecto, 1 taza de guisantes congelados).
- 6 hojas de lechuga romana tierna.
- 1 cebolla, 1 pimiento morrón, 1 cabeza de ajos.
- 1 cucharada sopera de pimentón dulce de la Vera y una hoja de laurel.
- Agua, sal, aceite de oliva virgen extra y hierbabuena para decorar.




Preparación:
  • Ponemos los garbanzos en un bol, cubiertos con agua fría y un puñado de sal, a remojo durante al menos 12 horas.
  • Ponemos, también, las alubias blancas, en otro bol en agua fría sin sal a remojar durante unas 8 horas.
  • Unas vez bien remojadas nuestras legumbres las escurrimos y las lavamos bine bajo el grifo de agua, para limpiarlas. Retirando aquellas que estén feas o rotas.
  • En la olla exprés colocamos los garbanzos y las alubias blancas y las cubrimos de agua fría con dos dedos más sobre su volumen.
  • Mientras va calentándose el agua a fuego medio-bajo, lavamos bien las habas frescas (deben ser de tamaño pequeño para que sean más tiernas) y las cortamos a trocitos de 1 centímetro con su propia piel.
  • Además, pelamos la cebolla entera, lavamos el pimiento morrón, le sacamos el pedúnculo y las pepitas del centro y lavamos bien la cabeza de ajo sin pelar. Solo la capa externa.
  • Una vez limpias y preparadas todas las verduras las colocamos dentro de la olla en este orden, sobre las legumbres: habas, guisantes, cebolla entera, pimiento entero, cabeza de ajos, laurel, pimentón de la Vera, un puñado de sal y buen chorreón de aceite de oliva.
  • Por último colocamos las hojas de lechuga limpias y picadas groseramente. No añadir más agua de la necesaria, pues las verduras también soltarán su agua, así el guiso no nos quedará aguachento.
  • Subimos el fuego y dejamos que llegue a ebullición y entonces, cerramos la olla a presión y dejamos nuestro potaje cocer a fuego medio-bajo durante 25 o 30 minutos.
  • Transcurrido este tiempo, apartamos la olla, sacamos con seguridad y cuidado el vapor de la olla y la abrimos.
  • Una vez abierta, la volvemos a poner al fuego, destapada, durante unos 10 minutos más para que el potaje coja consistencia y textura, además rectificamos el punto de sal.
  • Ya tenemos listo nuestro rico potaje de habas tiernas y garbanzos. Os aconsejo que lo hagáis de un día para otro pues así tendrá un sabor magnífico y más cuerpo.

¿Quién puede resistirse a mojar un cachito de pan en este guiso tan exquisito?




18 comentarios:

  1. se ve muy rico ese potaje :) yo nunca le puse lechuga pero tomo buena nota que me ha gustado!
    Un beso

    Recetas de una gatita enamorada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nikichan, seguro que te gusta... pero cuando llegue un poco el frío, eh? jajaja! Un beso guapa, gracias por pasar...

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Pilar!! Mi padre se pondría las botas si viera este potaje. Él tiene en el huerto y en esta época come habas con todo, también con garbanzos aunque no con guisantes, así que se lo diré para la próxima. Yo sí que he visto hacer algunos potajes con lechuga, aunque yo sigo prefiriendo esta verdura en ensalada, me gusta mucho más. Nosotros le solemos poner acelgas que a mi personalmente me gustan bastante. ¡¡El guiso, riquísimo!! Y me sumo al homenaje a nuestras madres y abuelas que han hecho auténticos malabares con la comida. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... con acelgas también está de rechupete, mi madre también lo hace, lo tengo pendiente para cuando haga más frío... porque ahora ya va apretando el calor. Saludos a tu padre. Un beso!!

      Eliminar
  3. Pilar lo de la lechuga me ha dejado muy intrigada, pero si esta receta la preparaba tu madre no tienes más que decir ¡es garantía de éxito!

    Además la foto del potaje habla por sí sola ¡ha quedado espectacular!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cuca, espero que lo hagas en alguna ocasión... pero cuando llegue un poco el frío... pues ahora ya va apretando el calor... jajaja!

      Eliminar
  4. menuda pintaza que tiene tu potaje Pilar, y lo de la lechuga no lo había visto antes pero me parece buena idea, además si dices que está rico habrá que probarlo, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elena, a ver si te animas para el otoño... aunque ya no habrá habas frescas... Un saludo!

      Eliminar
  5. Que plato más rico Pilar, ya había oído lo de la lechuga pero en sopa no con legumbres y se ve delicioso además de ser un plato tradicional y la herencia de nuestras abuelas que supieron sacar adelante a sus hijos con muy pocos productos y muchísima imaginación.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dí que sí, Manoli. Tienen mucho mérito. Un besito.

      Eliminar
  6. Hoila pilar, es un potaje muy frecuente en casa pero me ha llan¡mado la atención la lechuga que así no la he comido nunca!! la probaré en cuanto tenga ocasión , a ver si el calor se va un poco que para estos potajes en el sur nos han subido demasiado las temperaturas. jejej!!! Nunca habrá mejores platos que los heredados de nuestras madres!! Un beso cariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Elisa... es verdad, aquí también va apretando el calorcito cada día más... Mil besos y gracias por pasar, siempre eres bienvenida.

      Eliminar
  7. Redios, recristo y la revirgen...qué delicia!!! mira tu que yo soy como tu madre en lo de usar las hojas de la lechuga en potajes y cocidos, eso sí, utilizo las que son más verdes, las de "afuera". Si es que los años nos hacen parecermos cada vez más, aunque no tengamos nexo familiar alguno. Felicita a tu padre por tener el huerto tan hermoso, que ya vemos los demás cómo das cumplida cuenta de ello y cómo nos pones los dientes largos hasta rayar el parqué...qué lujo un padre con huerto!!! eso si que es un tesoro y no el de la casa real. Un abrazo, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sonsoles... me ha encantado tu comentario y tus halagos... Un saludos y gracias por venir!!

      Eliminar
  8. Probad a añadir bien troceada a mano y masajeada trovitos de col Kale, tiene muchas beneficiosas propiedades. Es una manera de introducir hojas verdes en nuestra alimentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nayade por tu sugerencia, lo probaré pronto y te cuento. Un saludo.

      Eliminar
  9. Hola Pilar! Acabo de terminar tu plato... aunque sin grabanzos ;). Esta riquísimo, en casa no gustan mucho los trozos y he triturado la cebolla, el pimiento y la lechuga, ha quedado perfecto. Ahora todo la noche de reposo y mañana a hincarle el diente!

    Soy de Cádiz y por aquí también se hechan hojas de lechuga en algunos potajes para darles más sustancia.

    Muchas gracias por la receta.

    PS: Menos las alubias todos los productos son de mi huerto jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guauuu... qué alegría Diego. Si puedes envíame una foto a mi dirección de correo electrónico. laollavegetariana@gmail.com, me haría mucha ilusión ver el resultado. Seguro que mañana lo vais a disfrutar mucho. Que aproveche y gracias por venir a mi blog. Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...