Chili con "carne" vegano.-

martes, 17 de febrero de 2015





¡Hola a tod@s!

Antes de preparar nuestro plato, quiero explicar un poco qué es el chili y la historia de esta popular preparación, pues a todos nos suena, de alguna manera, lo de chili... ya sea por lo de "chili picante" o "chili con carne" que venden enlatado ya, en casi cualquier supermercado.

Obviamente, el chili que hoy os muestro es mi propia versión vegetariana y por lo que he investigado, un chili... lleva lo que tu quieras ponerle... lo único que no puede faltar son los frijoles (en España alubias rojas, blancas, canela, negras...), la cebolla y el tomate, y cómo no... 1 o 2 pimientas de Cayena, para darle su toque inconfundible.

La información que os anoto a continuación, la tomé en parte de esta página.

La palabra chili proviene de la lengua prehispánica náhuatl y es una receta tradicionalmente estadounidense, de Texas para ser más exactos, que por equivocación se le incluye en la gastronomía mexicana.

Se cree que el chili es una comida originada por la influencia gastronómica mexicana en los Estados Unidos. Pero ciertamente, el chili de la forma en que se le conoce en los Estados Unidos, no se encuentra en México, y si así sucede en algunas partes es por el tránsito de turistas.

Este plato, tradicionalmente hecho con carne, se trata de una sopa espesa a base de tomates y puede llegar a ser bastante picante. El único apaciguador del paladar en este caso, es el infaltable y con notas dulces pan de maíz, tradicional también de las mesas americanas. Además, si nos apetece también pondremos  guacamole que al llevar aguacate, por su frescura y cremosidad, "calma" el picante de la pimienta de cayena.

En esta ocasión como no tenía tiempo de hacer el pan de maíz... hice una especie de sucedáneo... con polenta.


Ingredientes:

- 2 tazas de frijoles rojos (alubias rojas) cocidas.
- 1/2 taza de filetes de soja hidratados y cortados a trocitos pequeños.
- 1 taza de caldo de haber hervido los frijoles rojos.
- 1 cebolla blanca y 1 cebolla morada finamente picadas. Usé la picadora.
- 2 o 3 tomates pelados y cortados en trozos.
- 1 zanahoria a redondelas.
- 1/2 pimiento rojo picado.
- 2 o 3 dientes de ajo picados o prensados.
- Condimentos: 1 o 2 pimientas de Cayena, 2 cucharadas de condimento vegetariano con sabor a "pollo" o 1 pastilla de caldo vegetal, 1 cucharada de sal, 1 cucharada de orégano seco, 1 cucharadita de comino molido. Aceite de oliva virgen extra.
- Opcional: queso rallado para espolvorear al servir o crema de soja (1 cucharada). También unas hojas de cilantro. Yo lo quise hacer totalmente vegano, por lo tanto no le puse queso.




Preparación:
  • La noche antes echamos a remojo las alubias rojas. Al día siguiente las escurrimos, las enjuagamos y las ponemos a cocer en la olla exprés con agua fría, 1 cucharada de sal y 1 hoja de laurel. 
  • Mientras se ablandan los frijoles hacemos un refrito con la cebolla, las zanahorias, las especias y la carne vegetal. Una vez blandas las cebollas agregamos los tomates pelados, sin pepitas y a trozos.
  • Cuando estén blandos los frijoles, tardarán unos 20 o 25 minutos en la olla rápida y 1 y 1/2 h. en la olla normal. Los escurrimos del exceso de líquido (reservamos una taza) y los agregamos a la olla junto a 1 taza del agua de cocción, con el refrito de verduras, condimentos y carne de soja. Dejamos hervir todo junto al menos 20 minutos más.
  • Ahora ya tenemos listo nuestro chili... os aconsejo prepararlo de un día para otro, pues los sabores se afianzan más y el guiso se espesa. Vigilad que no quede muy líquido.

Para el "pan de polenta":
  • Ingredientes: 300 gr. de polenta instantánea biológica, 1.200 ml. de agua (4 veces el volumen de la polenta), 1 cucharadita de sal y 1 cubo de caldo vegetal. 
  • Preparación: Calentar el agua con el caldo y la sal. Cuando esté a punto de hervir ir agregando en forma de lluvia y poco a poco la polenta sin dejar de remover con unas varillas. Seguir removiendo a fuego lento, hasta que se espese y comience a hervir. Cuidado que no os salpique la polenta al hervir, pues quema muchísimo. Una vez veamos que la polenta se empieza a despegar de las paredes de la olla, ya está lista. 
  • Entonces, la vertemos en un molde previamente mojado con agua fría, este paso es muy importante para después poder desmoldarlo. Dejar enfriar muy bien y desmoldar... cortar rebanadas de polenta para acompañar nuestro chili.
  • Se pueden pasar por una planta o sartén para dorarlas un poco antes de comer.

Os muestro mi nueva olla vegetariana... que me regaló mi "bebé" por los enamorados... es preciosa!


Para servir... os sugiero unos nachos de maíz naturales, un buen guacamole (pues el aguacate suaviza mucho el picor del chili) y, si tenéis tiempo, ganas y queréis completar este delicioso menú sureño... animaos con el pan de maíz, toda una delicia. 

Lo que queda muy bien también es espolvorar nuestro tazón de chili con un poco de queso rallado o una cucharada sopera de nata de soja vegetal. Yo le puse simplemente un poco de cilantro picadito... No os imagináis el olor y el sabor que tiene este plato, os lo recomiendo pues es una auténtica pasada... 


10 comentarios:

  1. Nunca he comido chili, pero esta receta tiene un aspecto rico,me la anoto, pues aunque lo suavice un poquito el picante, seguro que me gustará.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Se ve tremendo tu chili.
    Me encantan los chili ;-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Ufff que cosa tan buena!!! Tengo que empezar a hacer comida vegetariana jajja. Un beso nena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elia, es muy sana y prácticamente no lleva grasa... Un saludo!

      Eliminar
  4. Es una excelente receta para tener en cuenta, tiene una presencia muy apetecible. Nada, que tengo que probarla ¿te quedó un poco para mí?Besos y gracias por todo, no me molesta que cojas prestadas mis recetas, todo lo contrario, es un placer. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena receta y sobre todo explicación, porque mira que he oído veces el Chili pero ni idea de en que consistía, me parece sabrosisima aunque yo lo haré con menos picante, porque mi estómago ya no aguanta tanto pique, ja, ja, ja.
    Un besito y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inténtalo, también lo puedes hacer sin nada de picante, igualmente esta delicioso y es muy reconfortante! Un saludo,

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...